lunes, 31 de octubre de 2016

Sagrada bruja


Las peyorativamente llamadas “brujas”, bajo mi visión, fueron mujeres altamente conscientes, buscadoras inalcanzables de la verdad, de la evolución y del despertar. Hábiles alquimistas capaces de trabajar con las fuerzas de la naturaleza a su favor, y por ende, de fluir con la corriente de la vida, entender sus ciclos y comprender sus enigmas, generando un gran sentido de conexión divina, capaz de captar las claves del cosmos y activar los códigos celestes que les llevarían por el camino hacia su verdadera transformación, convirtiéndose en sí mismas, en una piedra filosofal.


Gracias a sus arduos estudios en todas las ciencias y las mal catalogadas “pseudo-ciencias” como la astrología, la adivinación con runas y otras ramas ocultistas, por nombrar algunas, podían abrir las puertas del misterio, desarrollando sus dotes internos; esas facultades que laten dormidas en todo ser humano, pero que sólo un corazón atento y una mente abierta permiten conocer.

Una bruja o una hechicera, hoy en día simboliza la sapiencia femenina y el potencial místico que existe en cada una de nosotras, o en cada varón que decide explorar en las profundidades de sí mismo, sin juicio. Una bruja o brujo es una persona extraordinaria, dispuesta a conocer los secretos de la magia y la metafísica, de entender y trabajar sobre su poder personal, de expandir sus fuerzas mentales, de ir más allá de sus propias limitaciones
para ser la mejor versión de sí mismo

La estigmatizada “brujería”, en su aspecto positivo, es el conjunto de actividades y ejercicios que realiza el iniciado en pos de su desarrollo. Saber qué hierbas calman la ansiedad, como la melissa, o cuáles alivian el dolor de estómago, como el boldo, cuáles desinflaman y tranquilizan, como la manzanilla, o qué aromas despejan la cabeza, pero que ayudan en su actividad cerebral, como la menta, son parte de su proceso de aprendizaje. Conectar con el mundo natural y con los elementales es un gran paso para avanzar. Que algunos lo desvirtúen y usen de otra forma estas herramientas, no significa que todo practicante sea así de inconsciente. Una de las bases en no dañar y no tomar más de lo necesario, gran enseñanza que nos dejaron los druidas.

Las sacerdotizas de antaño (como las celtas de Avalon) que rendían culto a la diosa, a la gran madre, fueron aplacadas por el patriarcado que vino con el cristianismo, y posteriormente e incluso hasta hoy, se siguen tildando despectivamente, como personas ignorantes y paganas, cuando en realidad, fueron personas que descubrieron los aspectos más sagrados en sí mismas, en la Tierra y en el universo.


Por eso, hoy brindo con un té de jengibre y diente de león, por todos mis ancestros, hechiceros, magos, brujas, chamanes, sacerdotizas y más, que aplicaron la sabiduría inscrita en el templo de Delfos: “Conócete a ti mismo y conocerás al universo y a los dioses”. Hoy rindo honor a todos los brujos que existieron alguna vez, y a todos lo que moran en ustedes, ¡pues somos los desciendes de esas brujas que no pudieron quemar!, ese es el manifiesto interno de todo hombre y de toda mujer que hoy en día se está haciendo consciente de su sabiduría interior. ¡Siente ese fuego sacro dentro de ti!, déjalo salir, aunque los demás teman, pues toda bruja consciente de su sapiencia y poder, es la ruina de todo patriarcado y de toda mano que intente oprimirla. Ayudemos a limpiar ese título tan manoseado, menospreciado y cargado con una connotación tan negativa: ¡Seamos brujas orgullosas de serlo, rindamos homenaje a ese aspecto tan mágico que vive en nosotros!



11 comentarios:

Demian dijo...

Brujas eran las de antes! Y hablando en serio la magia sigue tan vigente como lo era en otras epocas. En parte es volver un poco a lo natural del ser. Besito

Ilesin dijo...

Tu lo has dicho muy bien eran grandes conocedoras de grandes conocimientos y en realidad la traducción de la palabra bruja es mujer sabia. Asi que brindo contigo por todos los ancestros que tuvieron el conocimiento en sus manos y de alguna manera fueron transmitiendo a todos sus congéneres.
Besos y luz

Maite S.R dijo...

Me gusta esa llamada a la parte sabia de todos nosotros, aquella que sabe y busca más allá de las apariencias y que se adentra en el conocimiento.
En la palabra "bruja o brujo" hay connotaciones negativas debidas al uso de la magia negra o el poder usado para el mal durante siglos e incluso ahora, y es muy difícil embellecerla. Por eso a mí me gusta emplear más la palabra "maga o mago". Siempre han existido personas conocedoras de la sabiduría de las plantas, curanderos y curanderas, y hechiceros o hechiceras capaces de conectar con las otras realidades. Algunos tenían conocimientos conscientes, otros no, pero todos hicieron y hacen un gran bien a la humanidad ayudándola en muchos sentidos.
Lo difícil de todo esto es separar la superstición y superficialidad del verdadero conocimiento, pero eso es camino de cada uno.
Como siempre, haces que cada tema se haga apasionante. :)

Un abrazo cordial :)

Lorena Rosania dijo...

Contigo siempre se aprende, por eso siempre vengo a leerte. Sabes que no soy de las que creo en estos temas pero me gusta aprender del enfoque de otros.

Gracias, como siempre!

Beauséant dijo...

Brujería es aquello que no puedes entender, y no quieres perder el tiempo en pensar un poco :)

Antes se llamaba así, brujería, ahora se llama disdencia, radical subversivo o cualquier otra cosa. Las personas tendemos a ser cómodas, a buscar la explicación más sencilla y cuando te enfrentas a algo que no entiendes lo mejor es denostarlo...

No hemos avanzado tanto, hemos cambiado los nombres a las situaciones y los lugares, pero siempre es la misma historia.

Un abrazo.

Ángela dijo...

Hola Kadannek.
Haces una exposición brillante y profundizas en un tema que ha sido y es muy trivializado y en ocasiones denostado y censurado. Es lo que suele ocurrir cuando hay saberes que nos trascienden.
Confirmo tus palabras brujilla!
Te deseo una semana con magia.
Un abrazo linda.

AMALIA dijo...

La verdad es que lo explicas muy bien y es muy interesante leerte.

Mil gracias.

Un fuerte abrazo.

**kadannek** dijo...

Saludos a todos. Reciban mi agradecimiento más sincero por siempre estar al pendiente y comentar. Saquen esa magia interior que habita dentro de sí, palpitando como un eco incesante.

Abrazos!

Brisa dijo...

Yo también soy una de ellas, de vosotras ;)

Un abrazo

**kadannek** dijo...

-Brisa: Y eres una brujita sabia y encantadora! Un abrazo mágico.

123 dijo...

Probando.