miércoles, 30 de noviembre de 2016

Para sanar el karma familiar



En el artículo pasado hablamos sobre la importancia de recorrer tu propia historia y la de tu familia, para reconocer qué patrones te han sido heredados. En este proceso de descubrimiento podrás aprender a respetar tus raíces, sin cargar con sobrepeso venido de generaciones anteriores. La idea es romper con los ciclos repetitivos de enfermedad, injusticias y malestares en general, además de trascender y liberar memorias dolorosas que viven en tu sangre y continúan torturándote a ti y a los tuyos. 
Si tuviste un padre alcohólico, por ejemplo, no estás destinado a seguir sus pasos, pues ello depende exclusivamente de ti. Hoy es cuando para eliminar las conductas que podrían llevarte por su mismo camino. Recuerda que eres dueño de tu vida, y aunque su genética está en ti, puedes modificarlo a través del entendimiento, la comprensión, el perdón y el amor.

El primer paso es rendir un homenaje a los ancestros, entendiendo que ellos son tu origen y que gracias a que ellos fueron los primeros en llegar hoy estás aquí. Eso puedes hacerlo practicando el poder de la gratitud desde tu corazón y además, honrando con el ejercicio de la semana pasada, el cual, a nivel personal, me ha demostrado el poder sanador que posee el perdón por medio del conocimiento, ya que estudiando a mis antepasados y sus circunstancias, me ha permitido irme desligando de prejuicios e incomprensiones, por ende me he conocido también un poco más a mí misma.

Hoy les traigo un nuevo ejercicio para trascender situaciones familiares que los mantienen estancados en circunstancias indeseables. No tienes por qué entregarte a la resignación si puedes hacer algo para liberarte de esas cargas. Así que te propongo esta oración por un periódo de 7, 14, 21 días o cuantos quieras. Puedes escoger un tema en particular si lo deseas, como por ejemplo, inestabilidad financiera, problemas de herencia, enfermedades, complicaciones en relaciones románticas, etc. 


Oración de sanación del karma familiar:
(Autor desconocido)

"Invoco a los seres de luz, para que me guíen en este proceso de sanación kármica familiar, para transmutar todo patrón repetitivo de dolor, injusticia, enfermedad, creencia de escasez o violencia en mi entorno familiar que se manifiestan por herencia genética.
Libero, amo y perdono a todos mis ancestros y a las generaciones que me precedan.
Limpio ahora, todo patrón negativo energético hereditario impreso en mi ADN, llevando sanación a todo mi linaje genético.
Sano este karma aquí y ahora conscientemente, transmutándolo en luz y amor, y libero toda esa energía mal calificada al universo.
Entrego esta sanación y aprendizaje con amor a toda mi descendencia y ascendencia familiar.
¡Estamos sanados, estamos sanados, estamos sanados!
Así es. ¡Hecho esta!"



Nota: Puedes recitar estas palabras incluso sin un tema en especifico, solo con la intención de liberar y sanarte a ti mismo y a tu clan. Por experiencia propia, este ejercicio ayuda a desarrollar un poco más la compasión y a dejar ir rencillas pasadas. Así que le deseo mucho éxito en esto a quien decida ponerlo en práctica.

miércoles, 23 de noviembre de 2016

Oración sistémica a los ancestros




En “los códigos del clan” hablamos sobre las conductas, comportamientos y tradiciones que realizamos rutinariamente de forma inconsciente e incuestionable, pero que si profundizamos en su origen podemos descubrir que son patrones subconscientes que hemos heredado a través de nuestra familia, sin dejar de lado la influencia cultural y los eventos que nos han impactado. Es cierto que cada quien es único, pero para poder brillar totalmente por uno mismo, sería ideal hacer un recorrido por nuestra historia personal, y resolver las situaciones inconclusas de nuestro linaje. Muchas veces se repiten situaciones en una generación para que ésta halle las llaves que abran la puerta hacia la liberación de sus predecesores, y por ende, la sanación del linaje, incluyendo a los miembros actuales y a los descendientes. “Cortar cadenas” podría ser un nombre apropiado, pues es un poco injusto e insano seguir perpetuando ciclos viciosos y sentir heridas abiertas o cargas emocionales que no son propiamente tuyas. 
En constelaciones familiares, ancestrología, en el Hoponopono y otras corrientes psicológicas, hacen gran hincapié en hacer las paces, en perdonar, en dejar ir y reconocer a tu gente, a todos quienes son parte de tu sangre o vida. Les hayas conocido o no.

Investigar y escuchar historias sobre tu familia es fundamental para ir descubriendo estas heridas y saldos pendientes. Si por alguna razón no puedes hacer estas averiguaciones, puedes realizarte preguntas a ti mismo para dilucidar qué dolores o sentimientos son realmente tuyos. Estoy segura que llegarás a un punto en que intuirás que algo en ti no te pertenece. Hacer meditaciones guiadas o sentir tu propio cuerpo puede darte pistas precisas de esas cosas por sanar. A las mujeres que hoy me leen, les recomiendo hacer la meditación en un artículo anterior "Penúltima Superluna del año y su poder sanador" , buscar ejercicios o guiarse por su mera sensibilidad para sentir sus úteros sagrados. En ellos reside gran información sobre ustedes y las mujeres de su familia. En sus úteros y en su sangre late toda la verdad que necesitan para sanarse a sí misma y a los suyos. 
Otro tip que les quiero dar es hacer cartas: De duelo (para liberar), de reconocimiento (para valorar) y de agradecimiento (para sanar y atraer prosperidad) -con el tiempo les iré mostrando algunos modelos-. En la entrada pasada hablamos sobre la importancia de los “actos simbólicos” para conectar y trabajar con el subconsciente, el que entiende a través de simbolos. Así que escribir, leer y quemar una carta, es un acto simbólico que tu Subconsciente y el de los implicados captará. Por eso les dejaré un modelo para una carta que te permitirá conectar con tus antepasados:



ORACIÓN SISTÉMICA A LOS ANCESTROS (Autora: Zureya Queipo Meneghini)

"Visualiza a tus padres delante de ti, detrás de ellos a tus abuelos, detrás a tus bisabuelos y todos tus ancestros. Incluye tíos, tías, tíos y tías abuelas. A todos y cada uno de ellos y les dices:

Hoy quiero honrar a toda mi familia, sobre todo a mis ancestros. Yo vengo de ustedes. Ustedes son mi origen. Al llegar antes que yo me facilitaron el camino que hoy tránsito.

