jueves, 28 de enero de 2016

Relaciones estiradas (Parte II: Desapego)




II

¿Qué tan estables y profundas son tus relaciones? Las mías suelen ser largas y sólidas, mantengo amistad con pocas personas pero desde hace muchos años, y a las nuevas, las voy conociendo poco a poco y con dedicación. Como dice Esther, no me gustan los lazos superfluos, no estamos para gastar tiempo con gente que te olvidará de la noche a la mañana, que te quiere para pasar el rato o para que sólo seas un adorno en su cuenta de twitter. Queremos lazos firmes y honestos, con quienes podamos contar y compartir sin miedo a ser juzgado ni abandonado. La lealtad y la buena comunicación son las bases fundamentales para construir cualquier tipo de relación sana.

Pero me surge una pregunta a raíz de unas conversaciones: ¿Qué tan sencillo es romper lazos hoy en día? 

Una amiga muy querida, de esas con las que te proyectas tomando un té de mayores en la azotea, bromeando al rememorar eventos del ayer, o sonriendo con nostalgia al recordar a un buen amigo en común, que se fue siendo demasiado joven. De esas, a las que tienes entre tus prioridades, al principio de tu lista para no olvidar su cumpleaños con lo despistada que eres, de esas para las que quisiste estar plenamente disponible por si se le presentaba algo y necesitaba de ti, sin importar la hora ni el lugar, de esas con las que mantuviste una relación por más de 10 años; esa clase tan especial y única de amistad, me sacó finalmente de su vida. Me gustaría decir que fue conversando cara a cara, explicándome sus razones, pero no; tocó un botón y me eliminó de Facebook. ¡No sé si es para reír o llorar! Es como si las relaciones fuesen desechables, y cito otra vez a Esther: “Como si tuviésemos fecha de caducidad”.

Si mantienes amistades a través de internet, sabrás que las redes sociales pueden acercar mucho a personas que no puedes ver seguido o que simplemente no puedes visitar, pero también tienen ese riesgo, esa facilidad con la que te borran y te olvidan como un contacto más. Como si fuese un burdo castigo, como si con esa acción se te fuese a acabar el mundo; un acto tan infantil como ridículo. Y da igual de personas con las que poco interactúas, o de quienes realmente debes alejar de ti, pero sorprende de aquellos con los que hubo un lazo fuerte, con los que lloraste y reíste a más no poder. Y con esto también hago referencia a personas que conoces físicamente, como ex-compañeros, amigos de la infancia u otros. Si no estás en su "lista de amigos", es porque no existes para ellos. 

No es la primera vez, hubo otras amistades que por una broma o acotación malentendida me sacaron de su vida sin pestañar, pasando por alto el tiempo dedicado y el cariño. Y a veces es mejor así, cortar de raíz las cosas sin entrar en jugos de indirectas y silencios amenazantes que aburren. Porque recuerda: El bloquearte y desbloquearte es la nueva “Ley del hielo”.
No soy responsable de su escasa altura de mira o comprensión. Sólo me admito culpable de confiar demasiado en su buen juicio. ¿Pero a quién no le ha pasado?

Lo triste de esta historia reciente, es que comenzó con un encuentro de opinión, en realidad, con un prejuicio de su parte cuando sólo buscaba su empatía. Cuestionó una decisión que lo único que traería a mi vida sería dicha. Lo hablamos en buenos términos, cada una expuso sus argumentos, debatimos con respeto, pero no llegamos a un punto de acuerdo. Ese fue nuestro primer alejamiento; a los meses le pedí reunirnos, pero rechazó mis invitaciones. Traté de entenderlo, pero paulatinamente dejamos de comunicarnos, hasta que hace unas semanas me borró definitivamente. No sé si es una indirecta o la forma más “indolora” para decirme adiós. Es probable que ella asumiera antes que yo la muerte de esta relación,  la cual duró demasiado, la cual pudo terminar hace algunos años atrás. Pero sé que es cuestión de procesos y ciclos que deben concluir a su debido tiempo.

Tal vez por eso escribo esto, para aceptar su decisión, para dejarle ir por la paz, después de esperarle secretamente. Después de querer un pequeño esfuerzo de su parte. Mis iniciativas fueron rechazadas, y no es digno seguir aguardando por alguien que al parecer, ya no espera por ti, por alguien, que no responde tus mensajes desde hace mucho, por alguien que no te quiere ver.
Si por esas casualidades de la vida ella leyese esto, ojalá no perciba rencor, sino resignación. La quise porque formó parte de mi vida. Aprendimos mucho, pero le dejo ir, como dejé ir el recuerdo de esas amistades en mi adolescencia que tanto daño causaron, así como el de otras a lo largo de mi vida. Hoy, cierro el ciclo de nuestra larga y bella amistad, con mucha gratitud por toda la riqueza y la enseñanza.


