viernes, 13 de enero de 2017

La abuelita Bertha


Analy y su abuelita Bertha (en vestidos perfectamente combinados)

¿Alguno de ustedes ha experimentado las bondades de conocer una “abuelita de cuento”? ¿Esas abuelitas que parecen poseer las respuestas a las interrogantes más enigmáticas de la vida?, ¿esas que son mágicas en su mirada, dulces en sus sonrisas, sabias en sus palabras, eternas en sus abrazos? Analy tiene el privilegio de llevar en su interior la sangre de Bertha, su abuela paterna y su amiga. Bertha siempre estuvo al pendiente de su cumpleaños, de darle muñecas durante todas las Navidades de su niñez y perfumes especiales cuando comenzó su juventud. El de la Navidad pasada es hermoso, se llama “Villa Navideña” y tiene forma de casita, de esas casitas de pradera, blanca con techo triangular, con su puerta principal acompañada por ventanitas iluminadas. Me imagino a la abuelita Bertha escogiendo con especial dedicación este perfume para su nieta, y otro con mucho cariño para su novio, “el nuevo nieto” que tan contenta la puso.

Analy me cuenta que su abuelita siempre tenía algo para dar; dinero, dulces y muchos abrazos. Le contaba historias con lujo de detalles, ¡pues tenía una memoria de elefante admirable! Me la imagino conversando con ademanes y risas, enfatizando los momentos claves y más únicos de sus relatos, y a una Analy con brillantes ojos intrigados, haciendo algunas preguntas para profundizar en la historia de tanto en tanto, casi que con elevada prudencia, para no interrumpir las narraciones de las aventuras de Bertha. ¡Qué regalo más grande!, ¡qué privilegio!

Hoy supe que en su juventud tenía el paso ligero y le encantaba bailar. Pienso que habría sido una gran partner de mi abuela materna, quien ama estar en la pista de baile y sobre escenarios. Seguro habrían creado coreografías que las llenarían de aplausos.

Hace dos Navidades hablé por primera vez con la abuelita Bertha, recuerdo ese momento con emoción, pues me llegó su tierno saludo de forma inesperada. Me encontré con una voz pausada, levemente rasposa y profunda, un poco nerviosa y alegre al mismo tiempo, que me brindó sus bendiciones repletas de buenos deseos. Tragué en seco, pues una persona importante para “mi hermana” en México, me estaba considerando. Me hizo sentir cerca de la familia y logró conmoverme, aunque lo disimulé bien. Con algo de torpeza y timidez correspondí a sus saludos, comentándole, de paso, lo mucho que quiero a su nieta. Agradezco mucho a mi amiga Analy, por permitirme ser parte de su familia, por darme el honor de poder haber interactuado con su amada abuela. 

Hoy ha sido una mañana triste y extraña. Te oí llorar amargamente por la querida abuelita Bertha, quien ha ido hacia otro plano y no sabemos con certeza si volverá. Y en ese llanto había tanto dolor como amor ahogado. No puedo impedir que sufras, pero aquí estoy, en un intento -quizás vano- de acompañarte y aligerar el peso. 

Agradezco a Bertha, porque ella te ayudó a ser la maravillosa persona que eres hoy. La mujer fuerte y sensible, hermosa y sincera, la gran madre y amiga que eres. 

Te quiero mucho, Analy.


jueves, 5 de enero de 2017

Reconociendo linajes y sanación del dolor ancestral femenino



Después de haber tratado los temas con nuestros antepasados de forma general, en las siguientes entregas iremos sanando nuestro linaje femenino y masculino por separado, puesto que, muchas veces los problemas de una parte no son iguales a los de la otra, pero ambos son importantes de atender,  ya que  para estar en balance, tanto el uno como el otro deben ser respetados.

Bajo mi experiencia personal, comprendí que para estar en justo equilibrio, las mujeres no sólo deben reconocer, sanar y venerar su femineidad, sino también reconocer, sanar y venerar su masculinidad. Los hombres también deben aceptar no sólo los valores que les entrega su linaje masculino, sino también su linaje femenino. Al fin de cuentas es un conjunto, que unido y entendido, nos vuelve más estables y poderosos. Renegar un aspecto sólo limitará el que quieres enfatizar, así que te será difícil sentirte como una persona totalmente íntegra. 
Todos sabemos que socio-culturalmente hay muchos estigmas hacia cada género, estableciendo pautas de comportamientos e ideales que sólo agregan presión e infelicidad muchas veces. De ahora en adelante, conociendo esta realidad, poco a poco debemos ir dilucidando si las cosas que hacemos y a los planes a los que aspiramos, son realmente un impulso personal o una expectativa ajena, con la cual se cree que se debe cumplir para ser considerado “apto” y propio de “una persona normal”, digna de encajar en sociedad.

Iniciaremos con una oración creada por Ashamel Lemagsa, quien la escribió para las mujeres de su linaje, honrando especialmente a su abuela. Pero que con mucho cariño comparte para que otros podamos aplicarla.