Hoy le doy un lugar en mi corazón y en mi sistema de familia a cada uno de ustedes. 

Hoy honro a los que lo hicieron bien y a los que lo hicieron mal. 

A los que se fueron y a los que se quedaron. 
A los abusadores y a los abusados. 
A los buenos y a los malos. 
A los ricos y a los pobres. 
A los fracasados y a los exitosos
A los saludables y a los enfermos
A los que conocí y a los que no
A los que lo lograron y a los que no

A cada uno de ustedes los honro, sobre todo a cualquiera de ustedes que haya sido excluido por cualquier motivo.

Yo no estaría aquí si ustedes no hubieran llegado primero que yo. Los llevo a todos conmigo en cada paso que doy y que cada cosa que hago.

 A partir de hoy cada paso que doy con mi pie derecho lo daré con mi padre y toda la familia de mi padre. 
Cada paso que doy con mi pie izquierdo lo doy con mi madre y la familia de mi madre, respetando los destinos de todos

Les pido que me den su bendición para ser la persona más saludable, exitosa, amada, amorosa y abundante del mundo. Lo haré en honor a ustedes poniendo el nombre de mi familia y mis raíces en alto.

Gracias, gracias, gracias

Gracias papa, gracias mama. Gracias a mis ancestros".

*___________(Sella la oración colocando aquí tu nombre completo).

*  Hija de:_______ (Coloca el nombre de tu papá y el de tu mamá)."

--------------------------------------

Puedes guardar esta carta, regalarla a alguien de tu familia, compartir este ejercicio con seres queridos. Leerla en voz alta con consciencia y luego quemarla. Lo que más te llame.

jueves, 17 de noviembre de 2016

Actos simbólicos




Desde hace unos días vengo explicando y explicándome que el lenguaje del inconsciente y subconciente es a través del simbolismo, es por ello que para conectar con él, trabajar con él y sanar con él, se hace necesario hablar en su lengua, es decir: Con símbolos.

Cada cabeza posee un mundo psicológico vasto y único, y aunque existe la teoría, muchas veces comprobada y estudiada, sobre el inconsciente colectivo, hay cosas que son diferentes de persona en persona. Por ejemplo, si hablamos de sueños, se suele decir que si sueñas con ratas o excremento es que recibirás mucho dinero. Pero bajo mi psicología, si sueño con ratas puede ser algo relacionado con el instinto, y si sueño con excremento, tengan por seguro que no recibiré dinero, a menos que sea uno bien sucio. Más bien, lo relacionaría con  algo que debe ser purificado con urgencia. Al fin de cuentas, les doy por firmado que el mejor intérprete es uno mismo. Puedes hallar pistas por otras fuentes o experiencias de personas, pero nadie mejor que tú mismo para descifrar los códigos de tu mente.

Ahora bien, entre la cantidad de creencias que existen, "cada loco con su tema", como se dice, y con ello no pretendo ofender, más bien concientizar sobre la importancia que el respeto tiene en este asunto, tanta para los otros como para contigo mismo. ¿Por qué lo digo? porque todos tenemos derecho a manifestar lo que somos y llevamos por dentro. Hay muchas personas que realizan actos simbólicos o “psicomágicos” a lo Jodorowsky, para sanar y librarse de cargas que obstaculizan sus vidas.

¿Por qué no puedes ofrecer una plegaria al mar, darte un baño de luna o pedir protección al Sol?, ¿Qué problema hay con escribir una carta de duelo para olvidar el pasado, o hacer un ritual con velas y flores para reconectar con los mundos sutiles? No hablo de magia ni misticismo, hablo de expresión. Yo misma he realizado en el último tiempo algunos actos que son significativos para mí, en los cuales he podido sacar a la luz cosas de mi subconciente para trabajarlas y sanarlas, y eso se logra sólo después de verlas y llevarlas hacia la consciencia. 
Hay muchas personas que escriben un sueño o un deseo en un papel, lo colocan en el fondo de una maceta y siembran alguna planta en él, la riegan con amor y cuidado, recordando que tienen un deseo que cumplir. Esto les ayuda con su fuerza de voluntad, desarrollando el pensamiento positivo y atrayendo optimismo a sus vidas. ¡Me parece algo muy hermoso! Yo jamás me reiría de algo así. Si a alguien le parece ridículo, tampoco lo culpo, pero no se trata de que la planta te llevará a la meta, el proceso de cuidarla conteniendo un secreto en su interior, te dará fuerzas para continuar por eso que es tan especial.

Esta semana he hecho un par de actos simbólicos, con meditaciones, música, canto, velas y otros elementos, y la magia está en la transformación interior que estoy sintiendo al hablar con los mundos de mi subconsciente. Por ello, con mucho cariño y respeto, te invito a que realices un acto simbólico que te sirva para autovalorarte, para darte reconocimiento, liberación, purificación o sanación. Funciona si lo haces con consciencia y respeto hacia ti mismo. Sólo debes estudiar los mundos misteriosos y profundos de tu mente y/o guiarte por la intuición.



jueves, 10 de noviembre de 2016

Penúltima Superluna del año y su poder sanador




Este Lunes 14 de Noviembre viene la penúltima superluna de este 2016 y además, ¡la más grande de los últimos 70 años! Los especialistas indican que no volveremos a ver una así de brillante y cercana, sino hasta aproximadamente el año 2034, un regalo magnífico para las generaciones más jóvenes. ¡No desaprovechemos la oportunidad! No sólo se trata de un espectáculo astronómico, sino de una fuerza sanadora tremenda que nos regala la galaxia.