17 comentarios:

**kadannek** dijo...

Muchas gracias por la tan buena recepción que tuvo La parte I de "Relaciones estiradas", vuelvo a agradecer cada comentario y a las personas que se acercaron por privado para contarme sus propias experiencias.

Ha sido enriquecedor conocer sus perspectivas y saber cuánto se identificaron con el artículo pasado que habló sobre la traición y el aguantar de más. Éste trata sobre la facilidad con la que se rompen lazos y en la parte III y final, que publicaré la próxima semana, hablaremos sobre las relaciones recíprocas.

Todo esto es parte de un proceso personal para remover dolores añejos y quitarme el cadáver de viejas amistades para sanar.

Que lo disfruten!

Mª Jesús Muñoz dijo...

Kadannek, te felicito por tu valiente sinceridad, tus letras traslucen todos tus sentimientos, que nos llegan y los hacemos nuestros, porque también hemos pasado por ello.
Creo que, cuando alguien nos borra de su vida también borra un trocito de su propia vida en la que ha puesto tiempo, dedicación y amistad...Puedo decirte que a mi me resulta muy difícil borrar o dejar a una persona con la que he compartido momentos tristes o alegres...Me encanta la lealtad, la transparencia y la generosidad. Por suerte he conocido a muchas personas con estas características en internet y en el mundo real, unas son grandes amigas y otras menos...Estas experiencias son importantes y a veces un verdadero regalo del cielo...
Te agradezco tu cercanía entrañable, Kadannek.
Mi abrazo grande y mi cariño.
M.Jesús

BlueSilence dijo...

El mayor problema que tengo con las relaciones que acaban de esta forma es precisamente la falta de reciprocidad que demuestran. Pienso que en honor a todas las experiencias compartidas y la confidencialidad que se tuvo antaño uno merece más que la ley del silencio o un bloqueo/eliminada en redes sociales. No exigo recibir una explicación al respecto porque la otra persona tiene el derecho de cerrar el ciclo a su manera... Pero bien podrían tener algo de cortesía. "Lo cortés no quita lo valiente" me enseñó mi abuela.

Anónimo dijo...

¿Amistades por internet?
Eso no existe. Esa relación que puedas tener con cualquier persona sólo por internet no se debe llamar amistad; bueno, ni amistad, ni relación, ni nada. Es cierto que las redes sociales y el mundo cibernético acerca, pero no hace. Cásate con esas relaciones que con sólo miradas ya se entiende todo; cásate con esos silencios que gritan desesperadamente "ven, abrázame, te necesito", pero no te cases con nadie que sólo te trate por internet, que conociste por internet y que mantienes contacto por esa vía. Puede caerte bien, puede incluso ayudarte en algún momento pero esa "relación" es virtual y lo virtual tiene virus... más dañinos que las relaciones personales.

Esther R dijo...

Eso es... A veces, se confía demasiado.

Hay tanta frialdad en el mundo... Yo, de verdad que no lo digo sin basarme en nada, solo en lo que me ha enseñado la mayoría de la gente: salvo maravillosas excepciones, la mayoría va por interés.

Yo intento no esperar ya nada de nadie. Estoy cansada. Yo di demasiado, siempre estuve ahí y nadie lo valoró como yo merecía. Uno se cansa también, se cansa de dar...

Y ahora... sí, parece increíble, pero es así, la facilidad con la que te mandan a freír monas, pero el botón solo es la manifestación gráfica de lo que muchos con su insensibilidad y solo centrarse en ellos mismos, ya hacían y hacen. A veces, es un botón; a veces, no. Nunca volveré a malgastar tanto tiempo con alguien que no lo merezca, pero..l el problema es que cuando empiezas a hablar con él ¿cómo lo sabes? Aun así, creo que es menos probable que me pase todo lo que he pasado, porque he acabado bastante desencantada, la verdad. Con los años, me he convertido en una persona súper pasota y que no se cree nada. Y en eso estamos, en intentar aprender que mejor no esperar nada de nadie. No tenemos por qué estar esforzándonos... Yo con ciertas personas, ya hice el esfuerzo y no les importó. Quien quiera algo, que me busque y que me demuestre con el tiempo que me quiere seguir manteniendo a su lado: porque las cantinelas quedan bonitas, pero solo son cantinelas y eso es todo. Son falsas y lo falso vale un 0. A veces, me pregunto incluso, cómo puede haber gente tan hipócritaque, aunque sus actos evidencien ciertas cosas, ellos siguen negándolas. Yo me he encontrado algo así y jamás lo entendí. Y como dije no hace mucho, sigo pensando que lo verdadero permanece y lo falso desaparece.