Oración de liberación del dolor ancestral del linaje femenino.
(Dedicado y en honor a su abuela Consuelo Fanego.)

"Amadas madres, abuelas, hermanas...Hoy y para siempre soltamos los recuerdos dolorosos que nos unen en aquellos actos, pensamientos y sentimientos presentes en nuestro linaje femenino, donde están involucrados el linaje masculino mal aspectado, por el maltrato hacia nuestra esencia femenina en palabras, actos, pensamientos y sentimientos.

Lo Siento, Perdóname, Te Amo, Gracias…

Donde la obligación estaba por sobre el amor. Donde la indiferencia era aceptada como algo “lógico” hacia nuestra tarea cotidiana.

Lo Siento, Perdóname, Te Amo, Gracias…

Cuando el descanso casi no existía, pues nuestro ritmo de trabajo era más allá de la salida y puesta del sol…

Lo Siento, Perdóname, Gracias, Te Amo.
  
Cuando el amor del hombre hacia nuestra esencia femenina, era un acto para su satisfacción personal, olvidando nuestros sentires profundos de amor, nuestra entrega cotidiana, nuestro amor en silencio a pesar de la desvalorización, la indiferencia y la falta de amor…

Lo siento, Perdóname, Gracias
Te Amo.

Por las memorias ancestrales de todo el linaje femenino Familiar y más allá de él…

Lo siento, Perdóname, Gracias, Te amo.

Por la sanación total, por la Liberación total de toda herida a ayer y de hoy…

Lo siento, Perdóname, Gracias, Te amo.

Hoy y para siempre…

Nos perdonamos, nos amamos en el respeto absoluto de nuestra esencia Divina Femenina, para ser Fuente VIVA de Amor Ilimitado…

Sanando todo resentimiento, perdonando herida recibida, amando a todos por igual…

Lo Siento, Perdóname, Gracias, Te Amo.

Hoy y para siempre…

Renacemos en nosotras mismas en un nuevo Linaje Divino Femenino donde la Paz, el Amor, la Compasión y la Misericordia como lazos de sanación unen lo separado, cicatriza lo lastimado…Suelta el rencor y la ira…

Renace en balance perfecto donde lo Femenino y lo Masculino son libres, sanos, complementarios, amantes del Amor Ilimitado.

Así es, Hecho está."

Nota: Puedes recitar esta oración las veces que desees, también puedes transformarla en una carta escrita con tu puño y letra, leerla en voz alta y luego quemarla. Puedes compartirla con personas especiales o modificarle para que se ajuste a tus necesidades. Puedes escoger una fecha especial o hacerlo cuando lo sientas. Ten la libertad de construir tu camino hacia la sanación.

-Pincha su nombre para ir al enlace directo en donde Ashamel Lemagsa nos cuenta su experiencia sobre qué la inspiró para redactar esta oración o ve a su blog-


miércoles, 28 de diciembre de 2016

¡Promesa cumplida!


Apreciados lectores, permítanme pedirles un favor un tanto extraño: No me dejen deseos de año nuevo (sino hasta el final de sus comentarios si así lo desean, en caso de opinar). Háganme saber que me leyeron en serio, pues hoy escribo para hablar de otro tema, y de verdad deseo ser comprendida, pues, quizás para ustedes no sea la gran cosa, pero para mí, esto se trata de un viaje largo durante todo un año. Una travesía como no había tenido antes. Un logro personal incuestionable, que me amplió la vista hacia nuevos horizontes y que vale la pena celebrar. ¿Alguien me trajo bombones?


¡He cumplido la meta! 48 publicaciones escritas “de corazón” como requisito esencial. Fácil diría cualquiera, pero teniendo en cuenta que esta propuesta nació casi impulsivamente, en un intento por darme un propósito claro para comenzar el año, sin un plan de acción y otras consideraciones, como la posibilidad de periodos de sequías creativas, las constantes interrupciones, las responsabilidades diarias, el exponerse a críticas semana tras semana, y las distintas eventualidades de la vida, no puedo sino sentir orgulloso por nunca rendirme hasta cumplir con mi palabra. Un compromiso que no hice con alguien más que conmigo, dependía totalmente de mí. Una promesa que debía cumplir a toda costa para conocerme y para reconciliarme con mis partes cansadas, adoloridas e ignoradas. Esto me ayudó a comprender la importancia del autorespeto; de perseguir lo que nos engrandece, de dejar de ponerse en segundo plano para cuidar las sensibilidades ajenas, a costa del propio goce y la propia realización.

