domingo, 21 de agosto de 2011

Un ser humano sin límites geográficos.

Todo lo que diré de forma muy breve va con mucho respeto y espero que se entienda como una simple opinión y/o punto de vista.

Cuando me preguntan "¿de dónde eres?" mi respuesta siempre es igual: "Soy del mundo, pero vivo en Chile".

Bajo mis conceptos sobre el ser humano no considero que una nación, un país o una ciudad determine "qué o quién se es". Es muy limitante definirse y encasillarse como Mexicano, Cubano, Griego, etc. El hombre tiene que ir mucho más allá de las circunstancias físicas. Un territorio no dicta quién soy. Estoy muy de acuerdo y a favor que se proteja nuestro entorno, nuestra tierra, pero “nuestra tierra” no es sólo un Estado, sino todo el mundo.

Me parece bien sentirse orgulloso de pertenecer a cierta zona, es mejor eso que sentirse avergonzado del lugar en donde nos tocó nacer y vivir.

En términos geográficos todos los países tienen un atractivo especial, lo que puede opacar o enfatizar esa belleza son actos específicos de cierta gente, ahí radica la cuestión, pero el problema está en acusar o sobre-estimar a todas las personas, generalizando, culpando o responsabilizando a toda una raza o población por los errores de algunos, sobre todo de sus gobernantes; Es por eso que creo imprescindible aprender a discernir y ser más tolerante. La discriminación racial muestra una capacidad mental muy reducida para poder ver la realidad con ojos limpios.


7 comentarios:

Mar dijo...

Kadannek, todo aquella persona que clasifique a un pueblo o país entero juzgando solamente lo que hacen unos cuantos, creo que anda equivocado.

No se puede meter a todo el mundo dentro del mismo saco, porque obviamente hay tantas opiniones y fomas de proceder como personas.

Muy de acuerdo con tus palabras.

Una ciudadana del mundo ;-)
Mar.

Bss.

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Hola, Kardannek, estoy muy de acuerdo con todo lo que expones en esta disertación tuya. Por supuesto que el racismo es una lacra social, de las peores, diría, y que sólo manifiesta el miedo a la diferencia y la incapacidad para razonar.

Yo también me siento ciudadana del mundo, sin menoscabar por ello el amor a mi tierra, pero los nacionalismos siempre acaban generando xenofobia.

Aprovecho también a agradecerte tu hermoso comentario en mi último poema. A mí también me gusta más la versificación libre, componer sin métrica ni rima, que es como generalmente compongo, pero a veces salen al revés, con métrica y con una ligera rima asonante, como ha sido el caso de este poema.

Los poemas son como los hijos, nacen por sí mismos y rara vez podemos controlar qué genes heredarán, jajaja. Al menos en mi caso, pues los compongo recitando a viva voz y después los voy escribiendo, así que muchas veces ni yo misma sé de su naturaleza hasta que los llevo al papel y muy pocas veces los modifico, suelen quedar tal cual fueron "paridos" en un principio.

Bueno, ante todo mil gracias, pues me sentí muy halagada con tan bello comentario para mi humilde poema.

Un beso grande y muy feliz semana.

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Mil gracias por tu comentario en el poema de mi amigo Amílcar, ambos te lo agradecemos mucho. Y bueno, nuestros estilos parecen similares en los poemas que me has leído ultimamente porque los compuse con métrica, pero a diferencia de él, suelo componer sin ella y con rimas asonantes y pocas o ninguna, mientras que Amílcar compone con rimas consonantes y hace del soneto su seña de identidad. Te paso un enlace de un poema mío donde verás algunas rimas asonantes, pero carente de medida, para que veas un poco la diferencia. No es para que lo comentes ni nada, sino para ilustrar un poco lo que digo. Sólo has de clicar en él:
AGUA DULCE, Mayte Dalianegra

De nuevo te dejo mi gratitud y muchos besos.

ceroocho dijo...

Muy de acuerdo, pero ¿y la cultura? es motivos de muchas disputas pero es lo que más identifica a un pueblo. Lo bueno sería aprender de todas las culturas en un ambiente pacífico, pero... aaay amigo!

Todas estas cosas no las vende el capitalismo, luchemos contra él!!

sand dijo...

A mi me gusta pensar que llegará un día en que por encima del acento, los ropajes y el pigmento, reconoceremos el valor de cada individuo. La tarea de todos es buscar la convivencia pacífica y respetuosa, más allá de los prejuicios y de la costumbre de medir por apariencia el valor de una persona o un grupo social.
Compasión, diálogo y tolerancia son la clave para hacer realidad esa tierra de todos, con diversidad y justicia.

Esther dijo...

Es cierto que suelo decir: - Soy española- y me siento como contenta, me gusta pero, te doy la razón en lo demás. Me encantó tu respuesta: - Soy del mundo pero, vivo en Chile- :) Cierto. Yo también soy del mundo y entonces, te saludo como "hermana" :)

Y eso, la discriminación racial, un atraso. Ya dicen que no hay regla sin excepción pero, a veces se necesita generalizar para sacar conclusiones; el científico saca sus teorías también, generalizando, sino no se avanzaría en su trabajo... y la generalización sirve para que el ser humano se sienta más seguro, a veces. Lo malo, en el ámbito que tú lo tratas, es eso que tú dices, que a veces pagan justos por pecadores, por lo que hagan otros. La discriminación racial, sí, un atraso.

Bona nit. Me voy. Pasé por aquí pero, es ya un poco tarde para mí :)

Dark dijo...

Buena reflexión... =)

Y bueno, yo también estoy en Chile. :P

¡Un abrazo!