PiedrasAlgo que les recomiendo, y que yo misma haré sin dudar, es cargar todas mis piedras, minerales y objetos de poder con esta sagrada energía lunar. Limpia estas gemas con agua e incienso o con tu aliento primero para purificarlas, y luego expónelas durante toda la noche a los rayos de este hermoso satélite natural.

Situaciones dolorosas: Para el hemisferio Norte, durante el mes de Noviembre, esta luna llena es conocida como “Luna de duelo” o “Luna de la Lechuza”, entre otros muchos nombres. Ideal para dejar ir situaciones, personas, recuerdos y emociones que no se desean más en nuestras vidas. 
Aquí les dejo un hermoso ritual muy detalladamente explicado por Asi Hidalgo en la página Hijas de la Tierra. El cual consiste en acercarse al mar, conectar con los elementos, escribir en papel (ojalá reciclado) cosas que deseamos borrar y mejorar. Algo parecido a lo que les he recomendado en artículos anteriores, como escribir en la arena, tachar las palabras y entregar el asunto a las aguas.

Sanación del linaje: Pero algo que tanto los del hemisferio Norte como los del Sur podemos hacer, es trabajar sobre la sanación de sus linajes femeninos (e incluso masculinos si están en ese proceso). Si van a trabajar con el primero, les sugiero hacer una meditación para sanación de útero, tengan uno físico o no, la idea es conectar con el útero en su aspecto energético-simbólico, para desbloquear las heridas emocionales tanto personales como de generaciones pasadas. Liberar el potencial de su sexualidad sagrada y sobre todo, volver a anclarse con la madre Tierra. Aunque esta meditación la detallaré en profundidad en otra entrada, les pido que se guíen por la intuición. Imaginar que su útero se llena de una gran luz vibrante, de la que nace un bello árbol que las contiene a ustedes, a sus madres, hermanas, abuelas y otros ancestros femeninos, el cual extiende sus raíces por sus piernas y se expande por toda la Tierra, conectándolas con todas las mujeres del mundo, sobre todo con las que son queridas por ustedes, y entre todas se nutren mutuamente en conocimiento, amor, fraternidad y energía, la cual va de regreso a sus úteros, y de él hasta sus corazones, donde nacen de las flores más grandes y hermosas jamás vistas, y desde aquí, hasta su frente o coronilla, purificando la consciencia, lo que permite abrir un portal hasta la Luna, quien las envuelve con un manto blanco de protección, limpiando, sanando, borrando las memorias dolorosas de ustedes, de sus familias y de otras generaciones. Ahora están conectadas a dos grandes Madres: Una madre Lunar que les da la inspiración y luz para guiar sus caminos, y una madre de tierra, que les permite conectarse con todo su entorno y hermanas. Pueden modificar esta meditación visualizando a los hombres de su familia si es que trabajan en el linaje masculino.

Los hombres pueden hacer lo mismo o imaginarse dentro de un útero sagrado dentro de la Tierra, el cual les brindará el conocimiento del aspecto femenino para sanarlo en ustedes mismos y a la vez, ayudar y conectar con todas las mujeres de su historia. Contarán también con la luz purificadora de esta gran Superluna llena.

Artículo anterior en donde se explica más sobre las Superlunas, en Superluna en Aries

lunes, 31 de octubre de 2016

Sagrada bruja


Las peyorativamente llamadas “brujas”, bajo mi visión, fueron mujeres altamente conscientes, buscadoras inalcanzables de la verdad, de la evolución y del despertar. Hábiles alquimistas capaces de trabajar con las fuerzas de la naturaleza a su favor, y por ende, de fluir con la corriente de la vida, entender sus ciclos y comprender sus enigmas, generando un gran sentido de conexión divina, capaz de captar las claves del cosmos y activar los códigos celestes que les llevarían por el camino hacia su verdadera transformación, convirtiéndose en sí mismas, en una piedra filosofal.


Gracias a sus arduos estudios en todas las ciencias y las mal catalogadas “pseudo-ciencias” como la astrología, la adivinación con runas y otras ramas ocultistas, por nombrar algunas, podían abrir las puertas del misterio, desarrollando sus dotes internos; esas facultades que laten dormidas en todo ser humano, pero que sólo un corazón atento y una mente abierta permiten conocer.

Una bruja o una hechicera, hoy en día simboliza la sapiencia femenina y el potencial místico que existe en cada una de nosotras, o en cada varón que decide explorar en las profundidades de sí mismo, sin juicio. Una bruja o brujo es una persona extraordinaria, dispuesta a conocer los secretos de la magia y la metafísica, de entender y trabajar sobre su poder personal, de expandir sus fuerzas mentales, de ir más allá de sus propias limitaciones
para ser la mejor versión de sí mismo

La estigmatizada “brujería”, en su aspecto positivo, es el conjunto de actividades y ejercicios que realiza el iniciado en pos de su desarrollo. Saber qué hierbas calman la ansiedad, como la melissa, o cuáles alivian el dolor de estómago, como el boldo, cuáles desinflaman y tranquilizan, como la manzanilla, o qué aromas despejan la cabeza, pero que ayudan en su actividad cerebral, como la menta, son parte de su proceso de aprendizaje. Conectar con el mundo natural y con los elementales es un gran paso para avanzar. Que algunos lo desvirtúen y usen de otra forma estas herramientas, no significa que todo practicante sea así de inconsciente. Una de las bases en no dañar y no tomar más de lo necesario, gran enseñanza que nos dejaron los druidas.

