miércoles, 9 de enero de 2013

A mi madre en nombre de mi padre


A través de este poema de Victor Hugo:





LA BELLEZA Y LA MUERTE

La
belleza y la muerte son dos cosas profundas,
con tal parte de sombra y de azul que diríanse
dos hermanas terribles a la par que fecundas,
con el mismo secreto, con idéntico enigma.

Oh, mujeres, oh voces, oh miradas, cabellos,
trenzas rubias, brillad, yo me muero, tened
luz, amor, sed las perlas que el mar mezcla a sus aguas,
aves hechas de luz en los bosques sombríos.

Más cercanos, Judith, están nuestros destinos
de lo que se supone al ver nuestros dos rostros;
el abismo divino aparece en tus ojos,

y yo siento la sima estrellada en el alma;
mas del cielo los dos sé que estamos muy cerca,
tú porque eres hermosa, yo porque soy muy viejo.



 

4 comentarios:

Conciencia Personal dijo...

No le temo, más la respeto porque no descansa nunca, siempre a la espera de los sorprendente, así es la muerte, y en labios de Víctor Hugo, belleza es...

Un abrazo lleno de cariño mexicano.

Monique.

Tati Galiano dijo...

La belleza y la muerte, parecieran opuestas, sin embargo caminan unidas, como dos hermanas con el mismo secreto.
Ese es el misterio que nos acerca al cielo.

Un poema lleno de fuerza y belleza. Gracias!!

virginia piñon dijo...

hola Angusnous, muchas gracias por tu aprecio a mi trabajo. Un saludo grande, Virginia

Esther dijo...

Menudo piropo ¡Je,je,je! :)