Cuando decidí el objetivo de fondo, “aumentar mi voluntad”, no esperaba más que tener que escoger y desarrollar temáticas semanales, exponiéndolas de la forma más clara y personalizada posible, siempre atenta a las fechas, calculando los días de publicación para que me calzaran los 4 posts del mes. No me importaba aburrir, ni ser leída, ni ser comentada, -aún siendo esto, la dinámica básica para sostener un blog-, ya que el propósito se me hacía más profundo que llegar al público; tenía que llegar a mí, satisfacerme a mí. Aunque debo admitir, que muchos formaron parte de esta aventura, y al final, se volteó un poco la idea, y hubo momentos en que escribí también para ellos, para ustedes, y gracias a su constante apoyo, me di cuenta que no era necesario recorrer el camino tan aislada o en secreto. En este punto debo agradecer especialmente a mi esposo y a mi amiga Lorenapor siempre estar ahí.

Hoy debo confesar, que con el tiempo y con los temas que presenté, gané mucho más de lo soñado, pero aún mucho más con el proceso para llegar hasta este momento. No sabía todo lo que englobaba la voluntad, pues junto con ella, gané disciplina, constancia y dedicación. Quizás no lo parezca, pero hice mucho trabajo investigativo y experimental. Aunque no todo me pasó directamente, de alguna forma, todo lo viví, aunque haya sido por medio de los ojos de otro. Las recomendaciones, actividades y ejercicios propuestos los realicé, “los viví en carne propia” para confirmar la veracidad y eficacia de dichas sugerencias que les estuve dando, pues, la honestidad en mis palabras, pasó a ser, también, un factor totalmente necesario a la hora de escribir. Es por ello, que muchas veces les hablé de la integración entre la luz y la sombra de cada persona, como un pilar para lograr la aceptación total y la plenitud como individuo.

Noto también, que mis letras han ganado carácter, y no sólo me expreso de forma intelectual o poética como en mis primeros años, sino que llegué a conectar con una forma más humana de comunicación, y hasta de saborear al mundo. ¡Tranquilos!, no soy una criatura alienígena, o al menos, no tengo aún un carnet oficial que lo acredite.
Pienso que en cuestiones técnicas, la práctica y el querer explicar cosas difíciles o que a mí me costaban por distintos motivos, mi redacción mejoró bastante para poder hacerme entender. No sólo veo cierta belleza estética en cada narración, sino también armonía en mis textos. Una de las exigencias básicas que siempre tengo con otros escritores. ¡Bah! no es mi intención sonar pedante, en serio, pero es un punto que debo especificar, ya que semana a semana, mes a mes, de escrito en escrito, comencé a tener un diálogo interno que estaba exteriorizando con ustedes. Fue una especie de trabajo terapéutico y reflexivo, como no tienen idea. Lo sentí como darle pinceladas a mi alma para irla puliendo más y más, o como invocar bellos y delicados cataclismos en mi galaxia, para reorganizar o revitalizar el movimiento de sus órbitas. No sabía que me estaba rehaciendo, a la vez que permitía florecer y aplicar habilidades y potenciales ocultos. Por ello, por todo ello es que veo una belleza narrativa que me complace. Pues siempre aspiré a ella, mas, nunca estuve conforme sino hasta ahora, (y aún no al 100%. Me doy cuenta que soy muy autoexigente).

Me impresiona que un propósito me haya ayudado a lograr otros que estaban inconclusos. Me impresiona que el desarrollo se me hizo casi tanto o más importante que la meta. Me impresiona todo lo ganado y todo lo acontecido. Me enternece y agradezco el estar pudiendo disfrutar mucho de pequeños pasos y acontecimientos, de sentir satisfacción por cosas simples, pero tan únicas. Cierro el año con una gran sonrisa conmovida y un corazón más sano y fortalecido. Gracias a todos por celebrar esto conmigo.

miércoles, 21 de diciembre de 2016

Tiempos rosa


Hoy, que estamos en pleno solsticio de Verano (en el hemisferio Sur), el cual marca el fin y el inicio de un ciclo, he decidido hacer este “cursi post” propio de estas fechas, porque estamos en esa época en donde todos somos “buena onda”, dejando deseos de amor y paz por montones, y como es probable que pases rápido por aquí -por falta de tiempo, pero con sobra de amor-, también espero que tu hogar se colme de felicidad y prosperidad en todas las áreas posibles, y lo digo de corazón.

Pero si eres atento y te detienes a leerme un poco, agradezco que me permitas compartirte de modo general, un par de reflexiones a raíz de lo que he experimentado este año.

Hace unas noches atrás, estuve con una amiga platicando, sobre la típica conversación que surge cuando nos enfrentamos a las ensoñaciones futuristas, imaginando qué será de nuestras vidas y proyectos después del 31 de Diciembre. Gracias a esa charla, pude mirar estos meses en retrospectiva, confirmando que me han sucedido más eventos de los que me había percatado, y también he aprendido más de lo que esperaba.
Una de las cosas que quiero destacar primero, es la cercanía con el cumplimiento de una meta personal, relacionada con la escritura y este blog. Me propuse hacer 48 publicaciones este año, y ya, sólo falta una, así que de antemano te extiendo la invitación para que, aproximadamente dentro de 7 u 8 días más, vengas a celebrar la culminación de esta recta final junto a mí. (Por cierto, ¡me fascinan los bombones ;D!).

