sábado, 4 de mayo de 2013

Generosidad




5 comentarios:

TriniReina dijo...

Generosa y anónima, sí. Ese es el arte de dar.

Besos

Esther dijo...

Bonito mensaje, aunque a veces si uno da y no recibe nada puede cansarse. Aunque el secreto es que cuando des, lo hagas porque te apetece, te nace y te hace sentir bien, no porque sientas compromiso. También hay que preocuparse más por uno mismo y dejar a los demás ser (aunque aun así puede que no estemos del todo a salvo de decepciones o tristezas) Y sí, sé que puedo sonar a egoísta, pero es que si no te ocupas de ti mismo ¿quién lo hará por ti? Y ¿acaso los demás se preocupan por ti? Sin preocuparte tanto de lo que hagan los demás, un@ se puede sentir algo mejor, todo esto lo sé, aunque a veces me contradiga a mí misma, pero me lo enseñó un gran maestro. A ver si algún día, si es que no me ha entrado ya, acaba por entrarme en la cabeza xD Y lo de dar de forma anónima o no, creo que da igual, no tiene por qué ser precisamente anónima y no pasa nada si los demás se dan cuenta tampoco :) No es un crimen tampoco que te alaben o vean cosas que hagas bien o bonitas :)

Un abrazo y que pases buena semana, Kadannek :)

Patricia dijo...

Cuando das no esperes nada en retorno, ni siquiera un gracias. Esa libertad iluminara tu ser dandote la paz de un santuario.
preciosa post, me encanto a demas la imagen!
besos, feliz semana!!

Mar dijo...

Y seguramente recibirás mucho más de lo que das. De siempre se ha dicho que uno recoge lo que siembra. Pues eso :)

Bss.

Mar dijo...

Te he dejado un regalillo en mi blog :)

Bss.