jueves, 28 de octubre de 2010

Rostros que cruzamos sin ver

[Columna, fragmento]

“Supimos de su muerte tarde, un mes después. Ni nos percatamos de que no había vuelto, tan distraídos andamos por nuestras vidas satisfechas, ignorantes de las historias de tantos que cruzamos sin ver. ¿A cuántos no les haría falta una sonrisa así, a cuántos que, rodeados de rejas y alarmas y perros, no están protegidos del peligro peor de todos, el que hace más daño: el desamor y la falta de sentido? Don Benjamín regalaba su saludo y su sonrisa, sobre todo en las horas más difíciles, en mitad de la noche, que es cuando nos visitan nuestros peores monstruos y fantasmas.”

Autor: Cristián Warnken.
Para leer la columna cumpleta: Benjamín Menares.

4 comentarios:

Menta dijo...

Y tanto que sucede,lo vemos,lo palpamos y decimos "nunca mas"...luego estamos de nuevo con el corazon angustiado...y volvemos a olvidarlo.
Los apegos,el respeto y sentido por los otros parte por uno mismo ,luego hay que enseñarlo a los hijos,crear conciencia desde el amor.

Un abrazo
Pd:Me pase por otros coment tuyos... me gusta tu espacio.

Menta

Trini dijo...

Triste es volvernos hacia nosotros, hacia nuestro ego y olvidar a los que amamos o a los que merecen nuestro cariño.

Saludos

RECOMENZAR dijo...

me ha gustado intenso como creo que debés de ser vos

Concha dijo...

Andamos con el alma estrecha, asustados ante tanta deshumanización. Sin embargo algo se está moviendo en esta globalidad. Ahora ya no movilizan, ni las campañas electorales, ni las ideologías, ni siquiera el hambre. La movilización viene dada por el hombre individual, por su desasoiego, por su falta de paz.