En segundo lugar, este año, como ningún otro, he sido muy receptiva ante elementos y personas nuevas. He terminado relaciones, pero también he estrechado vínculos; me admito muy feliz y agradecida por las personas que están en mi vida hoy.

Otro de los puntos que me tiene contenta, es mi capacidad para expandir mi menú; modificando y creando nuevas recetas experimentales ¡con excelentes resultados! No sólo me he vuelto una mejor cocinera, sino que he conectado con la alquimia que producen los distintos aliños, colores, aromas y sabores. Se ha vuelto una forma mística de creación y sincera expresión interna, para demostrar y compartir lo que siento. Además de ello, también he probado las creaciones culinarias de otros, eliminando así de mi lista, las delicias que tenía pendiente de conocer, tales como: El wafle, las Shawarmas, las arepas y sus variedades, los kebaps y otros encantos. Con todo ello quiero decir, que dentro de lo posible, se debe disfrutar y atesorar toda instancia, por más pequeña que parezca -así como una taza de humeante café por la mañana-; quitarse las vergüenzas, los “no debo” y los “no puedo”, porque hay que aprender a reconocer que merecemos más placer del que nos permitimos. Es hora de desacostumbrarse a esas prohibiciones que vienen de patrones negativos socio-culturares y familiares, entendiendo además, que las autocensuras no tienen razón de existir, pues nada debe limitar tu bienestar y regocijo.

Hubo situaciones complicadas y estresantes, claro, pero disfrutar a las personas, fluir con los sucesos, crecer interiormente, expandirse hacia el exterior, aprender, reaprender, es de los regalos más grandes que podemos darnos. 
Por último, quiero decir, que los lugares que ya conoces pueden ser resignificados, gracias a grandes momentos y anécdotas compartidas en ellos. Por ejemplo, el mar, la playa, esa banca en el parque, aquel restaurant favorito, la luna alumbrando el jardín, todos son sitios que cuentan historias nuevas, llenado el alma de sonrisas y gratitud.


Mucho éxito para ti y los tuyos. Qué halles más llaves, que se abran puertas y que se amplíe tu camino.

Ilustraciones: Jopi

lunes, 12 de diciembre de 2016

Liberación de lealtades inconscientes


Artista: Jopi

Para ir cerrando los artículos dedicados al desprendimiento de patrones negativos y sanación del clan familiar, hoy les traigo un texto que he visto circular por la red en estos días; desconozco a su autor, pero rescato el tremendo valor que contiene en cuanto a la transformación amorosa sobre el inconsciente familiar a la que apela.
El ejercicio viene con la instrucción de escribir de tu puño y letra este texto en el formato de una carta por siete días. Al completar el ciclo quemar todas las cartas juntas, enterrando las cenizas y plantar algo allí, para transformar en nueva vida todo lo que has dejado atrás en este acto.
Yo les sugeriría que como mínimo se puede hacer una vez, aprovechando, por ejemplo, las energías trasmutadoras que vienen junto a esta última superluna (en géminis) del año 2016, la noche del 13 y madrugada del 14 de Diciembre, según tengo entendido. Luna que seguramente extenderá su brillo hasta el día 15. Una excelente oportunidad para renovar los mundos internos, liberando las profundidades de tu inconsciente, el que te revelará verdades hondas de tu ser para tu crecimiento personal. Es por ello que se me hace llamativa esta fecha para trabajar en cuestiones sobre el linaje, deshacernos de conceptos y males heredados, limpiando, así nuestro interior.
Como este ejercicio venía sin nombre lo he titulado como: 

Carta de liberación de lealtades familiares inconscientes (Autor desconocido)

"-A mis padres los libero de sentir que conmigo han fallado.
Libero a mis hijos de la necesidad de enorgullecerme. Escriban su propio camino, según su corazón les diga al oído.
Libero a mi pareja de la obligación de complementarme. Nada me falta. Aprendo de cada ser todo el tiempo.
A mis abuelos y ancestros que se fueron encontrando para que yo hoy aquí respire vida en nombre de ellos, los libero de las culpas del pasado y de los deseos que no cumplieron; conscientemente de que hicieron lo mejor que pudieron para resolver sus situaciones desde los recursos de consciencia que tenían en ese momento; Los honro, los amo y reconozco inocentes a todos y cada uno de ellos. Me desnudo ante sus miradas para que sepan que no oculto ni debo nada más que ser fiel a mí mismo/a y a mi propia existencia, que si la camino con sabiduría podré ser consciente de que cumplo mi propio proyecto de vida, libre de lealtades familiares invisibles y visibles que puedan perturbar mi paz y felicidad, que es mi única responsabilidad.
Renuncio al rol salvador, de ser quien une o cumple expectativas ajenas, aprendiendo a través y sólo a través del amor. Bendigo mi esencia, mi forma única de expresarme, aunque alguien no pueda comprenderme, yo me comprendo, porque sólo yo he vivido y experimentado mi historia; porque me conozco, sé quien soy, lo que siento, lo que hago y por qué lo hago. Me respeto y apruebo. Honro la Divinidad en mí, y en ti… ¡Quedamos libres!
Lo siento, perdóname, gracias, te amo."
------------------------------------------------------------------------