Las sacerdotizas de antaño (como las celtas de Avalon) que rendían culto a la diosa, a la gran madre, fueron aplacadas por el patriarcado que vino con el cristianismo, y posteriormente e incluso hasta hoy, se siguen tildando despectivamente, como personas ignorantes y paganas, cuando en realidad, fueron personas que descubrieron los aspectos más sagrados en sí mismas, en la Tierra y en el universo.


Por eso, hoy brindo con un té de jengibre y diente de león, por todos mis ancestros, hechiceros, magos, brujas, chamanes, sacerdotizas y más, que aplicaron la sabiduría inscrita en el templo de Delfos: “Conócete a ti mismo y conocerás al universo y a los dioses”. Hoy rindo honor a todos los brujos que existieron alguna vez, y a todos lo que moran en ustedes, ¡pues somos los desciendes de esas brujas que no pudieron quemar!, ese es el manifiesto interno de todo hombre y de toda mujer que hoy en día se está haciendo consciente de su sabiduría interior. ¡Siente ese fuego sacro dentro de ti!, déjalo salir, aunque los demás teman, pues toda bruja consciente de su sapiencia y poder, es la ruina de todo patriarcado y de toda mano que intente oprimirla. Ayudemos a limpiar ese título tan manoseado, menospreciado y cargado con una connotación tan negativa: ¡Seamos brujas orgullosas de serlo, rindamos homenaje a ese aspecto tan mágico que vive en nosotros!



martes, 25 de octubre de 2016

La voz del mar




¿Has oído la voz del mar, la verdadera y profunda voz del mar? aquella que no sólo baña tu cuerpo y enjuga tus lágrimas calladas, sino que te hace sentir que eres parte de la gran red total. Es como un canto sinuoso y a la vez un ronco eco que se queda palpitando dentro de ti, cual caracola; es la danza de la vida resonando, es el ritmo del universo completo respirándote… Tal vez a esto hacía referencia mi querida Maite cuando hablaba de la playa.

La playa posee esa facultad chamánica de sanar las heridas emocionales y álmicas, pues si en silencio y respeto le contemplas, la corriente natural de la Tierra te hará parte consciente de sí, reactivando tu flujo energético junto con la sinfonía cósmica que habita allí.


Hace unas semanas con mi esposo fuimos a la playa, en donde sumergimos nuestros pies en sus saladas aguas, quedando empapados hasta los muslos por inesperados abrazos de la marea. Propuso escribir y tachar cosas en la arena que ya no queremos en nuestras vidas, y eso hicimos. Dejamos ir los elementos dolorosos, los ofrecimos al mar, el cual borró nuestras escrituras, enseñándonos que toda situación no es ni tan grave ni tan interminable como parece. Se sintió muy terapéutico este ejercicio. Fue realmente sanador y liberador, así que los invitamos a experimentarlo por ustedes mismos. Sinceramente hay una belleza sublime en compartir el camino y nutrirte al lado de un compañero de ruta, que te apoya, que te quiere y que te cuida. La sensación de agradecimiento es todavía más intensa, así que dejamos nuestra gratitud plasmada en la arena y firmada con las huellas de nuestros pies. Siempre voy a la costa con las personas más queridas para mí. No sé si es parte de un espíritu romántico o si inconscientemente anhelo una conexión fluída así como el movimiento del mar. Grandes cosas me han ocurrido en él; Me comprometí una noche tibia de Julio, en el centro de la playa, justo en el límite en donde rompe la marea; Despedí a una gran amiga que emprendió viaje hacia otros sitios, y he conversado largo y tendido con seres queridos y conmigo misma.

Inspirada por esa reunión, hace unos días volví a la playa, luego de obtener respuestas, me encomendé a las olas, me dejé llevar etéricamente por la marea y me permití “morir” un poco junto con el ocaso, y bajo ese hermoso cielo encendido, esperé el nacimiento de una renovada y fresca luz en mí. 
El vuelo de las gaviotas, palomas, de un pelícano y otras aves, llevaron y trajeron mensajes sutiles, la arena construyó caminos nuevos para cicatrizar heridas internas, y las rocas me sostuvieron con fortaleza, permitiendo anclarme al mundo, con calma y paz.


Hay algo divino en en la costa, como deidades que sonríen ofreciendo las llaves del misterio a quien extienda manos, corazón y alma. Hay algo, sin duda divino y mágico, que nace y muere en el horizonte, y que nos contempla desde el fondo con severos y dulces ojos de dios y niño.

Volveré... Volveré como un navío que se adentra al mar, a sabiendas que sin timón la boca hambrienta de un océano abierto, jugará con él como un peón en un laberinto sin fin.

(Las fotografías son de mi autoría (a excepción del "gracias" que lo captó mi esposo), cosa que me hace feliz, ya que retomé una actividad que me encanta; la de rebelarme contra el tiempo y guardar momentos en una imagen.)

Esta entrada la dedico a mi amado esposo por el regalo de momentos felices, a mis queridas Maite S.R por admirar y sumergirse con todo y alma en el mar, y a Analy, que un día se bañará en sus aguas conociendo las bondades de la playa junto a mí.

sábado, 15 de octubre de 2016

Superluna en Aries



Quizás en estos días te duela la cabeza, te cueste dormir, estés sensible e irritable. Apartando los asuntos obvios de estrés, es aceptable que hasta cierto punto responsabilices a la atmósfera. Como ya lo sabrás, la fase de Luna llena eleva la marea en las costas y también influye en todos los fluidos internos en nosotros, pero en esta ocasión viene con algo especial para este fin de semana: Podremos ver a este astro en todo su esplendor, pues se producirá una "Superluna", un fenómenos que se presenta de 3 a 6 veces al año como mucho. Este suceso astronómico se caracteriza por la brillantez y aumento en el tamaño de la Luna en un 14% (según la NASA) cuando ésta alcanza el perigeo, esto significa que este satélite natural, está en el punto de su órbita más cercano a la Tierra que coincide en su fase de Luna Nueva o Llena.
Entre la noche de este Sábado 15 y Domingo 16 de Octubre, tendremos la tercera Superluna de este 2016 y la última será el 14 de Noviembre, que según nos anticipan los más expertos, se verá todavía más hermosa, a tan sólo 356.500 km de distancia y con un diámetro aproximado de 34 minutos de arco. Las siguientes Superlunas no tendrán estas características similares sino hasta el año 2034 y posteriormente en el 2052, fecha a la que espero que muchos lleguemos a vivir.

