jueves, 23 de mayo de 2019

Amo la sensación de...



Amo la sensación de certeza y claridad, en la que todo mi cuerpo y ser vibra sin una pizca de duda; la verdad se manifiesta en firmes corazonadas y así sé qué camino tomar en armonía con todo, guiada por mi sapiencia interior y a su vez por la sabiduría universal.
Estoy protegida por la luz, no habrá errores ni consecuencias desfavorables, porque realmente he oído la voz de la intuición. 

¿Qué sensación amas tú?

13 comentarios:

CRISTINA dijo...

Todos tenemos sabiduría, simplemente sucede que con frecuencia nos desconectamos de ella. La intuición nos conecta con nuestra sabiduría interna. La voz de la intuición es la voz que está alineada con las leyes universales, es la voz del alma, es la voz creativa de tu ser. Para escucharla necesitamos distanciarnos de nuestras emociones, y volver a tener confianza en nosotros mismos y en el universo. Pero sobre todo, tenemos que crear una línea clara de comunicación entre la cabeza y el corazón.
Muchas gracias, un cálido abrazo de luz!

lunaroja dijo...

En la brevedad de tu entrada se resume la existencia te diría. La simplicidad de la vida, aunque a veces parezca imposible.
Amo la sensación de calma, cuando me siento integrada con todo, en acción,pensamiento y sentimientos. Me siento en plenitud en ese instante!
Gracias por recordármelo!
Un beso.

Paloma dijo...

Esta entrada se la debería leer la protagonista de mi relato y perdón por la referencia personal.
Yo amo la sensación de estar en silencio en la naturaleza, entre otras muchas.
Esta tuya también me gusta.
Un saludo, Kadannek

Ángela dijo...

Hola Kadannet, ya que preguntas....

Pueden ser muy variopintas las sensaciones cotidianas que voy amando a lo largo del camino, y en la misma medida pueden cambiar...

Alguna hay inalterable.

Amo la sensación de saciar mi sed, de abrir mis ojos cada amanecer con agradecimiento, de dar amor a los que quiero y disfrutar del amor que me llega sin pedirlo, de acariciar a mi mascota, de encontrar en mi ser ese refugio de paz y silencio donde siento que lo tengo todo...

Y la sensación gratificante en este momento de enviarte un abrazo.

Beauséant dijo...

algo parecido a lo que cuentas. Esos breves instantes, suelen ser los fines de semana, nada más levantarte en los que comprendes que cada pieza de tu vida ha encajado en su sitio. Qué después de mucho caminar, y pelear, todo ha sido como tiene que ser...

Dura poco, muy poco, pero es bonito ;)

lanochedemedianoche dijo...

Que bueno sentirse dueña de ti misma, cercana al universo, pura flor que la briza lleva por el viento a soñar entre luces de colores, y ver la realidad en tu existir, gracias.
Abrazo

Anónimo dijo...

el ser humano es mucho más que las sensaciones que le transmite su cuerpo mortal. yo vivo de verdad, una verdad inmutable, llena de paz y serenidad.
no pretendo menospreciar, sino comunicar una realidad superior, que superándonos, nos eleva por encima de lo meramente corporal.
Saludos cordiales

Rayén dijo...

Me encanta hacer realidad lo que en algún momento solo fue un sueño y luego volver a soñar. Me gusta el misterio y sentirme sorprendida, asombrada por un acontecimiento, un hecho o una persona especial.
Un abrazo y que tengas una linda semana.

Menta dijo...

Los tiempos de luz y sabiduría crecen en mundos empíricos siempre cada cual a su magnifico ritmo.De vuelta a este espacio tuyo y mio,espacio el mio que retomo bajo la misma luz.Un abrazo cariñoso.

**kadannek** dijo...

-Cristina: Gracias por tu comentario tan concienzudo y contundente. Gracias por compartir siempre con tus sabias y amorsas palabras a las cuales me uno.

-Lunaroja: Gracias por tu tan profunda apreciación y gracias también por compartir sobre el estado de calma. Ciertamente estar en paz es estar en contacto contigo mismo y sentirte pleno. Un abrazo.

-Paloma: ¡Me encantó la referencia, no te disculpes! Estamos conectando historias, pensamientos y corazones.
Estar en silencio es medicina pura, es como activar una señal hacia el universo o tu corazón de forma armoniosa. Un abrazo.

-Ángela: Me llena tu visión y forma de vivir, sintiendo inspiración por las instancias simples y hermosas. Es una manera muy hermosa y gratificante de vivir.. Un abrazo también para ti.

-Beauséant: Sentir que todo encaja de alguna manera, por más bizarro, paradójico o increíble que parezca, es una de las sensaciones más gratas que he podido experimentar también. Gracias por compartirla. Un abrazo.

-Felicitas: El cuerpo es el vehículo del alma y también una expresión de la misma, por eso no hemos de desprestigiar los mensajes que recibe o las señales que transmite. Una sensación simple, compleja, instintiva o espiritual es una forma de conexión con la vida, contigo mismo e incluso más allá. Es cietro que somos más que el cuerpo, pero el cuerpo es parte de nuestra integridad. La sensación que describo es meramente espiritual pero soy capaz de sentirla en todo mi ser, desde la mente, el cuerpo y hasta el alma. También amo las sensaciones simples, pero mágicas, como el viento en mi cara o el césped en mis pies. Amo las sensaciones placenteras de mi cuerpo mortal.

-Rayén: Lo describes de forma muy poética e inspiradora. Me he sentido tocada por tu reflexión. Gracias, comparto tus sensaciones. Un abrazo.

-Menta: Gracias por tu comentario y visita. Espero que tu retorno te sea provechoso. Saludos.

Volarela dijo...

La certeza realmente es una sensación mágica, liberadora, que da mucha paz... Y qué pocas veces se consigue.

Maru dijo...

Amo la sensación de paz, esa certeza de vivir en la aceptación, en el continuo aprendizaje a través de la observación de mis propias reacciones y emociones que estoy recién aprendiendo a conocer realmente, desde la compasión y lejos de los prejuicios, el silencio, la percepción de la belleza que nos rodea...te mando un abrazo allí donde estés.

**kadannek** dijo...

-Volarela: Ciertamente, estimada mía. Por eso la aprecio tanto y aspiro a sentirla mucho más.

-Maru: Todas esas sensaciones son hermosas, gratificantes y sanadoras. Vale la pena proponerse a sentirlas y hacerlas un estado constante. Un abrazo, gracias por pasar.