Como verán, es una muy honesta y hermosa carta, que ayuda a sentirte no sólo más liberado, sino más valorado, actuando sobre tu autoreconocimiento, como único autor y protagonista de tu vida. Usar este ejercicio para reafirmarte como individuo, con una historia exclusiva y sin influencia de terceros ni de elementos de tu genética, ayuda a confiar más en la toma de decisiones propias y dejar de vivir la vida que otros proyectan en ti. Con esta carta puedes deshacerte de esas expectativas complacientes que otros te impusieron, incluso sin que lo sepas conscientemente. Nuevamente, le deseo mucho éxito a quien realice esta actividad.

lunes, 5 de diciembre de 2016

Decreto para iluminar tu árbol genealógico




Como hemos hablado en los artículos anteriores, existe un inconsciente familiar que nos hace repetir situaciones (como adicciones y enfermedades), si es que estos traumas no fueron sanados por nuestros predecesores. Estas memorias se repiten una y otra vez, como fidelidades, contratos y compromisos psicoemocionales hacia nuestra familia, de los que  muchas veces no somos conscientes; y si de alguna forma nos percatamos de ello, puede ser que no queramos asumirlo, responsabilizarnos ni enfrentarlo, principalmente por miedo al rechazo de nuestra propia familia. Seguramente nos preguntaremos “¿por qué debo reparar yo este problema?” o “¿tengo el derecho de liberarme de esto, pese a que mi antepasado no pudo?”, estas dos preguntas pueden generar rencores silenciosos en primera instancia, y desvalorización también. La importancia de esto radica en que todos somos merecedores de darnos la oportunidad para realizarnos y ser quienes somos en verdad. 
Si te toca reparar algo de la generación pasada es porque eres parte de un grupo, posees una conexión con una comunidad álmica con las que han pactado ayudarse y aprender juntos. Si tú mismo no asumes tus propios asuntos, tus descendientes se tendrán que hacer cargo, a esto se le llama "inconsciente familiar", por eso, hoy te traigo un decreto muy purificador para sanarte a ti y a todo tu árbol genealógico, que puedes recitar después o junto con la oración para sanar el karma familiar y la oración sistémica a los ancestros, si es que deseas hacer un trabajo fuerte y catártico. 
Cabe destacar que hay muchas otras formas de sanar y romper estos ciclos viciosos o inconclusos; la más importante es tomar consciencia de que existen y tratar de modificarlo dentro de ti. Este ejercicio que hoy te comparto, es una ayuda, ya sea para comenzar a profundizar en esto, trabajar sobre algo en particular de tu persona y familia, pero también siéntete libre de realizarlo por puro amor hacia ti mismo y seres queridos.

Decreto para iluminar nuestro árbol genealógico (Autor: Dídac Mercader Nirahbé)

(Imagina a todos tus Ancestros y Descendientes delante de ti. Repite el siguiente Decreto durante un periodo de 7, 14 o 21 días seguidos. (X3 significa repetir el párrafo 3 veces seguidas.)

"Desde mi amada y Divina presencia YO SOY, a todos mis guías y seres de luz que me acompañan y todos mis ancestros y descendientes:

Pido liberar del inconsciente familiar de mi árbol genealógico cualquier desequilibrio, conflicto, falta de armonía, deuda, lealtad o fidelidad limitante y todo ancestro que haya sufrido. (X3)

A partir de ahora pido purificar e iluminar todo mi árbol genealógico, tanto a los ancestros que son mis raíces como a los descendientes y yo mismo que somos sus frutos. (X3)

Que todo mi árbol genealógico sea llevado a la máxima perfección Divina y a su bien más elevado. (X3)

Qué así sea, así es. ¡Hecho está!" 


Fuente: Para una explicación más profunda visita el blog de Dídac Mercader Nirahbé

Nota: Al finalizar la actividad puedes sellarla visualizando un árbol frondoso, firme, sano y muy brillante, agradecido por esta sanación. Ese árbol contiene a tus antepasados, a las generaciones actuales y a las venideras.

También puedes llevarte esta imagen para que te sea de más fácil acceso este ejercicio. ¡Mucho éxito!


miércoles, 30 de noviembre de 2016

Para sanar el karma familiar



En el artículo pasado hablamos sobre la importancia de recorrer tu propia historia y la de tu familia, para reconocer qué patrones te han sido heredados. En este proceso de descubrimiento podrás aprender a respetar tus raíces, sin cargar con sobrepeso venido de generaciones anteriores. La idea es romper con los ciclos repetitivos de enfermedad, injusticias y malestares en general, además de trascender y liberar memorias dolorosas que viven en tu sangre y continúan torturándote a ti y a los tuyos. 
Si tuviste un padre alcohólico, por ejemplo, no estás destinado a seguir sus pasos, pues ello depende exclusivamente de ti. Hoy es cuando para eliminar las conductas que podrían llevarte por su mismo camino. Recuerda que eres dueño de tu vida, y aunque su genética está en ti, puedes modificarlo a través del entendimiento, la comprensión, el perdón y el amor.