Cabe decir que no todos los espectadores ni en todos los sitios se distinguirá con claridad la diferencia entre una clásica Luna llena con una Superluna, pues en la actualidad no tenemos el ojo acostumbrado a estos detalles naturales. Quizás algunos observadores muy atentos a simple vista notarán el aumento en su brillo y tamaño, y con fortuna (o con unos buenos binoculares o una cámara fotográfica) apreciarán los cráteres lunares.  Es muy probable que Venus también protagonice la noche, siguiéndole de cerca Marte y Saturno.

En el campo de la astrología tenemos una Luna llena en Aries y al Sol en Libra, lo que indica, diría, la toma libre pero consciente de riesgos que lleven hacia la transformación principalmente en el área física o de logros personales. Aries es un signo con gran independencia y valentía, con fuego interno e impulsividad, aprovéchalo para dar esos saltos en tu vida que no requieren de mucha paciencia ni espera. Por dar un ejemplo básico, ese cambio radical de look que siempre has querido pero que nunca te atreviste, hazlo, pero adaptándolo a tu persona, es decir, que te aporte para definir y proyectar de la mejor manera tu identidad.

Algunas de las cualidades que se asocian con la Luna, sobre todo en su fase llena, es la imaginación y la influencia en los mundos oníricos, el ciclo menstrual, los afectos y sentimientos, y el subconciente. Es una oportunidad fabulosa para ser creativos en nuestras expresiones y trabajar íntimamente en nuestro fuero interno, con valentía y decisión. Una ocasión predilecta para rendir homenaje y celebrar la divinidad en su aspecto sagrado femenino en nosotros.

La presencia de Venus invita a hacer las cosas que te enriquezcan por dentro y fuera, aportando  crecimiento y belleza interior.  Saturno siempre hace el llamado al desapego, dejar ir lo que nos traba. Y Marte enseña a luchar por lo que anhelamos y nos moviliza con fuerza hacia ello, pero cuidémonos de la imprudencia. Según la forma en que yo lo veo, toda esta conjunción habla de la aceptación y autovaloración. De encontrar el equilibrio y avanzar, incluso, durante la misma travesía puedes hallar esa paz que requieres para estabilizarte. Esta lunación aporta ayuda para desarrollar la voluntad con ejercicios simples y directos. Un paseo al aire libre o actividades deportivas, serán de mucha ayuda para liberarse y expresarse energéticamente.

Aunque no soy experta, y seguramente se nota, comparto estos detalles generales para que todos contribuyamos con el intercambio de información, pues he entendido que una vía para el autoconimiento no sólo es la exploración del otro, sino la comprensión de nuestro entorno natural de pequeña a gran escala, es decir, desde nuestra Tierra y lo que mora en ella, hasta lo que orbita fuera de ella y más allá. Observando el universo y nuestro sistema galáctico, conoceremos nuestras galaxias internas, y desde allí, como un péndulo, conoceremos al mismo tiempo toda la vida estelar.


viernes, 7 de octubre de 2016

Así lo viví


Este año ha sido muy transformador a nivel personal. He visto derrumbarse en mí y en mi entorno, patrones viejos y conceptos inservibles, lo que modifica mucho la manera en que vemos y nos desenvolvemos en el mundo.
El mes pasado fue intenso a nivel astronómico, astrológico y energético. Seguro más de uno sintió la gran influencia de este tan movido Septiembre. Fue un mes que trajo cinco fenómenos cósmicos y naturales de importancia, y que se hicieron notar sin pudores. El Eclipse solar “Anillo de fuego”, El portal cósmico 9.9.9, el Eclipse total de Luna en Psicis, El Equinocio de Primavera u Otoño y una Luna negra, para disfrutar una segunda fase de Luna Nueva en el mismo mes. Sorprendente ¿verdad? Pero ya hablé de cada acontecimiento por separado, lo que busco hoy, es compartir la forma en que yo viví estas fechas.


Desde el eclipse solar el Jueves 1 de Septiembre, comencé un plan de meditación durante 9 días, en los que partí con ejercicios de limpieza áurica y sintonización planetaria. Trabajé con algo de geometría sagrada, usando símbolos tales como la flor de la vida para armonizar mi aura con el campo electromagnético de la Tierra. Planté mentalmente un merkaba en distintos puntos del mundo en los que hay conflicto para activar la resolución de problemas y armonizar dentro de lo posible, cada zona, sabiendo que un grupo grande de personas hacían el mismo ejercicio. Se sintió bien contribuir con la buena voluntad y deseos de paz de corazones nobles repartidos por todo el globo terrestre. También utilicé pirámides de luz para proteger y conectar con planos sutiles, y usé los beneficios de la visualización con rayos de distintos colores. Todo ello para recibir con la mejor preparación posible el portal 999, el  Viernes 9 del mes 9 del año 9 (2+0+1+6=9).
Ese día realicé una meditación guiada, pero me dejé llevar libremente por mi intuición también. Quise conectar con Egipto y realicé un altar representativo para anclar mi energía con dicha civilización, esperando que desde ahí fluyese hacia donde debiese ir.
Para explicarlo de forma simple y breve, el gran objetivo de este tan esperado portal, era recibir la energía Crística y anclarla en el planeta, y en uno mismo. Muchos tejimos redes de luz, con la cualidad de la imaginación e intención. Muchos plantamos semillas de poder, con el deseo de ver florecer -metafísicamente hablando- árboles de la vida en todo el mundo. La energía crística abre los corazones hacia una conciencia elevada en paz y unión con todos los seres, que ayuda a la madre Tierra a ascender. 
Este proceso de nueve días fue intenso a nivel individual, me sentía muy conmovida durante o después de cada meditación, muchas veces sin saber por qué. Sólo me decía a mí misma que estaba liberando emociones no expresadas. Quizás rompía “implantes” mentales limitantes, o mi memoria ancestral quería despertar. El último día sentía una intensa añoranza de un mundo nuevo, e incluso, de un sitio antiguo que ni si quiera sé si existe. Mi alma tenía deseo de infinito, y aunque hice todo lo que pude, no fue suficiente, pero es un paso.

