miércoles, 21 de septiembre de 2016

Equinoccio de Septiembre


(Construcción Maya, México)

Los Equinoccios son momentos muy especialmente particulares en el año, siendo su característica principal el hecho de que ambos hemisferios terrestres son igualmente iluminados por el astro rey, al encontrarse a la misma distancia de éste, además, tanto la noche como el día tienen la misma duración (y en todo el planeta), lo que para los más curiosos podrá significar un evento emocionante. 
Otro dato de interés es que el Sol sale con mucha exactitud por el Este y se pone exactamente por el Oeste. Hay una sincronicidad matemática y astronómica bellamente geométrica, e increíblemente equilibrada y precisa.

Un Equinoccio es muy llamativo en varios puntos, siendo el agrícola uno de los más notorios, ya que para el hemisferio sur del mundo, marca la llegada de la Primavera, y con ella, el despertar de las flores y la cosecha de distintos vegetales y frutos. 

Este cambio de estación influye bastante en el temple anímico de la gente, y aunque las reacciones varían de persona en persona, en términos generales, los niños se vuelven inquietos y traviesos, en los adolescentes se enfatizan los aspectos románticos positiva o negativamente, pues existe el mal estigma del aumento en el índice de suicidios primaverales. En los adultos puede surgir un replanteamiento amplio de su vida y una tranquila alegría o una depresión fulminante. La gente mayor parece querer recomenzar a movilizarse junto con el clima más templado, aunque las alergias irritan a cualquiera. Como podemos ver, este cambio de estación puede ser mortífera en términos psicológicos, pero de la forma en como yo lo veo y en como sugiero sobrellevar esta etapa, es dándole la bienvenida a la nueva energía que se carcomerá eso viejo en ti que debe irse, pues como dijo mi gran amigo buda: “No es el cambio lo que produce dolor, sino la resistencia a él”
Algo parecido puede pasar en el hemisferio Norte con el Otoño, una fase de ensimismamiento y resguardo, en la que muchas personas, al igual que las plantas de estación, se marchitan (sentimentalmente hablando), para en el mejor de los casos, renacer próximamente. Pero ambas estaciones traen la posibilidad de desprenderse y practicar el desapego.

Así que un Equinoccio, no sólo es un fenómeno que marca un cambio de estación, ni un espectáculo astronómico o un encuentro astrológico, sino que se abre para nosotros una oportunidad de nuevos comienzos. 

Este Jueves 22 de Septiembre es el Equinoccio de Primavera u Otoño, respectivamente. En Chile será a las 11:21 de la mañana. Momento cumbre para recibir la energía solar y activar todos nuestros centros energéticos con las fuerzas masculinas emitidas por el Sol, en alineación con La madre Tierra que nos nutre y renueva. 

¿Qué hacer? ¡Celebremos! 


Aunque se rinde homenaje a muchas deidades femeninas relacionadas con la fertilidad, no me enfocaré en alguna en particular, pienso que la gran divinidad que las reúne a todas es Gaia, la mismísima Tierra, nuestra perla azul, nuestra reina natura. Así que lo que sugiero es conectar con alguna actividad que te permita sentirte unido en dulce sintonía con ella, será lo mejor para ti. Caminar al aire libre, sentarte en la arena y contemplar al mar, regar y cuidar tu jardín, encender una fogata y cantar.

Es una fase genial para renovar guardarropas o reorganizar los muebles. Un cambio de look o cortarse el cabello y ofrecerlo al jardín como abono ¿por qué no? así una parte de ti estará con la diosa madre. Siempre llama a tu intuición.

Cultiva un deseo

Sembrar (para los que pasamos a primavera) no sólo es presentar nuestro respeto a la gran madre, es cultivar un deseo y una intención amorosa, la cual puedes potenciar escribiendo una frase que te motive en un papel y poniéndola dentro de la maceta o tierra en donde plantarás una semilla, vegetal, arbolito o flor. Le regarás con dedicación y amor, disfrutando de la sensación de un deseo ya cumplido. Puedes pedir algo tan simbólico y clásico como paz o amor, pero también tratar asuntos de éxitos, en cuanto a tu realización personal, laboral o económica. Puedes pedir estabilidad, concreción y buen proceso para desarrollar proyectos nuevos. 

Puedes hacer regalos simbólicos, como frutos, semillas, decoraciones que representen la primavera o una simple reunión para disfrutar el momento. ¡Sé creativo!