El primer paso es rendir un homenaje a los ancestros, entendiendo que ellos son tu origen y que gracias a que ellos fueron los primeros en llegar hoy estás aquí. Eso puedes hacerlo practicando el poder de la gratitud desde tu corazón y además, honrando con el ejercicio de la semana pasada, el cual, a nivel personal, me ha demostrado el poder sanador que posee el perdón por medio del conocimiento, ya que estudiando a mis antepasados y sus circunstancias, me ha permitido irme desligando de prejuicios e incomprensiones, por ende me he conocido también un poco más a mí misma.

Hoy les traigo un nuevo ejercicio para trascender situaciones familiares que los mantienen estancados en circunstancias indeseables. No tienes por qué entregarte a la resignación si puedes hacer algo para liberarte de esas cargas. Así que te propongo esta oración por un periódo de 7, 14, 21 días o cuantos quieras. Puedes escoger un tema en particular si lo deseas, como por ejemplo, inestabilidad financiera, problemas de herencia, enfermedades, complicaciones en relaciones románticas, etc. 


Oración de sanación del karma familiar:
(Autor desconocido)

"Invoco a los seres de luz, para que me guíen en este proceso de sanación kármica familiar, para transmutar todo patrón repetitivo de dolor, injusticia, enfermedad, creencia de escasez o violencia en mi entorno familiar que se manifiestan por herencia genética.
Libero, amo y perdono a todos mis ancestros y a las generaciones que me precedan.
Limpio ahora, todo patrón negativo energético hereditario impreso en mi ADN, llevando sanación a todo mi linaje genético.
Sano este karma aquí y ahora conscientemente, transmutándolo en luz y amor, y libero toda esa energía mal calificada al universo.
Entrego esta sanación y aprendizaje con amor a toda mi descendencia y ascendencia familiar.
¡Estamos sanados, estamos sanados, estamos sanados!
Así es. ¡Hecho esta!"



Nota: Puedes recitar estas palabras incluso sin un tema en especifico, solo con la intención de liberar y sanarte a ti mismo y a tu clan. Por experiencia propia, este ejercicio ayuda a desarrollar un poco más la compasión y a dejar ir rencillas pasadas. Así que le deseo mucho éxito en esto a quien decida ponerlo en práctica.

miércoles, 23 de noviembre de 2016

Oración sistémica a los ancestros




En “los códigos del clan” hablamos sobre las conductas, comportamientos y tradiciones que realizamos rutinariamente de forma inconsciente e incuestionable, pero que si profundizamos en su origen podemos descubrir que son patrones subconscientes que hemos heredado a través de nuestra familia, sin dejar de lado la influencia cultural y los eventos que nos han impactado. Es cierto que cada quien es único, pero para poder brillar totalmente por uno mismo, sería ideal hacer un recorrido por nuestra historia personal, y resolver las situaciones inconclusas de nuestro linaje. Muchas veces se repiten situaciones en una generación para que ésta halle las llaves que abran la puerta hacia la liberación de sus predecesores, y por ende, la sanación del linaje, incluyendo a los miembros actuales y a los descendientes. “Cortar cadenas” podría ser un nombre apropiado, pues es un poco injusto e insano seguir perpetuando ciclos viciosos y sentir heridas abiertas o cargas emocionales que no son propiamente tuyas. 
En constelaciones familiares, ancestrología, en el Hoponopono y otras corrientes psicológicas, hacen gran hincapié en hacer las paces, en perdonar, en dejar ir y reconocer a tu gente, a todos quienes son parte de tu sangre o vida. Les hayas conocido o no.

Investigar y escuchar historias sobre tu familia es fundamental para ir descubriendo estas heridas y saldos pendientes. Si por alguna razón no puedes hacer estas averiguaciones, puedes realizarte preguntas a ti mismo para dilucidar qué dolores o sentimientos son realmente tuyos. Estoy segura que llegarás a un punto en que intuirás que algo en ti no te pertenece. Hacer meditaciones guiadas o sentir tu propio cuerpo puede darte pistas precisas de esas cosas por sanar. A las mujeres que hoy me leen, les recomiendo hacer la meditación en un artículo anterior "Penúltima Superluna del año y su poder sanador" , buscar ejercicios o guiarse por su mera sensibilidad para sentir sus úteros sagrados. En ellos reside gran información sobre ustedes y las mujeres de su familia. En sus úteros y en su sangre late toda la verdad que necesitan para sanarse a sí misma y a los suyos. 
Otro tip que les quiero dar es hacer cartas: De duelo (para liberar), de reconocimiento (para valorar) y de agradecimiento (para sanar y atraer prosperidad) -con el tiempo les iré mostrando algunos modelos-. En la entrada pasada hablamos sobre la importancia de los “actos simbólicos” para conectar y trabajar con el subconsciente, el que entiende a través de simbolos. Así que escribir, leer y quemar una carta, es un acto simbólico que tu Subconsciente y el de los implicados captará. Por eso les dejaré un modelo para una carta que te permitirá conectar con tus antepasados:



ORACIÓN SISTÉMICA A LOS ANCESTROS (Autora: Zureya Queipo Meneghini)

"Visualiza a tus padres delante de ti, detrás de ellos a tus abuelos, detrás a tus bisabuelos y todos tus ancestros. Incluye tíos, tías, tíos y tías abuelas. A todos y cada uno de ellos y les dices:

Hoy quiero honrar a toda mi familia, sobre todo a mis ancestros. Yo vengo de ustedes. Ustedes son mi origen. Al llegar antes que yo me facilitaron el camino que hoy tránsito.

Hoy le doy un lugar en mi corazón y en mi sistema de familia a cada uno de ustedes. 

Hoy honro a los que lo hicieron bien y a los que lo hicieron mal. 

A los que se fueron y a los que se quedaron. 
A los abusadores y a los abusados. 
A los buenos y a los malos. 
A los ricos y a los pobres. 
A los fracasados y a los exitosos
A los saludables y a los enfermos
A los que conocí y a los que no
A los que lo lograron y a los que no

A cada uno de ustedes los honro, sobre todo a cualquiera de ustedes que haya sido excluido por cualquier motivo.

Yo no estaría aquí si ustedes no hubieran llegado primero que yo. Los llevo a todos conmigo en cada paso que doy y en que cada cosa que hago.

 A partir de hoy cada paso que doy con mi pie derecho lo daré con mi padre y toda la familia de mi padre. 
Cada paso que doy con mi pie izquierdo lo doy con mi madre y la familia de mi madre, respetando los destinos de todos

Les pido que me den su bendición para ser la persona más saludable, exitosa, amada, amorosa y abundante del mundo. Lo haré en honor a ustedes poniendo el nombre de mi familia y mis raíces en alto.

Gracias, gracias, gracias

Gracias papá, gracias mamá. Gracias a mis ancestros".

*___________(Sella la oración colocando aquí tu nombre completo).

*  Hija de:_______ (Coloca el nombre de tu papá y el de tu mamá)."

--------------------------------------

Puedes guardar esta carta, regalarla a alguien de tu familia, compartir este ejercicio con seres queridos. Leerla en voz alta con consciencia y luego quemarla. Lo que más te llame.

jueves, 17 de noviembre de 2016

Actos simbólicos




Desde hace unos días vengo explicando y explicándome que el lenguaje del inconsciente y subconciente es a través del simbolismo, es por ello que para conectar con él, trabajar con él y sanar con él, se hace necesario hablar en su lengua, es decir: Con símbolos.

Cada cabeza posee un mundo psicológico vasto y único, y aunque existe la teoría, muchas veces comprobada y estudiada, sobre el inconsciente colectivo, hay cosas que son diferentes de persona en persona. Por ejemplo, si hablamos de sueños, se suele decir que si sueñas con ratas o excremento es que recibirás mucho dinero. Pero bajo mi psicología, si sueño con ratas puede ser algo relacionado con el instinto, y si sueño con excremento, tengan por seguro que no recibiré dinero, a menos que sea uno bien sucio. Más bien, lo relacionaría con  algo que debe ser purificado con urgencia. Al fin de cuentas, les doy por firmado que el mejor intérprete es uno mismo. Puedes hallar pistas por otras fuentes o experiencias de personas, pero nadie mejor que tú mismo para descifrar los códigos de tu mente.

Ahora bien, entre la cantidad de creencias que existen, "cada loco con su tema", como se dice, y con ello no pretendo ofender, más bien concientizar sobre la importancia que el respeto tiene en este asunto, tanto para los otros como para contigo mismo. ¿Por qué lo digo? porque todos tenemos derecho a manifestar lo que somos y llevamos por dentro. Hay muchas personas que realizan actos simbólicos o “psicomágicos” a lo Jodorowsky, para sanar y librarse de cargas que obstaculizan sus vidas.