Para el eclipse total de Luna que cayó también un día Viernes, estaba preparando un atrapasueños modular. El primer módulo simboliza -según yo- la Luna llena como deidad, el segundo lo titulé como “el reencuentro” entre la Luna y el Sol, el cual se estuvo deformando un poco ya que apliqué fuerza de sobra. Y el más pequeño, simboliza como tal el eclipse, la completud, la integración. En el centro le puse un ying yang. Lo consagré para la armonía del hogar y la alineación de todos sus miembros. Para la base de cada circunferencia utilicé un alambre de cobre, no sólo como gran conductor de energía, sino para tener presente un elemento representativo de la Tierra. Casi todos los materiales son reciclados o viejos, salvo uno que otro detalle. Esta fue mi forma de celebrar esta fecha y rendir homenaje a esta alineación planetaria. Sé que les sugerí un ritual con velas, copa y sal, pero a mí no me dio tiempo. 

Para el Equinoccio de Primavera en el hemisferio Sur, realicé el ejercicio que les expliqué en su momento, canalizando la esencia de la Tierra con nuestras propias raíces y compartiéndola con el astro rey, recibiendo, a su vez, su sapiencia solar. Nos convertimos momentáneamente en un canal sagrado de intercambio informativo y lumínico. Un ejercicio para aprender a dar, recibir, transformar y devolver.



Para la Luna negra guardé silencio, contemplé mi oscuridad mientras hacía actividades manuales (colgantes y atrapasueños), y recibí a mi esposo con quien quemamos una carta para liberar cosas que ya no queremos. Lo que fue significativo. Cabe destacar que durante este mes ¡estuvimos de aniversario de matrimonio!, lo que le agrega un plus sumamente especial.


Así que Septiembre fue un mes de cambios, de destrabe y mucho movimiento en todas las áreas, tanto humanas, como estelares. Para mí, una instancia de profundización personal y reconexión universal. Aprendí a amar mucho más a este mundo y a sus recursos naturales, y aunque no canto bien, con mis escasas habilidades le dediqué mantras y canciones andinas que aprendí hace poco. Estoy muy agradecida por todo lo recibido y todo lo removido. Recibí mucho; información, conversaciones, reuniones, conocimiento, oportunidades, artículos y datos que no alcanzo a detallar, pero fue gratificante y un gran proceso de liberación, transformación y sanación.

(Las fotos del atrapasueños y el altar son de mi autoría, las comparto por si alguien quiere hacer algo parecido).

viernes, 30 de septiembre de 2016

Luna negra


Es impresionante todo lo que ha traído Septiembre de este año, pues a los ya mencionados fenómenos naturales y planetarios que hubo, se le suma otro acontecimiento de un alto interés astronómico: La Luna Negra u oscura.

¿Qué es la Luna Negra?

 Una Luna Negra u oscura se produce cuando la Luna está demasiado próxima al Sol y muy lejos de la Tierra, siendo ocultada por la sombra de nuestro planeta y “borrada” por el gran resplandor solar. Entonces se provoca una aparente invisibilidad total de la Luna, que suele durar entre un día y medio a tres días y medio. Además de ello, puede existir una ausencia de Luna Nueva o llena en ese mes (Lo que debe diferenciarse del habitual paso al estado de  Luna nueva que todos conocemos, ya que en el proceso de dicha fase la Luna tampoco se ve), pero más impresionante aún, puede haber una segunda Luna nueva ¡y eso es lo que ocurrirá este Viernes 30 de Septiembre de 2016!

¿Por qué es tan emocionante? porque este suceso se genera aproximadamente cada 32 meses. Y según algunas fuentes no se esperaba otra Luna negra sino hasta Enero del 2018, ya que la última fue en Marzo del 2015, así que el evento se adelantó por mucho.
Pero por la forma en que se están dando estos fenómenos, tan seguidos uno tras otro, hay muchas teorías “conspiranoicas” y apocalípticas por ciertos enunciados bíblicos malentendidos, pero en vez de mirar estos acontecimientos de forma trágica, es preferible disfrutarlos y ser agradecidos por la oportunidad de poder presenciarlos y vivirlos bajo el criterio de cada consciencia y sapiencia interior.

Simbolismo humano e importancia mística.

Esta fase oscura, bajo aspectos psicológicos, representa los niveles más profundos del inconsciente, es por ello que en el área espiritual, esta instancia presenta la oportunidad perfecta para meditar en los laberintos más oscuros e íntimos de nuestra mente y alma, para hallar una comprensión holística de nuestro ser. 
La ausencia de Luna simboliza un momento perfecto para practicar el desapego, el desprendimiento de viejas trabajas que obstaculizan tu desarrollo personal. Siempre aconsejo realizar actos simbólicos para sanar el interior, ya que las cicatrices del alma no se curan con poner un parche. 

Ejercicios: Puedes escribir una carta describiendo tus dolores, carencias y traumas, prenderle fuego imaginando que en este acto se queman dichas limitaciones, abriendo paso a un nuevo tú renovado con el aspecto purificador del fuego. Pero también puedes ofrecer esta carta al mar, que tranquilamente recibirá tus angustias, bañándote energéticamente o incluso físicamente si te adentras en él, llevándose dichos males.

