viernes, 7 de enero de 2011

Diplomacia


Ya lo dijo william Shakespeare: "Sea como fuere lo que pienses, creo que es mejor decirlo con buenas palabras". La Diplomacia no se trata de manejar la realidad, ni ponerle bonitos adornos, de guardar absoluto silencio ni de omitir los aspectos importantes de algo; Por el contrario, se trata de ser honestos, pero teniendo "tacto". No todas las personas reciben cierta información de la misma manera, se puede hacer mucho daño inescrupulosamente, porque de hecho, a veces ni si quiera es lo que se dice, sino la forma en que se dice. Evitemos herir innecesariamente.


8 comentarios:

Elena Lechuga dijo...

Se puede decir más alto,pero no más claro.
La falta de respeto que supone decir mal las cosas hace que de base no sirvan ni se escuchen.

Un saludo

Mar dijo...

Efectivamente, la forma en la que se dicen las cosas, es casi tan importante como el mensaje que se dice. O incluso más.

Bss.

இலை Bohemia இலை dijo...

si, estoy contigo y con shakespeare...


Bss

Conciencia Personal dijo...

Querida amiga, un abrazo lleno de cariño y respeto.
Me alegra leerte, beso tus letras.
La sutileza es un don y no cualesquiera la tiene.

Un ramillete de margaritas, para vos.

Besos, Monique.

Esther dijo...

No hace mucho me acerqué a alguien para pedirle una explicación, la necesitaba (sabía que él era el que valoraba) pero, no veo bien que te quiten algo que has ganado... Desmoraliza. Por lo demás, era una persona agradable, te trataba bien pero, me dijo una cosa que me dejó cao, como de maleducado, no sé, raro... no era la forma correcta... y entonces, descubrí una cara oculta...

También sé de otras historias... algunos médicos por ejemplo también se pasan; por suerte un conocido mío no es así, no es nada serio, trata super bien a la gente; es simpático, diferente, te trata bien. No todos los médicos tienen que ser igual, tampoco.

Pero, sí, hay veces que...

Un saludito.

Esther dijo...

Y bueno, hay historias duras... Por ejemplo, entiendo que tengas que decirle a una persona, al fin y al cabo que no tiene mucha esperanza, que tiene un tumor, por ejemplo, pero, no es lo mismo que decirle por ejemplo: - ¡Uiii! ¡Tienes un completo balón de fútbol ahí dentro!

Es importante el trato, es bueno ser persona, en un sentido u otro y espero que a mí nunca se me vaya la pinza... porque está todo tan raro... eso es lo malo, que te puedes ir acostumbrando a una cosa y a otra y a esa frialdad que reina... Tanto ver aquí y allá...

¡Por un mundo un poco mejor!

Abismo dijo...

Sí... es una buena idea, ¡lástima que muchas veces se olvide!

Besos abisales

Trini dijo...

Hay palabras que hieren como el más afilado estilete.

Saludos