Me ha gustado mucho tu entrada. Además, un tema, por desgracia, bastante de moda.

Mejor tratar de centrarse, como te dije, en las personas que te demuestran que permanecen a tu lado y que siempre están ahí. No aquellas que te ignoran, te desprecian y que con ello te demuestran que les importas un pimiento. Y no, no se trata de sumar números, se trata de calidad. Da igual que solo fuera una persona y si no tienes a nadie, mejor no tener a nadie que tener algo falso.

Y a la gentecilla de internet, poco a poco me doy cuenta que salvo a la mayoría, es mejor no tomarles en cuenta. Es algo muy raro encontrarse alguien especial por ahí.

Y ya sabes... aunque cualquiera podría tacharme de amargada, negativa, etc. : solo es experiencia propia. Tú sabes que yo sé bien de lo que te hablo o te hablo con fundamento :) No soy negativa, sino realista. Y sí, sé que con esta última frase, un pedorro de psicólogo diría "Es la típica de una persona negativa", pero qué va. Qué sabrán ellos. Ellos son solo unos sabiondos: muchas veces, creen que lo saben todo y muchas veces, no entienden de la misa la media :P

Un besito :)

Veinteava dijo...

Me gusta tu narrativa, decía, y también tu manera de hacer de eventos desafortunados algo útil para el otro. Lamento mucho que tu amiga no haya podido salvar el escollo que implica un malententido. A veces se dan momentos en donde la vida dicta para dos personas procesos paralelos, cambios o letargos muy personales, que al mismo tiempo se resuelven en paralelo.

Espero que esto te haya ayudado a cumplir tu objetivo.
¡La vida te va a llenar de cosas buenas, mientras mantengas tus intenciones buenas y actúes con y desde el perdón; yo todavía conservo esta esperanza!

¡Besos!

Volarela dijo...

Së que duele. Tanto como las amistades físicas. Pero duele porque tu parte emocional está herida que es la que se implicó, naturalmente. Las amistades virtuales son aún más difíciles que las reales. Sencillamente porque no puedes sentir e interpretar a la otra persona igual que en el cara a cara. Por ello, a menudo son volátiles y están llenas de malentendidos.
De todos modos, tras diez años de amistad, no veo posible que una amistad se rompa de la noche a la mañana y sin explicaciones. Por eso es posible que desde hace tiempo hubiera grietas en sus sentimientos. Grietas, a veces imperceptibles, que no vemos o no queremos ver, que acaban desmoronando el edificio que creíamos sólido y por ello cuando cae, nos sorprende. Es sólo una opinión basada en mi experiencia.
En todo caso siempre es lo mejor conocer la verdad aunque sea dolorosa y seguir el propio camino. Te deseo lo mejor para que poco a poco cicatrice la herida y nuevas amistades te llenen de alegría. Es

Un fuerte abrazo
Maite-Volarela

Volarela dijo...

(Te escribo desde esta cuenta que ya no uso y aprovecho para darte las gracias en mi otro blog: "Viento de paz")

**kadannek** dijo...


-Mª Jesús Muñoz: Gracias por venir y darme tu valiosa apreciación. De alguna forma me gusta saber que el otro se siente identificado con lo que expreso, pues es una cuestión muy actual, que debemos asumir en nuestra "modernidad". Eso sí, me llama la atención cuando hacen la distinción de "amigos por la red" y "amigos reales", una cosa es el medio y otra muy diferente es la honestidad y transparencia en esa relación. Un amigo puede ser real sin importar la vía, pero de todas formas entiendo lo que dices. Me alegra que tengas grandes amistades y te nutras de ellas. Me entristece que hayas pasado, eso sí, por experiencias similares a las que describo, pero es algo que debe enfrentarse e intentar superarse. Cariños!

-BlueSilence: Justamente ese es el tema: Lo cortés no quita lo valiente. Un gesto de cortesía, por respeto a los sentimientos de ambos, por los recuerdos, por el lazo, sería estupendo para acabar una relación de la forma más clara y pacíficamente posible. Besos!