Recomendaciones: Pienso que cuando no se ve la Luna, ya sea por el fenómeno descrito, por la transición de un cambio de fase lunar a otra, o por un eclipse, lo mejor es guardar silencio y escuchar al cosmos dentro de uno mismo. Ser, estar, contemplar, sin forzar. Yo visitaría la playa y oiría la voz del mar en conjunción con mis aguas internas, como una forma de equilibrar las emociones. O me adentraría en un bosque para palpitar con su respirar sereno. O me quedaría en casa, mirando el cielo nocturno, opaco y oscuro, para integrar mis sombras. Hagas lo que hagas, sólo siéntelo y capta el momento con consciencia y calma.

Ritualiza la Luna Negra.

Para los más esotéricos y conectados con el mundo divinal, es una fecha interesante para realizar rituales. Pero lo que debes tener en cuenta, es que desgraciadamente hay personas que usan estos fenómenos para atraer o invocar fuerzas negativas, así que antes de empezar, protégete a ti y al lugar en que realizarás esta actividad. Persignarse, brindar oraciones y pedir protección a tus guías, ángeles guardianes o a Dios, es lo primero. Puedes realizar además un círculo mental en el piso del cual se creará una esfera luminosa que rodeará el área en el que estás, cubriéndote a ti mismo y a quienes te acompañan. Puedes trazar un círculo protector con sal o tiza, e incluso poner cuarzos o piedras alrededor. 

Meditación con minerales para mirarte sin juicios:

Te aconsejo piedras negras como la Hematita, la obsidiana o el Onice. O Piedras femeninas y lunares como la piedra luna u la opalita (con la que comúnmente confunden a la primera), también puedes coger fósiles marinos como el coral rojo, blanco o negro, u otros elementos acuáticos como las conchitas de mar por estar asociadas con las emociones y el aspecto sagrado femenino. Todas estas piedras y elementos ayudan a entrar a los mundos interiores e incoscientes con mayor profundidad. Puedes incluso usar cuarzo rosa para elevar la autoestima y amor propio, generando mayor aceptación sobre tu persona.

*Este primer ejercicio es muy simple y principalmente necesitarás un mineral: Pon incienso para ambientar, purificar e inspirar. Puedes poner música de relajación, tonadas binaurales o inbuirte en los sonidos ambientales. Respira tranquilamente y cuando estés listo, toma entre tus manos el mineral que hayas previamente escogido. Si quieres ahondar más en ti mismo puedes poner tu mineral dentro de una copa o vaso con agua, esto puede representar como tal, la puerta hacia la parte de tu psiquie que no ves. Le pedirás guía a tus maestros superiores y ayuda a tu mineral para conocer tus deseos ocultos y así aprender más de ti a través de ellos. Lo que se te revelará lo mirarás sin juicios, entendiendo que todos tenemos sueños, deseos y oscuridad (vista no como una carencia, sino como un secreto e incluso una cualidad). Si ya sabes o conoces ese lado de ti, entonces te concentrarás en hallar aceptación, perdón y liberación de prejuicios, ya sea de las críticas que otros te hicieron o que tú mismo te propinas. Cuando termines da las gracias. Si usaste el vaso con agua, puedes lavarte las manos, rostro, pies o donde lo sientas, como una forma de integrar aún más la magia del ejercicio. En su defecto, riega una planta.


*Si sientes la confianza, puedes concentrarte en la deidad Lilith (para los Sumerios Ishtar o Lamastu), la mujer que existió antes que Eva, pero que se rebeló ante las exigencias de Adán. Ella conocía su potencial interno y tenía amplia conexión con la sabiduría universal.
Ella simboliza la capacidad y necesidad de vivir el placer y realizar los deseos más inconfesables de cada persona. También muestra lo que debe morir o ser devorado para liberarse y generar nueva vida. La verdad es que es una imagen fuerte, y cualquier trabajo con su asistencia puede llegar a ser tan catártico y revelador, que te puedes sentir abrumado. Aconsejo usarla como una llave simbólica que te guiará para explorar tus fibras más ocultas y en vez de verle como una deidad externa, entiéndela como un aspecto personificado de tu energía psíquica o espiritual. Puedes unir esta idea con la meditación anterior, e imaginar que esta reina suprema te lleva por las espirales de tu mundo subconciente para enseñarte a vivir sin lógicas morales ni apegos emocionales ni racionales, sino para fluir con tu verdadera naturaleza; prima, esencial y hasta instintiva.

Hay quienes le usan para encontrar amantes, pero pienso que es mejor pedir que nos ayude a ser mejores amantes a nosotros mismos antes que atentar contra la voluntad de otro. Míra a tu Lilith interior y pídele que te libere, que te muestre tu potencial oculto.

Sea con quien sea con quien te conectes y de la forma en que prefieras, usa este momento para conocerte mejor, para saber quién eres y qué deseas mejorar de ti.

miércoles, 21 de septiembre de 2016

Equinoccio de Septiembre


(Construcción Maya, México)

Los Equinoccios son momentos muy especialmente particulares en el año, siendo su característica principal el hecho de que ambos hemisferios terrestres son igualmente iluminados por el astro rey, al encontrarse a la misma distancia de éste, además, tanto la noche como el día tienen la misma duración (y en todo el planeta), lo que para los más curiosos podrá significar un evento emocionante. 
Otro dato de interés es que el Sol sale con mucha exactitud por el Este y se pone exactamente por el Oeste. Hay una sincronicidad matemática y astronómica bellamente geométrica, e increíblemente equilibrada y precisa.

Un Equinoccio es muy llamativo en varios puntos, siendo el agrícola uno de los más notorios, ya que para el hemisferio sur del mundo, marca la llegada de la Primavera, y con ella, el despertar de las flores y la cosecha de distintos vegetales y frutos. 