Meditación de conexión y renovación:


Para los más flexibles, pueden realizar un saludo al Sol, con posturas de yoga, pero también puedes ponerte de pie, ubicar al astro rey, cerrar los ojos, respirar profundo, elevar las manos y darle las gracias por nutrir la tierra, por dar vida y calor. Lo que de tu corazón nazca. Luego, de pie o sentado puedes imaginar que salen raíces de tus pies, atravesando una a una las capas de la tierra hasta llegar al núcleo de la misma. Le pedirás permiso para hacer este ejercicio de conexión y limpieza. Puedes agradecerle por sostenerte, por darte un lugar sobre su cuerpo, por brindar tantos regalos desde tus ancestros hasta tus descendientes. Y lo que surja de tu interior. Siempre respirando de forma natural y calmada. Sentirás que ella te ha oído y desde su núcleo fluirá por tus raíces una potente y amorosa luz energética, que puede ser roja, naranja, verde, blanca o el color que prefieras. Esa luz irá desbloqueando y nutriendo tus chakras principales, pero si aún no sabes ubicarlos bien, sólo visualiza cómo se llena de luz todo tu cuerpo poco a poco, sin olvidar ninguna parte. Esta luz saldrá por tu coronilla y se extenderá como un tubo blanco o violeta hasta el cielo atravesando al Sol. Ya le diste tu saludo, pero ahora pídele permiso para tomar de su sabía energía. Siente cómo un rayo dorado intenso y paternal desciende por el tubo blanco o violeta potenciando su energía. Éste penetra por tu cabeza, enciende una vez más tus chakras y cuerpo, especialmente en tu frente (conciencia), en tu corazón (Amor-magnetismo caliente) y en tu estómago (plexo solar), mantén la imagen de 3 soles vibrantes en esas zonas mencionadas, acumula energía y cuando lo sientas, llévalas hasta tu chakra raíz que se aloja en el perineo, desde ahí enviarás dicha energía a la Tierra. Puedes repetirlo 2 o 6 veces más, para formar ciclos de ida y regreso; de la Tierra al Sol y del Sol a la Tierra, como una forma de devolución y retribución amorosa. En el proceso agradece el instante, la posibilidad de vivir este momento, de disfrutar y recibir este Equinoccio, que traerá frutos a tu vida, fertilizará tus proyectos y nutrirá tu mente, tu corazón y tus cimientos.



(Chakras o puntos energéticos)

*Nota: Puedes reinventar este ejercicio, simplificarlo o profundizarlo más, pues esta es la forma en como yo lo hago. Sé libre de fluir y sentir tu sapiencia interior.



(Ostara, diosa de la germinación, del amanecer y la fertilización)



5 comentarios:

Ilesin dijo...

Muy hermosa y llena de energía tu entrada. Que tengas una feliz entrada al equinoccio.
Besos

Maite S.R dijo...

Precioso día, y tiempo. Para celebrarlo. Para bailar, alegrarse, y además practicar un ejercicio como el tuyo que seguro que nos llena de energía.
Muchas gracias. Lo practicaré frente al sol, en la playa, en esa hora mágica en que todo se ilumina.
Aquí, en España, nos comienza el otoño. Una estación bellísima. Y también es renovación, desapego, inicio de nuevas cosas y fin de otras.
¡Qué disfrutes mucho tu primavera!

Besos y luces :)

Hada Saltarina dijo...

¡Feliz primavera para ti, y otoño para mí...! Es verdad que afectan los cambios de estaciones, pero no siemprenegativamente si, como dices, no nos resistimos tanto.

Besos

Beauséant dijo...

sea como sea, disfrutemos del Otoño.. o disfrutaremos, porque por esta zona se esta haciendo de rogar más de lo normal ;)

**kadannek** dijo...

-IIesin: Un agrado tenerte por aquí. Feliz Equinoccio también para ti. Un abrazo.

-Maite S.R: Espero que hayas disfrutado del ejercicio y que haya sido totalmente renovador y energizante. Feliz Otoño para ti, linda, una de mis estaciones favoritas por su particular encanto. Un abrazo grande.

-Hada Saltarina: Feliz Otoño para ti, aunque todas las estaciones tienen su magia, el Otoño es muy especial para mí, así que disfrútalo mucho. Trae muchos cambios y es bueno aprender de ellos sin resistencia, pues es más sano. Un abrazo cariñoso.

-Beauséant: Es curioso el hecho de que las estaciones se atrasan o adelantan en los últimos años, es como si las viviésemos desfasadas; pero lo importante es que lleguen jajaja. Cariño.