-Anónim@:Agradezco tu tiempo y tu opinión, es interesante. Me llama la atención que niegues la existencia de la amistad por internet, cuando hay cientos y cientos y cientos de testimonios al respecto. Quizás no es tu caso, quizás este medio no te gusta para relacionarte y está bien, como a mí no me gusta conocer gente en una disco y mucho menos en un bar. Pero no se puede desmentir ni desacreditar la existencia de relaciones por este medio. Pienso que puede ser tan real como en persona, todo depende de la calidad y el criterio de la persona con la que hablas y del tuyo. En todo caso, cabe destacar que esta entrada no se enfoca sólo a personas que conoces por este medio, sino a personas que ya viste en persona. Repito: "Y con esto también hago referencia a personas que conoces físicamente, como ex-compañeros, amigos de la infancia u otros"
Esto se trata que actualmente la gente no conversa las cosas, los problemas. Un primo puede bloquearte, un hermano puede ignorarte, un compañero del colegio te puede eliminar. Con ello se intenta enviar un mensaje. Saludos.

-Esther: Gracias por tu comentario tan dedicado y por contarnos tu experiencia. Lamento que te haya tocado tan dudo, deduzco que es por tener un corazón tan noble, curioso que muchos reclamen que quieren gente honesta en su vida, pero dejen pasar a una persona como tú. Ellos se lo pierden.
De todo se aprende, ciertamente. Es experiencia que hace crecer. Uno debe aprender a discernir con quién vale la pena invertir tiempo y con quién sólo lo estás gastando.
Muchas gracias por leerme y por tu voto de fe. Me alegra que te gustase.

-Veinteava: Es un honor que te guste mi forma de narrar, venido de alguien que escribe tan dedicadamente como tú, es un gran halago. Gracias. La idea es ayudar al otro de alguna forma con estas entrada, ya sea para que sólo sienta empatía y no crea que es el único que pasa este tipo de situación o ya para que lea un testimonio que le ayude a superar el asunto; porque se puede superar. Hace muchísimo que no te veía por aquí, es un agrado.

-Volarela: Hola bella, qué genial es tenerte por aquí! Creo que las amistades por el medio que sean pueden llegar a ser reales e incluso más intensas y honestas, que una que vive a la vuelta de la esquina. Al menos lo digo por experiencia propia. Es cierto que a veces cuesta un poco interpretar lo que verdaderamente siente una persona por aquí, pero no es necesariamente más fácil en vivo y en directo. La gente se pone máscaras siempre y miente en todas partes. Cualquier tipo de relación, por el medio que sea puede estar llena de malos-entendidos.
Sin duda, esta amiga en particular ha sido muy importante y especial para mí. Sí hubo fisuras que nunca pudieron cerrarse y aunque lo intenté no lo logré, por eso nos fuimos alejando hasta tener este final. Quizás para mejor.
Cariños!


Rafael Humberto Lizarazo dijo...

En la vida hay que cerrar círculos, hay que dejar atrás lo que ya no es posible de continuar... recomenzar es una buena solución, soltar amarras.

Un abrazo.

Brisa dijo...

Yo también soy de relaciones profundas y largas, pero puedo empatizar fácilmente con tu dolorosa experiencia. El tiempo y el espacio a veces pueden contribuir a un cierto distanciamiento , a veces cada uno evoluciona a un ritmo diferente y eso también distancia, a veces quizás un poco tarde, nos damos cuenta que quizás si algo lo hubiéramos hecho diferente probablemente el resultado habría sido distinto, pero como dices duele esa forma gráfica, sin más de decir adiós, sin darte la posibilidad de una despedida.

Lo mejor es que tu, sigues siendo tu, con mas sabiduria y la vida te traerá nuevas y generosas amistades en las que poder confiar.

Un besito

BEATRIZ dijo...

Hace justo unos días ese tema se cruzó por mi mente. Y llegué a la conclusión de que por mucho que creamos cuando nos reencontramos en facebook con antiguos conocidos, que las redes sociales nos acercan a las personas, es una tontería creer eso, en realidad, facebook acaso comprueba cuán cerca has estado de alguien. Las relaciones cercanas pueden mantenerse constantes por medio de esta útil herramienta. Pero esos que siempre fueron simples conocidos, a su reencuentro seguirán siendo simples conocidos. Yo he comprobado, que de nuevas afinidades, las encuentro mejor en este mundito del blogger.
No soy de cerrar cíclos, en mi vida cada experiencia, cada persona que ha sido parte de ella, seguirá de algún modo siendo parte vital, al menos hasta que la memoria (por la diversidad de circunstancias) me lo permita.