¿Por qué no puedes ofrecer una plegaria al mar, darte un baño de luna o pedir protección al Sol?, ¿Qué problema hay con escribir una carta de duelo para olvidar el pasado, o hacer un ritual con velas y flores para reconectar con los mundos sutiles? No hablo de magia ni misticismo, hablo de expresión. Yo misma he realizado en el último tiempo algunos actos que son significativos para mí, en los cuales he podido sacar a la luz cosas de mi subconciente para trabajarlas y sanarlas, y eso se logra sólo después de verlas y llevarlas hacia la consciencia. 
Hay muchas personas que escriben un sueño o un deseo en un papel, lo colocan en el fondo de una maceta y siembran alguna planta en él, la riegan con amor y cuidado, recordando que tienen un deseo que cumplir. Esto les ayuda con su fuerza de voluntad, desarrollando el pensamiento positivo y atrayendo optimismo a sus vidas. ¡Me parece algo muy hermoso! Yo jamás me reiría de algo así. Si a alguien le parece ridículo, tampoco lo culpo, pero no se trata de que la planta te llevará a la meta, el proceso de cuidarla conteniendo un secreto en su interior, te dará fuerzas para continuar por eso que es tan especial.

Esta semana he hecho un par de actos simbólicos, con meditaciones, música, canto, velas y otros elementos, y la magia está en la transformación interior que estoy sintiendo al hablar con los mundos de mi subconsciente. Por ello, con mucho cariño y respeto, te invito a que realices un acto simbólico que te sirva para autovalorarte, para darte reconocimiento, liberación, purificación o sanación. Funciona si lo haces con consciencia y respeto hacia ti mismo. Sólo debes estudiar los mundos misteriosos y profundos de tu mente y/o guiarte por la intuición.



jueves, 10 de noviembre de 2016

Penúltima Superluna del año y su poder sanador




Este Lunes 14 de Noviembre viene la penúltima superluna de este 2016 y además, ¡la más grande de los últimos 70 años! Los especialistas indican que no volveremos a ver una así de brillante y cercana, sino hasta aproximadamente el año 2034, un regalo magnífico para las generaciones más jóvenes. ¡No desaprovechemos la oportunidad! No sólo se trata de un espectáculo astronómico, sino de una fuerza sanadora tremenda que nos regala la galaxia.

PiedrasAlgo que les recomiendo, y que yo misma haré sin dudar, es cargar todas mis piedras, minerales y objetos de poder con esta sagrada energía lunar. Limpia estas gemas con agua e incienso o con tu aliento primero para purificarlas, y luego expónelas durante toda la noche a los rayos de este hermoso satélite natural.

Situaciones dolorosas: Para el hemisferio Norte, durante el mes de Noviembre, esta luna llena es conocida como “Luna de duelo” o “Luna de la Lechuza”, entre otros muchos nombres. Ideal para dejar ir situaciones, personas, recuerdos y emociones que no se desean más en nuestras vidas. 
Aquí les dejo un hermoso ritual muy detalladamente explicado por Asi Hidalgo en la página Hijas de la Tierra. El cual consiste en acercarse al mar, conectar con los elementos, escribir en papel (ojalá reciclado) cosas que deseamos borrar y mejorar. Algo parecido a lo que les he recomendado en artículos anteriores, como escribir en la arena, tachar las palabras y entregar el asunto a las aguas.

Sanación del linaje: Pero algo que tanto los del hemisferio Norte como los del Sur podemos hacer, es trabajar sobre la sanación de sus linajes femeninos (e incluso masculinos si están en ese proceso). Si van a trabajar con el primero, les sugiero hacer una meditación para sanación de útero, tengan uno físico o no, la idea es conectar con el útero en su aspecto energético-simbólico, para desbloquear las heridas emocionales tanto personales como de generaciones pasadas. Liberar el potencial de su sexualidad sagrada y sobre todo, volver a anclarse con la madre Tierra. Aunque esta meditación la detallaré en profundidad en otra entrada, les pido que se guíen por la intuición. Imaginar que su útero se llena de una gran luz vibrante, de la que nace un bello árbol que las contiene a ustedes, a sus madres, hermanas, abuelas y otros ancestros femeninos, el cual extiende sus raíces por sus piernas y se expande por toda la Tierra, conectándolas con todas las mujeres del mundo, sobre todo con las que son queridas por ustedes, y entre todas se nutren mutuamente en conocimiento, amor, fraternidad y energía, la cual va de regreso a sus úteros, y de él hasta sus corazones, donde nacen de las flores más grandes y hermosas jamás vistas, y desde aquí, hasta su frente o coronilla, purificando la consciencia, lo que permite abrir un portal hasta la Luna, quien las envuelve con un manto blanco de protección, limpiando, sanando, borrando las memorias dolorosas de ustedes, de sus familias y de otras generaciones. Ahora están conectadas a dos grandes Madres: Una madre Lunar que les da la inspiración y luz para guiar sus caminos, y una madre de tierra, que les permite conectarse con todo su entorno y hermanas. Pueden modificar esta meditación visualizando a los hombres de su familia si es que trabajan en el linaje masculino.

Los hombres pueden hacer lo mismo o imaginarse dentro de un útero sagrado dentro de la Tierra, el cual les brindará el conocimiento del aspecto femenino para sanarlo en ustedes mismos y a la vez, ayudar y conectar con todas las mujeres de su historia. Contarán también con la luz purificadora de esta gran Superluna llena.

Artículo anterior en donde se explica más sobre las Superlunas, en Superluna en Aries