domingo, 2 de noviembre de 2014

"Cuando yo era niño"



Cuando yo era niño

un dios solía salvarme
del griterío y la cólera de los hombres;
entonces jugaba , tranquilo y bueno,
con las flores del bosquecillo
y las brisas del cielo
jugaban conmigo.


Y así como regocijas
el corazón de las plantas
cuando ante ti
extienden sus dulces brazos,
así alegrabas mi corazón,
¡padre Helios!, y, como Endimión,
era tu amado,
sagrada Luna.


¡Oh vosotros todos, leales,
amigos Dioses,
si supiéseis
cómo mi alma os ha querido!


En verdad, no os llamaba entonces
con nombres, y vosotros
nunca me nombrábais, igual que los hombres se llaman
como si se conocieran.


Y no obstante os conocía mejor
que nunca he conocido a los hombres;
comprendía el silencio del Éter;
jamás comprendí las humanas palabras.


Me educó lo armonioso
de la arboleda susurrante
y fui aprendiendo a amar entre las flores.


Yo crecí en brazos de los dioses.

Autor: Friedrich Hólderlin

Dedicado con Cariño a Esther 



5 comentarios:

Esther R dijo...

¡Qué precioso! ME ENCANTÓ.

La infancia, lo mejor :)

Un beso.

**kadannek** dijo...

Me alegra que te haya gustado.

Patricia dijo...

Tiene un mensaje precioso y profundo, el intentar comprender la humanidad y la afinidad con Dios. Me encanto, gracias por compartirlo, un lindo regalo para Esther!
besos, feliz fin de semana!!

Mar dijo...

Gracias por tu visita y comentario. He estado un tiempo retirada de la blogosfera, no tenía la motivación suficiente para publicar. He vuelto para tiempo (o así lo espero).

Mandame a este correo tu facebook marina.mabis@hotmail.com

Bss.

virgi dijo...

Afortunado por esa infancia bien acompañado, así vivió en la Poesía.
Besos besos