Abrazos.

Patricia dijo...

Una caricia fraterna al sentimiento de tristeza que se lee en tu post querida amiga. Mi mano amiga siempre estara aqui en el blog y por email que son los unicos medios que acudo con mayor frecuencia...no tengo facebook y el twitter muy poco.
Las personas (y nosotros mismos) cambian, nada es permanente y todo tiene esa naturaleza estacional o ciclica...muchas veces nos duelen mas las expectativas que la ofensa en si por ello es mejor no guardar ninguna esperanza pues tanto las amistades virtuales como las de encuentros fisicos suelen alejarse (ya me paso muchas veces)...A veces uno mismo se alejo sin darse cuenta en algun momento de la vida.
Tenia un amigo que decia "los dias soleados son hermosos, pero tambien el frio y la sonrisa de un ninyo" lo que queria decir era que es lindo tener una amistad (en su momento) pero si debe partir ....que asi sea, existen otras razones mas para ser feliz y disfrutar, otras cosas, experiencias, otras amistades...ahhh el mundo nos puede dar tanto porque ser feliz.

Besitos, feliz semana, eres maravillosa y seguro muchas amistades te seguiran como al sol, yo misma me pongo en la lista :)

**kadannek** dijo...


-Rafael Humberto Lizarazo: "Soltar amarradas", esa es la clave, hay recuerdos tormentosos que parecen ser trabajas que nos impiden mirar limpia y sanamente hacia el futuro. Hay que avanzar sin dejar cosas pendientes. Saludos.

-Brisa: Justamente ese es el asunto, no darte la posibilidad de despedirte sanamente, para no dejar cosas inconclusas, para evitarse mutuamente los "Qué hubiese pasado si..." No es lindo para ningún lado, pero como bien dices, toca avanzar para hallar mejores cosas. Un abrazo, estimada!

-Beatriz: Estoy muy de acuerdo en ese punto, estimada. Es muy gracioso cuando, por ejemplo, te agrega un ex-compañero del colegio que jamás, en toda tu vida estudiantil compartió contigo, ni trabajó junto a ti, ni te digirió la palabra ahora quiere "ser tu amigo", es una reverenda bobada, una estupidez ridícula de las más grandes. Por eso mi grupo es tan reducido. No quiero "adornos", quiero personas reales y honestas junto a mí.
Con respecto a lo que dices de no cerrar ciclos, ahí diferimos un poco, quizás tengamos una forma distinta de entender y tratar el asunto. Con cerrar un ciclo no estamos olvidando a la persona ni las situaciones que vivimos juntos, sino, enmarcar lo vivido y lo aprendido, pero emocionalmente sin dejar cosas pendientes, a la deriva, inconclusas. De alguna forma hay que "concluir", aunque sea cerrar puertas sin llave. Para algunos es necesario. Saludos, gracias por tu aporte, nos diste una nueva visión.

-Patricia: Siempre cierras todo con broche de oro. Es un agrado tenerte, sé que lo he dicho antes, pero tu forma de plantear las cosas siempre se me hace enriquecedora, nutritiva, hermosa. Estoy de acuerdo con lo que expones, es necesario dejar ir si debe ser así, entender que todos cambiamos en alguna medida y que hay cosas cíclicas, como bien dices. Hay que comprender que, por más cliché que suene, es parte de la vida y el avance.
Un beso grande y gracias por todo!

RECOMENZAR dijo...

Un placer leerte Prefiero no comentar destruiria para mi la bellez de tu texto

Esther R dijo...

Pues... ya ves... :P No es por ser engreída, pero hasta yo misma me lo he preguntado ¿cómo me puede esta persona dejar escapar? ¿Por qué actúa/es (ahora) así solo conmigo? En fin... Ahora, (con perdón), solo me digo que es/son imbécil/es. :P

Bon dia :)

**kadannek** dijo...



-Recomenzar: Saludos, gracias por leer.

-Esther: A veces las personas no saben apreciar a las demás. Tristemente se hace realidad el popular dicho "No saben lo que tienen hasta que lo pierden", ahí nacen las culpas, el arrepentimiento y recién te valoran. Supongo que son lecciones que ambas partes deben de aprender: Unos a valorar sin tener que perderte, y uno a valorarse a sí mismo y exigir respeto.

Saludos.