sábado, 30 de abril de 2016

Leyenda del Huevo Cósmico




Siguiendo en relación con el tema de la esfera, Hoy les traigo dos versiones de una leyenda cosmogónica venida de la mitología oriental, conocida como "El Huevo Cósmico". 

Como concepto, el Huevo Cósmico se entiende como el principio de algo o de todo. Simboliza a grandes rasgos la creación del universo y más particularmente, la de este mundo. Trata de una idea de "Cosmos en expansión", del Sánscrito "Brahmanda" ("Brahm": Cosmos. "anda": huevo").

Versión 1: De Philip, Neil. "El libro ilustrado de los mitos"



"Primero fue el gran huevo cósmico. Dentro del huevo estaba P'an ku,  el primigenio, el divino embrión. Y P'an ku salió del huevo cuatro veces mayor que cualquier hombre de hoy en día, con un martillo y un cincel en sus manos, con los que esculpió al mundo.


Junto con el primer Fénix, la primera Tortuga, el primer Dragón y el primer unicornio forjaron el universo. P'an ku gobernó e instruyó a los humanos en los primeros tiempos de la historia, hasta que lo supieron todo. Pero llegó el día en que P'an ku, una vez transmitidos todos sus conocimientos a los hombres, desapareció y no se volvió a saber de él". 


Versión 2: Anónimo. Y la que más me gusta.

"En el principio de todo era el caos y éste tomó forma de huevo. Contenía al Ying y al Yang; Las fuerzas contrapuestas de las que está hecho todo el universo. Las energías en guerra en el interior del huevo, lo hicieron explotar; Los elementos más pesados se hundieron formando los continentes y los más ligeros flotaron formando los cielos. Entre el Cielo y la Tierra quedó P'an ku, el primer ser.
Durante 18.000 mil años cielo y tierra se fueron separando, haciendo crecer a P'an ku, de modo que siempre llenaba el espacio entre los dos elementos.
P'an ku estaba recubierto de pelo, tenía dos cuernos en la frente y dos colmillos en la mandíbula superior y el tiempo variaba según su ánimo.
Agotado por mantener cielo y tierra separados P'an ku murió. Su cuerpo quedó despedazado, convirtiéndose su cabeza en la montaña del Este, el estómago en la del Centro, el brazo izquierdo en la del Sur, el derecho en la del Norte y sus pies en las del Oeste. Sus ojos se convirtieron en el Sol y la Luna, su carne en la tierra, sus pelos en árboles y plantas, y sus lágrimas en ríos y mares. Su aliento fue el viento, y su voz trueno y relámpago. Sus pulgas dieron origen a las personas, aunque también se dice que la humanidad nació de su corazón."


10 comentarios:

AMALIA dijo...

Sin duda, es muy agradable visitarte pues siempre se aprende de tus escritos.

Muchas gracias.

Un beso

Ilesin dijo...

Es un placer descubrir nuevas miradas de la creación a través de estas historias que nos enriquecen el alma.
Besos

Beauséant dijo...

lo que tengo claro es que la religión católica es la más sosa y aburrida de todas. Sin giros de guión y con personajes totalmente planos :)

RECOMENZAR dijo...

Un placer despertarme y mientras tomo mi té con leche disfrutar de tu blog

Maite S.R dijo...

Me quedo también con la segunda versión, mucho más rica e imaginativa. Siempre he pensado que el universo es el cuerpo de Dios donde todos moramos, al igual que nuestras almas moran en su alma...
Todos estos mitos guardan sabiduría expresada poéticamente.

La idea del huevo es hermosa, si lo pensamos es casi mágica. Todo nace de un huevo, de un círculo, de un centro. Todo se nutre de dentro a afuera.

Gracias, me inspiras... :)

¡Muchos besos!

Laura. M dijo...

To también me quedo con la segunda versión.. no sabía que en un principio fuimos pulgas :)))
Un beso.

BlueSilence dijo...

Los puntos cardinales son un tema recurrente en varios mitos de creación en oriente. Me parece curioso que en el segundo relato lo señalan de manera directa mientras que en el primer relato lo implican aunque hay que conocer un poquito de mitos orientales para poder darse cuenta de ello. Es por eso que me inclino a disfrutar más del primer relato. Lo hallo más esotérico, por decirlo así.

Un tema aún más recurrente en los mitos de creación es la formación del mundo desde el cadáver de un gigante. El primero que se me viene a la mente viene de la mitología nórdica. Mucho antes de Odín, había una vaca que lamía icebergs y de uno de esos témpanos sale un gigante que eventualmente moriría y al igual que P'an ku dio origen a valles y ríos y seres desde su cuerpo.

Gracias por compartir estas leyendas.

**kadannek** dijo...

-Amalia: Gracias por tu visita. Habría sido interesante saber qué te pareció. Saludos.

-IIesin: Estoy de acuerdo, justamente por eso traigo esta visión, que es algo desconocida para occidentales. Saludos!

-Beauséant: No necesariamente es aburrida, la parte más oculta es maravillosa, pero sólo nos quedamos con su información superficial. Su historia es muy rica, el problema está en cómo lo llevan ciertos grupos. Gracias por pasar!

-Recomenzar: Me alegro que esto sea un disfrute para ti. Me habría gustado saber qué te pareció la historia. Saludos.

-Maite S.R: Siempre es placentera tu visita, tus comentarios son muy satisfactorios. Comparto tu idea, esta realidad es parte de la conciencia suprema, vivimos "en el cuerpo-mente" del Todo para que pueda reconocerse y experimentarse a sí mismo.
El concepto del huevo también me encanta, porque es la síntesis del principio, el punto cero de donde de originan todas las cosas. Un abrazo, muchas gracias por venir!

-Laura M: AJajja me sorprendió pensar que fuimos pulgas y no me gusta mucho eso, así que prefiero la opción de haber nacido desde el corazón de este ser. Me da gusto tu visita. Saludos.

-BlueSilence: Gracias por abrirme un poco la visión de estas historias. Ahora aprecio un poco más la primera versión. Había olvidado el detalle de los animales místicos-sagrados que se nombran como símbolos de cada punto cardinal.
Es cierto que se cuentan en muchas leyendas el nacimiento de grandes seres que al morir dan nacimiento a regiones o mundos enteros, es algo muy curioso.
Por cierto, el relato de la vaca sagrada también lo había olvidado. Siempre me ha parecido un poco extraño, y la forma en que me lo explico, es teniendo en cuenta que para ciertas zonas de medio-oriente y oriente como tal, la vaca es símbolo de la madre cósmica, que da vida a todas las criaturas. Muchas gracias por venir, me alegra verte!

Hada Saltarina dijo...

Pienso que los humanos nos empeñamos en explicar todo lo que no conocemos encuadrándolo dentro de nuestros ĺmites estrechos y por eso no alcanzamos la última realidad. Pero creo en la existencia y esencia de un ser ilimitado del que procedemos, que no tiene principio ni fin, al que llamó Dios, Padre, Creador, Hacedor.... Y tantos nombres que indican que no tiene límites, a diferencia de quienes fuimos creados por Él.

Besos

**kadannek** dijo...

-Hada Saltarina: Gracias por tu comentario. En lo personal valoro mucho la cosmogonía de cada cultura, pues muestra distintas versiones de una realidad, de un hecho o cosa puntual. Pienso que es muy rico conocer las explicaciones, conceptos y símbolos que da cada grupo cultural a sus propios orígenes como sociedad-tribu, al mundo, al universo y cuestiones divinas. Un gran saludo.