miércoles, 7 de julio de 2010

"El abuso verbal puede ser también terrorífoco"


Las palabras pueden tanto crear como destruir, he ahí el poder divino y terrible del Verbo. Guardar silencio a veces es la mejor opción para no herir a alguien, pero guardar silencio sobre causas injustas y abusos es un atentado contra uno mismo.


La libertad de expresión, el derecho a ser uno mismo, a vivir dignamente siempre en busca del crecimiento personal -como cadena para crecer socialmente también- terminarían enriqueciendo nuestro mundo si controlásemos algunas problemáticas como la discriminación de género y el abuso contra éste.



Anoche vi un programa en el que se trató el eterno debate entre hombres y mujeres, algo a lo que usualmente no me uno porque me causa indiferencia, puesto que nacen encuentros egocentristas con argumentos no necesariamente válidos, pero en esta ocasión el asunto me llegó personalmente; Me parecen injustas las acusaciones y señalizaciones que hace un género disminuyendo al otro, pero es el habitual error causado por las generalizaciones; Fue denigrante el modo de tratar las temáticas y plantear las preguntas por parte de los panelistas masculinos: “¿Por qué siempre lo arruinan todo?” dijo uno de ellos en tono sarcástico y ofensivo. Primeramente la pregunta parece ser hecha por alguien que no tiene control sobre sus propios actos, viendo la paja en el ojo ajeno. Culpabilizar a las mujeres (o a los hombres en el caso inverso) por todos los problemas de pareja es un absurdo, un tanto infantil; Las cuestiones de dos, siempre son de dos. Además mucho influirán los individuos.

El decir que todas las mujeres manejan mal (cuando estadísticamente la mayoría de los accidentes automovilísticos son protagonizados por varones) y que todos los hombres son infieles (cuando ambas especies pueden caer en tentación u optar por tener dominio sobre sí mismo porque poseen la capacidad) es tratar de tontas a las primeras y de animalezcos a los segundos.


Estamos de acuerdo en que hay de todo, en que algunos aspectos pueden ser enfatizados por un sexo más que por el otro; Estoy de acuerdo en que muchas mujeres son complicadas -a veces más de la cuenta- en algunos puntos, pero la clave está en tener disposición para comunicarse y darse la oportunidad de entenderse mutuamente. También uno debe lidiar con algunos puntos molestos de los varones y la clave está en la tolerancia y otra vez en la comunicación.


Muchos podrán disminuir el criterio femenino, muchos podrán denigrar a mi género, muchos podrán vernos como el sexo inferior, pero al fin de cuentas no podrían vivir sin nosotras.“Ser mujer es difícil, la sociedad nos exige mucho” he escuchado en varias oportunidades y estoy de acuerdo, pero en algunos aspectos también es difícil ser hombre, por algo tenemos diferencias, por algo tenemos similitudes, para ayudarnos a sobrevivir en conjunto; A veces la vida ya es dura por sí misma como para soportar discriminación ya sea por ser mujer, por ser hombre, por ser blanco o bajito. Si yo puedo ser comprensiva y partidaria de la igualdad como derecho propio de todos los seres, ambos géneros deberían también poder hacer el esfuerzo.


Las mujeres no somos menos que los hombres ni viceversa, lo esencial de una persona va más allá de la sexualidad, más allá del nivel social, la nacionalidad, la raza, etc. “Lo esencial es invisible a los ojos”. (Del "Principito")


Por último he de agregar que, aunque cliché, mujer y hombre son el complemento. Debemos ser un equipo; Uno no existiría sin el otro y menos sobreviviría la especie.

Ahora, cuando quieran ofender al sexo contrario recuerden que fueron engendrados por ambos y que tienen madre y padre, hermanos y hermanas, abuelos y abuelas.. Sean considerados, sean justos. Somos seres sociables que guste o no debemos convivir juntos; El respeto ante todo.



8 comentarios:

WHO dijo...

Mientras los mediocres se empeñan en perder el tiempo con argumentos falaces y tópicos, el resto no dedicaremos a hallar puntos de encuentro que nos enriquezcan desde la diversidad complementaria y relativizante.
Un beso, Who.

Esther dijo...

Bueno... no diré que no he caído en el error de generalizar más de una vez... y a veces he olvidado lo que ya sabiamente dicen: que no hay regla sin excepción. Pero, a veces se necesita generalizar en ciertas cosas para llegar a una conclusión, como en la ciencia y en lo que no es ciencia. A veces ocurre que pagan justos por pecadores... así es, por culpa de otros tantos y no es justo... aunque a veces viene bien generalizar en cosas, así no te llevas decepciones: las excepciones suelen ser excasas por desgracia, en ciertos sentidos, en comparación con un total de individuos o lo que sea. A veces, generalizar incluso para ti misma, aunque sea, puede venir bien para protegerse un@ misma, porque a veces, las excepciones son tan excasas que dan la impresión casi de no existir y este mundo, tal y como está no es para tirar cohetes. Es mejor no fiarse de nada.

Sobre las palabras es verdad que pueden tener un gran poder, hasta pueden atraer y todo a ciertas personas... Se necesita algo más pero, hasta cierto punto. Yo lo comprobé una vez que me ponía cosas bonitas en el MSN y uno empezó a comportarse de forma rara conmigo y un día me dijo que tb le gustaban mucho mis frases... Pero, eso ya pasó, por suerte. Fue extraño.

Un saludito.

Conciencia Personal dijo...

El respeto a la diversidad es la clave. Nunca entenderé las posturas unilaterales, de aniquilamiento, censura, entre nosotros mismos, parece una batalla campal entre quién vale más, cómo si fueramos objetos, no sujetos. Ambos, nos necesitamos, sea en lo más elemental...

Un abrazo desde mi admiración, Monique.

Яakro dijo...

La clave radica, como la planteas, en la complementariedad... No sólo entre géneros, si no entre individuos, la especie en su conjunto... Acusarnos entres nosotros no tiene punto...

Interesante reflexión mi estimada. Un gusto leerte. Saludos!

Angélica dijo...

Ya te extrañaba, ya me extrañaba... y aqui estoy nuevamente...

Abrazo desde siempre

Cristian Guerra dijo...

Mientras más somos, más rápido nos destruimos. Mientras menos sepamos, más felicidad podremos tener.

Saludos,

Cristian

Pd. ahora me acuerdo, me costó, pero me acordé.

Conciencia Personal dijo...

Un abrazo desde el verano mexicano...Monique.

Por favor, dame un correo tuyo, para enviarte algunas fotos de mi país....

Conciencia Personal dijo...

Gracias por tus letras, te enviaré lo dicho.

Un abrazo cercano al corazón, Monique.