lunes, 29 de noviembre de 2010

Divagaciones: "Lluvia y café"


-Busqué alguna manera especial para presentar lo que leerán a continuación, pero me percaté que el contenido o el trasfondo de esto hablará por sí solo.
Pero cabe destacar que si hay algo que me llena de fascinación son esos pequeños espacios que parecen escondidos, cuasi perdidos irónicamente pese a su valioso material, para ser encontrados, tal vez, como una suerte de tesoro misterioso sólo para ser apreciado por algunos, cuales elegidos.

"Divagaciones" es uno de los sitios que posee mi muy estimado Rakro, un hombre con inquietantes dudas que rayan en lo ácido y tajante que puede llegar a ser el existencialismo humano, bajo su crítica y sincera visión. En este lugar encontré ese toque caóticamente complejo y bello de la vida, con todo y su ironía y dulce sarcasmo; Esa filosofía básica, reflexiva y concientizante. Todo un mundo.
Como me gustan las cosas de calidad, le invito a leer uno de los textos que más me gustan, con ese delicado detalle poético, pero si gustan de mayores cuestionamientos hay un sin fin de temas que podrán ser de su agrado.




"Comienza a llover de nuevo, justo cuando la mesera deja mi café en la mesa, sin mucho ánimo y con una cara de tedio que me recuerda la era del desencanto en la que he nacido.

Me pierdo en el profundo aroma de mi bebida, mientras el sonido de las gotas estrellándose contra el suelo arrulla mi memoria. De repente, un rayo, el trueno, y la luz nos abandona. Nos quedamos a oscuras, pero no importa, las grandes ventanas dejan entrar la triste luz de este día gris.

Algunos comensales hacen un drama, y parten en busca de esa claridad que aquí ya no pueden encontrar. Otros, los solitarios, nos quedamos a disfrutar de las sombras a las que ya somos indiferentes.

La lluvia arrecia, y la noche lo cubre todo con su manto espectral. Una vela aparece en el centro de mi mesa, junto con una nueva mesera que pregunta si deseo algo más. Pido otro café, y mientras espero, el cielo se ilumina repetidamente. La tormenta se ha vuelto eléctrica, y la atención al cliente grosera.

¿Qué hago aquí? – me pregunto cuando noto que tengo frío y que el café caliente ya no es remedio. Espero – me respondo desganado. Espero que alguien pase por la acera enfrente de esta ventana, y vea a un hombre taciturno tomando café, que se compadezca de él y entre a compartir sus penas, y que lo ame entonces por descubrir un alma sincera.

Pero ni hombre, ni mujer, ni bestia cruzan ahora por la acera. La lluvia ha lavado las calles de gente. Y los truenos limpian mi alma de esta enfermiza autocompasión. Me levanto, pago y no dejo propina, sólo una servilleta que reza: “pésimo servicio”.

Salgo a la calle, y veo a las personas refugiadas en parabuses y techitos. A mí, hoy no me importa mojarme, porque confío en que el agua me limpie la enfermiza tristeza con la que he despertado hoy."
------

Fuente: Divagaciones
También sugiero: La otra voz En donde hallará pensamientos de los cuales no podrá pasar inadvertida su capacidad reflexiva e igualmente digna de debate como el primer sitio.

10 comentarios:

Elena Lechuga dijo...

Gracias por compartirlo. Voy pallá

Mar dijo...

Un cafetería, un café, una ciudad, una tarde de lluvia y un alma llena de soledad. Cualquier persona en cualquier lugar del mundo. Esta sociedad es así y así la vivimos.

Saludos.

Poetiza dijo...

Hola, pasare a dejar saludos y leer. Gracias por compartirlo. Te dejo un beso, cuidate.

Trini dijo...

Las tardes de lluvia, el café, la soledad...todo ello se confabula para dejarnos sumidos en la tristeza.

Saludos

Patricia dijo...

Tienes razon es un texto poetico y reflexivo, me gusto, pasare a visitarle,
besos, feliz semana!!

Poetiza dijo...

Kadannek, gracias por tus palabras y sugerencias, hoy no se si puedo, quiza mañana lo logre. La verdad nunca me he propuesto pulir mis textos, siempre pienso que no tiene caso hacerlo. Hoy comparto con ustedes estas letras que por años han estado en manuscritos en el fondo de una caja vieja. Kadannel, agradezco de corazon tus sugerencias amigo. Te dejo un beso, cuidate mucho y de nuevo gracias.

Яakro dijo...

Honor que me haces, ¡vaya!


Saludos y abrazos mi estiamda.

.A dijo...

:)

Esther dijo...

Hello :)

Pues creo que es un texto muy actual: quizás nos escondemos en máscaras; quizás todos esperamos un poco de atención, dejar de ser invisibles (si lo somos) pero, la realidad se impone. El mundo negro... Me quedé con un pensamiento de alguien: creo que es mejor no esperar nada especial, desde el principio y si surge ese algo pues, entonces dibujar en nuestro alma una sonrisa pero, cuándo sucede eso... :( Quien tenga la suerte, ha encontrado una estrella.

Saluditos.

Noe Palma dijo...

Muchas gracias por visitar mi espacio!! estoy leyendo algo de lo q haces y te sigo!! besotes