martes, 21 de junio de 2011

Golondrina, no soy de aquí (Fragmento)



"(...)Cuando le pregunto a la mujer que nos atiende desde cuándo existe ese café, me dice: " Depuis toujours " ("Desde siempre").

Talvez sólo en Europa sea posible decir todavía "siempre". Nosotros, que nacimos en un continente descubierto por azar, sabemos que el toujours es una quimera. Talvez por eso demolemos todo lo que huela a pasado.

En Chile no hay golondrinas, pero las amo. Como los cipreses y la luz de aquí. Y las piedras de los castillos, las mismas que algún día ardieron consumidas por el fuego y la sangre, en los siglos de las cruzadas que desde aquí a más al norte recorrieron pueblo a pueblo llevando a las hogueras a los cátaros, los herejes de entonces. Amo toda herejía que limpie el cielo cuando éste se cierra.

Amo este cielo, pero no soy de aquí. ¿Estará ya brillando la estrella de la mañana en mi lejano país? Cómo me gustaría juntar ese lucero del sur con esta golondrina del norte que revolotea sobre mi cabeza. Que pudieran hablarse y decirse cosas. Como amigas de la misma nostalgia y de la misma promesa: la promesa de que algún día por fin seremos. Cuando las dos mitades, los dos hemisferios, los del ayer y del mañana, por fin se junten. Y que cuando anochezca, también amanezca."

---------

Autor: Cristián Warnken
Fragmento de: Golondrina, no soy de aquí

9 comentarios:

Angeles dijo...

He regresado, con otras vestiduras, con otro nombre, con otro espíritu. Y desde las que fueron letras que se apagaron, regreso para leer aquellas que me enriquecen, y esta tú casa que aún deja palabras como huellas y esperanza en otros (las mías)...

Mi abrazo de retorno...

sand dijo...

Los dos hemisferios, con historias distintas, "cuando por fin se junten" dejaré de mirar al mundo partido en rebanadas, dejaré de creer que no soy, no tengo, no sueño, no puedo, por permanecer en el lugar equivocado, dejaré de creer que soy más o menos porque estoy donde estoy, mirando migrar golondrinas y estrellas.

Poetiza dijo...

Hola Kadannek, bello texto que me recuerda las golondrinas que pasan volando por mi jardin sin detenerse nunca. Besos, cuidate.

Patricia dijo...

Hermoso texto, me llego al alma por lo profundo de sus palabras, que lindo escribes!
Quizas las golondrinas del norte no esten por alla pero las de tu corazon te acompanyaran a donde vayas...y aun mas...ellas si son pour "toujour"...
besos,

Mar dijo...

"Golondrina, no soy de aquí" me trae a la cabeza lo extraño que se siente uno cuando anda fuera de su tierra o de su entorno habitual. Hay que adapatarse a las nuevas situaciones y aprender a vivirlas y disfrutar de lo que nos brinden. Pero será difícil evitar que la añoranza nos visite alguna tarde.

Bss.

**kadannek** dijo...

Muchas gracias por todos sus comentarios, es un agrado que hayan disfrutrado un trocito de esta columna que escribió Cristián Warnken, tanto como la disfruté io.

Esther dijo...

Bonito texto. La unión es una idea muy bonita y ya dicen que la unión hace la fuerza.

Un saludito.

Esther dijo...

Bon dia!!!

Carmen dijo...

Es un texto muy hermoso, Kadannek. Me quedo con esta frase:
"Como amigas de la misma nostalgia y de la misma promesa: la promesa de que algún día por fin seremos. Cuando las dos mitades, los dos hemisferios, los del ayer y del mañana, por fin se junten. Y que cuando anochezca, también amanezca."

Lo entiendo como una metáfora de nuestro mundo interno, la dualidad de nuestro ser. Lograr la unidad es la clave.

Gracias, realmente induce a reflexionar