viernes, 25 de marzo de 2011

"Tus hijos" G. Khalil Gibrán


Uno de los escritores que marcó mi pre-adolescencia o casi los inicios de la misma, fue Girbán Khalil Gibrán, poeta y pintor Libanés cuya obra más reconocida (y justamente la que primero llega a mis manos) es "El profeta", libro iluminador. Hoy comparto con ustedes un escrito para la reflexión:

Tus hijos

Tus hijos no son tus hijos,
son hijos e hijas de la vida,
deseosa de sí misma.

No vienen de ti,
sino a través de ti,
y aunque estén contigo,
no te pertenecen.

Puedes darles tu amor,
pero no tus pensamientos,
pues ellos tienen sus propios pensamientos.

Puedes abrigar sus cuerpos,
pero no sus almas,
porque ellos
viven en la casa del mañana,
que no puedes visitar,
ni siquiera en sueños.

Puedes esforzarte en ser como ellos,
pero no procures hacerles semejantes a ti,
porque la vida no retrocede ni se detiene en el ayer.

Tú eres el arco del cual tus hijos,
como flechas vivas,
son lanzados.


Deja que la inclinación,
en tu mano de arquero,
sea para la felicidad.



8 comentarios:

Noe Palma dijo...

lo conocía al texto!

es tan bello...

abrazos

:)

Poetiza dijo...

Kadannek, me encanta el poema, me gusta leer a Khalil Gibran. Ya lei el profeta, y se que un dia lo volvere a leer de nuevo. Un placer leerte amigo. Te dejo un beso, cuidate.

Phausca dijo...

Kadannek, he buscado tu mail para escribirte en privado...no lo encuentro; mira en mi blog Chandra y Bindu, en el perfil tienes la dirección del mío, me encantará recibir tus noticias!!

un beso grande y gracias!

Who dijo...

Conocía el texto y lo suscribo letra a letra, si quieres a alguien dale libertad y apóyalo en su crecimiento, no lo manipules.
Muy bueno el Post.
Nota : Todas las fotos que ves en mi Blog son mías, si te interesa la fotografía y sueles disparar a menudo, avísame.
Un abrazo.

Trini dijo...

Que así sea.

Poco se puede añadir a tan certeras y hermosas palabras.

Saludos

Abismo dijo...

QUe bueno... hijos pero libres, no hay mejor legado que dejarles ;)
Besos desde el abismo

Carmen dijo...

¡Qué bien me siento al volver a leer este texto de El Profeta!. También marcó mi adolescencia y aún hoy leo de cuando en cuando alguno de sus pasajes.
Gracias por traerlo.
Un abrazo

இலை Bohemia இலை dijo...

Siempre me gustó este escrito...