lunes, 28 de junio de 2010

¿Viva el mundial?

Lo único positivo de estos eventos masivos o populares como el mundial es que animan a las personas y las sacan un poco de su estrés rutinario, claro, proporcionándoles otro tipo de tensión.

El pueblo se pone eufórico y la masa “se vuelve un sólo corazón” como dicen los más poéticos, pero como es de esperar los bajos instintos salen a flote y causan destrozos y escenas patéticas de violencia. Muchos se embriagan y terminan siendo una molestia para el resto de ciudadanos que no se dejan envolver por esta “realidad paralela” y siguen adelante con sus vidas.

Unos dirán “Qué maravilla, resurge el patriotismo y el orgullo de ser (ponga aquí el gentilicio de su país)!”, y tal vez sea bueno hasta cierto punto, pero no sólo es una lástima presenciar la frustración tras una “derrota” la cual se toman tan personal y dejan afectar su vidas y las de terceros, o la soberbia tras un triunfo o las peleas por diferir en gustos; Lo peor es ver ese nacionalismo exacerbado y discriminador, en el que otros países son más que enemigos y estorbos, comienzan a ser unos malditos tal por cuales inferiores en todos sus aspectos, incluso en los más ridículos como el acento y el color de piel. Entonces, el futbol no sólo anima a que las familias y los amigos se junten, sino que promueve la discriminación nacionalista y racial, entre otras.

Es cómico ver cómo las vidas quedan en suspenso y nada más importa que un partido, como si fuese el fin del mundo, la entrada al cielo o al infierno.

6 comentarios:

Conciencia Personal dijo...

Amiga, también estoy sorprendida por todo lo que genera la fiebre futbolera. Las noticias van y vienen, ayer me enteraba en un reportaje el número de violaciones diarias en el país sede (3,500). Vendría bien realizar un mundial para combatir la pobreza, quizá no tendría el mismo impacto, no?


Besos aztecas. Monique.

Esther dijo...

No te negaré que me gusta ver el mundial, sobre todo seguir a mi país y que me pondría eufórica si ganaran y creo que eso es normal. Te alegras increíblemente por tu país, tan contento... ES una situación indescriptible... Pero, por otra parte, he estado mirando a veces, El marca... Me empecé a dar cuenta cuando los españoles perdieron contra suiza. Entonces, en la misma noticia empezaron a entrar un montón de comentarios de sudamericanos chinchando a los españoles, sobre todo eran argentinos, creo... Y los españoles tb contestándoles. No puedo decir nada de otras páginas de otras selecciones, ya que no me he pasado mucho por ahí pero, la verdad es que era increíble. Unos que no querían olvidar el pasado... en tono racista... Es verdad. Pero, creo que en el fondo les encanta pelearse ¡Je,je,je! Como dijo otro bloguero, es una forma de liberar tensiones. Si realmente no les gustara, no seguirían. Pero, bueno... Lo mejor es no hacerles caso: no vamos a dejar de disfrutar una cosa como ésta, por cuatro tontos.

Te doy la razón: a veces, olvidamos que es un simple juego.

Un saludito.

Esther dijo...

Me parece genial la idea de Conciencia personal. Sería excelente. Pero, claro, quizás a otros no les interese. En el mundo priman unos intereses... Quizás los "poderosos"...

Otro saludito.

[El Gran Circo de Las SombraS] dijo...

mmm
creoq ue entiendo el punto, peor no estoy de acuerdo en ocupar al mundial como chivo expiatorio. Ojalá fuera una actividad que reviviera las "pasiones" y no las "falsas pasiones", como ocurre. El futbol constantemente se vuelve una actividad represora y reprimida, basta ver como a los jugadores constantemente se les castiga por celebrar, por sacar sus camisetas o por reaccionar frente a alguien que te golpea (parece que es el deporte cristiano pro excelencia ja). No creo que la violencia y el nacionalismo sería propio del fútbol, me parece que si uno mira bien, cualquier actividad que se encubra con el rótulo de "catarsis social y colectiva" generará situaciones limites, sobre todo si consideramos que nos tienen atemorizados desde todas partes (medios de comunicación, policía, etc... rellene usted con el sustantivo que mejor le parezca ... como para robarte un poquito la idea). el fútbol es una excusa...una excusa para quienes lo toman como catarsis y para quienes lo consideran como una estupidez. Es también una empresa asquerosa manejada por algo más asqueroso aún como la FIFA, que afilia más países que la ONU, sin empbargo, me quedo con el mundial que juegan los niños en las calles, con arcos de piedras o ropa y pelotas de trapo ....cuando no existía el play station y cuando no nos decían que había que tener tanto miedo

WHO dijo...

NO siendo especialmente futbolero, me encantan las sensaciones de tensión-liberación que me generan los partidos de España al verlos en compañía de mis hijos y mi mujer, por lo demás no siento especial interés.
Un beso, Who.

Яakro dijo...

En lo personal, lo que más me llama la atención del futbol es que hace olvidar a las personas las cosas verdaderamente importantes... Aquí en México, por ejemplo, ya a nadie le importan las decenas de muertos diarios a causa de políticas de seguridad ineficientes, o el patetismo político de las elecciones del próximo finde...

Por otro lado, sabes qué más es curioso?... Que a veces coincidimos en temas... Justo me apetece escribir sobre el mundial je...