Este cambio de estación influye bastante en el temple anímico de la gente, y aunque las reacciones varían de persona en persona, en términos generales, los niños se vuelven inquietos y traviesos, en los adolescentes se enfatizan los aspectos románticos positiva o negativamente, pues existe el mal estigma del aumento en el índice de suicidios primaverales. En los adultos puede surgir un replanteamiento amplio de su vida y una tranquila alegría o una depresión fulminante. La gente mayor parece querer recomenzar a movilizarse junto con el clima más templado, aunque las alergias irritan a cualquiera. Como podemos ver, este cambio de estación puede ser mortífera en términos psicológicos, pero de la forma en como yo lo veo y en como sugiero sobrellevar esta etapa, es dándole la bienvenida a la nueva energía que se carcomerá eso viejo en ti que debe irse, pues como dijo mi gran amigo buda: “No es el cambio lo que produce dolor, sino la resistencia a él”
Algo parecido puede pasar en el hemisferio Norte con el Otoño, una fase de ensimismamiento y resguardo, en la que muchas personas, al igual que las plantas de estación, se marchitan (sentimentalmente hablando), para en el mejor de los casos, renacer próximamente. Pero ambas estaciones traen la posibilidad de desprenderse y practicar el desapego.

Así que un Equinoccio, no sólo es un fenómeno que marca un cambio de estación, ni un espectáculo astronómico o un encuentro astrológico, sino que se abre para nosotros una oportunidad de nuevos comienzos. 

Este Jueves 22 de Septiembre es el Equinoccio de Primavera u Otoño, respectivamente. En Chile será a las 11:21 de la mañana. Momento cumbre para recibir la energía solar y activar todos nuestros centros energéticos con las fuerzas masculinas emitidas por el Sol, en alineación con La madre Tierra que nos nutre y renueva. 

¿Qué hacer? ¡Celebremos! 


Aunque se rinde homenaje a muchas deidades femeninas relacionadas con la fertilidad, no me enfocaré en alguna en particular, pienso que la gran divinidad que las reúne a todas es Gaia, la mismísima Tierra, nuestra perla azul, nuestra reina natura. Así que lo que sugiero es conectar con alguna actividad que te permita sentirte unido en dulce sintonía con ella, será lo mejor para ti. Caminar al aire libre, sentarte en la arena y contemplar al mar, regar y cuidar tu jardín, encender una fogata y cantar.

Es una fase genial para renovar guardarropas o reorganizar los muebles. Un cambio de look o cortarse el cabello y ofrecerlo al jardín como abono ¿por qué no? así una parte de ti estará con la diosa madre. Siempre llama a tu intuición.

Cultiva un deseo

Sembrar (para los que pasamos a primavera) no sólo es presentar nuestro respeto a la gran madre, es cultivar un deseo y una intención amorosa, la cual puedes potenciar escribiendo una frase que te motive en un papel y poniéndola dentro de la maceta o tierra en donde plantarás una semilla, vegetal, arbolito o flor. Le regarás con dedicación y amor, disfrutando de la sensación de un deseo ya cumplido. Puedes pedir algo tan simbólico y clásico como paz o amor, pero también tratar asuntos de éxitos, en cuanto a tu realización personal, laboral o económica. Puedes pedir estabilidad, concreción y buen proceso para desarrollar proyectos nuevos. 

Puedes hacer regalos simbólicos, como frutos, semillas, decoraciones que representen la primavera o una simple reunión para disfrutar el momento. ¡Sé creativo!

Meditación de conexión y renovación:


Para los más flexibles, pueden realizar un saludo al Sol, con posturas de yoga, pero también puedes ponerte de pie, ubicar al astro rey, cerrar los ojos, respirar profundo, elevar las manos y darle las gracias por nutrir la tierra, por dar vida y calor. Lo que de tu corazón nazca. Luego, de pie o sentado puedes imaginar que salen raíces de tus pies, atravesando una a una las capas de la tierra hasta llegar al núcleo de la misma. Le pedirás permiso para hacer este ejercicio de conexión y limpieza. Puedes agradecerle por sostenerte, por darte un lugar sobre su cuerpo, por brindar tantos regalos desde tus ancestros hasta tus descendientes. Y lo que surja de tu interior. Siempre respirando de forma natural y calmada. Sentirás que ella te ha oído y desde su núcleo fluirá por tus raíces una potente y amorosa luz energética, que puede ser roja, naranja, verde, blanca o el color que prefieras. Esa luz irá desbloqueando y nutriendo tus chakras principales, pero si aún no sabes ubicarlos bien, sólo visualiza cómo se llena de luz todo tu cuerpo poco a poco, sin olvidar ninguna parte. Esta luz saldrá por tu coronilla y se extenderá como un tubo blanco o violeta hasta el cielo atravesando al Sol. Ya le diste tu saludo, pero ahora pídele permiso para tomar de su sabía energía. Siente cómo un rayo dorado intenso y paternal desciende por el tubo blanco o violeta potenciando su energía. Éste penetra por tu cabeza, enciende una vez más tus chakras y cuerpo, especialmente en tu frente (conciencia), en tu corazón (Amor-magnetismo caliente) y en tu estómago (plexo solar), mantén la imagen de 3 soles vibrantes en esas zonas mencionadas, acumula energía y cuando lo sientas, llévalas hasta tu chakra raíz que se aloja en el perineo, desde ahí enviarás dicha energía a la Tierra. Puedes repetirlo 2 o 6 veces más, para formar ciclos de ida y regreso; de la Tierra al Sol y del Sol a la Tierra, como una forma de devolución y retribución amorosa. En el proceso agradece el instante, la posibilidad de vivir este momento, de disfrutar y recibir este Equinoccio, que traerá frutos a tu vida, fertilizará tus proyectos y nutrirá tu mente, tu corazón y tus cimientos.



(Chakras o puntos energéticos)

*Nota: Puedes reinventar este ejercicio, simplificarlo o profundizarlo más, pues esta es la forma en como yo lo hago. Sé libre de fluir y sentir tu sapiencia interior.



(Ostara, diosa de la germinación, del amanecer y la fertilización)