jueves, 16 de mayo de 2013

Otoño (Octavio Paz)




En llamas, en otoños incendiados,
arde a veces mi corazón,
puro y solo. El viento lo despierta,
toca su centro y lo suspende
en luz que sonríe para nadie:
¡cuánta belleza suelta!
Busco unas manos,
una presencia, un cuerpo,
lo que rompe los muros
y hace nacer las formas embriagadas,
un roce, un son, un giro, un ala apenas;
busco dentro mí,
huesos, violines intocados,
vértebras delicadas y sombrías,
labios que sueñan labios,
manos que sueñan pájaros…
Y algo que no se sabe y dice «nunca»
cae del cielo,
de ti, mi Dios y mi adversario.



8 comentarios:

BlueSilence dijo...

La última vez que hablamos sobre esa frase que solías decir: "El maestro llega cuando el alumno esté prepadado" (o algo así), yo te dije que podrías ser tu propio maestro... Casi me pegas esa noche!

Habiendo dicho eso, puedo identificarme con esa sensación de querer sacar a gritos todo aquello que hay para entregar, para compartir, para transformar pero está el vacío, la desesperanza, la ausencia de razones y locuras; salvo la locura que causa todo ese acumulado de la nada.

TriniReina dijo...

Un otoño majestuoso el que nos regala el gran poeta.

Me encanta el poema y el otoño

Besos

Mar dijo...

El otoño es mi estación favorita, me encantan los colores que luce. Estás de suerte...

Bss.

virgi dijo...

Los poetas tienen la capacidad de decir lo que sentimos de una forma divina.
Besitos

Tati Galiano dijo...

Que delicia de poema de Octavio Paz. El otoño siempre vuelve la mirada hacia dentro y nos hace sentir añoranza por aquello que incluso nunca fué.
Gracias por traerlo!
Muchos besos querida amiga

Esther dijo...

un poema super precioso para un día especial para mí. Super bonito. Y yo también busco. :-)

Anónimo dijo...

hola podrias poner la referencia bibliografica es importante, saludos

**kadannek** dijo...

BlueSilence: Recuerdo esas conversaciones, recuerdo también esa frase. Gracias por traer de regreso esas bellas y profundas conversaciones. Me marcaste mucho con tus visiones y perspectivas sobre dicho asunto. Gracias. Y gracias por comprender también.

TriniReina:Gracias por tu visita. Compartimos el gusto por este poema y esta estación.

Mar: Chócale! Mi estación favorita es el Otoño. Deduzco que por lo mismo me llaman la atención los escritos relacionados con esta época.

Virgi: Estoy de acuerdo. Los poetas muchas veces hablan por nosotros.

Esther: Me da gusto que lo hayas disfrutado. Un abrazo!

Anónimo: Gracias por tu visita y por comentar. En determinados casos no hallo tan importante poner ese tipo de referencias, sobre todo porque a veces se producen muchas variaciones. Si necesitas el dato es súper fácil de encontrar por internet, pero si mal no recuerdo este poema sufrió una re-edición, pero esta versión fue publicada en 1960 en alguna antología.