jueves, 10 de noviembre de 2016

Penúltima Superluna del año y su poder sanador




Este Lunes 14 de Noviembre viene la penúltima superluna de este 2016 y además, ¡la más grande de los últimos 70 años! Los especialistas indican que no volveremos a ver una así de brillante y cercana, sino hasta aproximadamente el año 2034, un regalo magnífico para las generaciones más jóvenes. ¡No desaprovechemos la oportunidad! No sólo se trata de un espectáculo astronómico, sino de una fuerza sanadora tremenda que nos regala la galaxia.

PiedrasAlgo que les recomiendo, y que yo misma haré sin dudar, es cargar todas mis piedras, minerales y objetos de poder con esta sagrada energía lunar. Limpia estas gemas con agua e incienso o con tu aliento primero para purificarlas, y luego expónelas durante toda la noche a los rayos de este hermoso satélite natural.

Situaciones dolorosas: Para el hemisferio Norte, durante el mes de Noviembre, esta luna llena es conocida como “Luna de duelo” o “Luna de la Lechuza”, entre otros muchos nombres. Ideal para dejar ir situaciones, personas, recuerdos y emociones que no se desean más en nuestras vidas. 
Aquí les dejo un hermoso ritual muy detalladamente explicado por Asi Hidalgo en la página Hijas de la Tierra. El cual consiste en acercarse al mar, conectar con los elementos, escribir en papel (ojalá reciclado) cosas que deseamos borrar y mejorar. Algo parecido a lo que les he recomendado en artículos anteriores, como escribir en la arena, tachar las palabras y entregar el asunto a las aguas.

Sanación del linaje: Pero algo que tanto los del hemisferio Norte como los del Sur podemos hacer, es trabajar sobre la sanación de sus linajes femeninos (e incluso masculinos si están en ese proceso). Si van a trabajar con el primero, les sugiero hacer una meditación para sanación de útero, tengan uno físico o no, la idea es conectar con el útero en su aspecto energético-simbólico, para desbloquear las heridas emocionales tanto personales como de generaciones pasadas. Liberar el potencial de su sexualidad sagrada y sobre todo, volver a anclarse con la madre Tierra. Aunque esta meditación la detallaré en profundidad en otra entrada, les pido que se guíen por la intuición. Imaginar que su útero se llena de una gran luz vibrante, de la que nace un bello árbol que las contiene a ustedes, a sus madres, hermanas, abuelas y otros ancestros femeninos, el cual extiende sus raíces por sus piernas y se expande por toda la Tierra, conectándolas con todas las mujeres del mundo, sobre todo con las que son queridas por ustedes, y entre todas se nutren mutuamente en conocimiento, amor, fraternidad y energía, la cual va de regreso a sus úteros, y de él hasta sus corazones, donde nacen de las flores más grandes y hermosas jamás vistas, y desde aquí, hasta su frente o coronilla, purificando la consciencia, lo que permite abrir un portal hasta la Luna, quien las envuelve con un manto blanco de protección, limpiando, sanando, borrando las memorias dolorosas de ustedes, de sus familias y de otras generaciones. Ahora están conectadas a dos grandes Madres: Una madre Lunar que les da la inspiración y luz para guiar sus caminos, y una madre de tierra, que les permite conectarse con todo su entorno y hermanas. Pueden modificar esta meditación visualizando a los hombres de su familia si es que trabajan en el linaje masculino.

Los hombres pueden hacer lo mismo o imaginarse dentro de un útero sagrado dentro de la Tierra, el cual les brindará el conocimiento del aspecto femenino para sanarlo en ustedes mismos y a la vez, ayudar y conectar con todas las mujeres de su historia. Contarán también con la luz purificadora de esta gran Superluna llena.

Artículo anterior en donde se explica más sobre las Superlunas, en Superluna en Aries

6 comentarios:

Demian dijo...

Muy interesante tu entrada. Gracias muchas cosas obviamente no sabia. Un abrazo enorme

Beauséant dijo...

Conectar con todas las mujeres de la historia...

No sé yo si eso es buena idea. Si me cruzo con Margaret Thatcher te juro que da un síncope :)

Un abrazo

Intentaré que me pille con la cámara preparada, para mi, el hacer fotos, tiene algo de sanador.

Hada Saltarina dijo...

Hola Kadannek!

A veces por don de yo vivo, tengo la suerte de ver una luna inmensa y de un color anaranjado, haste que se va poniendo en lo alto ya con su peculiar tonalidad blanca plateada. Siempre me ha gustado la luna; de niña me gustaba comprobar que si ecahba a correr ella me seguía a todas partes.

Te deseo un hermoso fin de semana

Antártida - dijo...

Me estoy preparando en el tema de "situaciones dolorosas" y, de paso, ya tengo la cámara en posición. Quién sabe, quizá logre una buena toma.

Gracias por la info!

Maite S.R dijo...

No me voy a perder este acontecimiento.
Y me uniré a la luna en un ejercicio de limpieza. Es una luz mágica.
Interesante lo de los linajes. Muchas heridas nos llegan heredadas, y es muy bueno aprovechar esta energía que se nos regala.
Gracias por tan buena información y por recordarnos este maravilloso encuentro con nuestra energía de plata.

Un abrazo muy grande, y feliz unión lunar :)

**kadannek** dijo...

-Demian: Muchas gracias por ser casi siempre el primero en visitarme y comentar. Me da gusto que se te haya hecho interesante. Un abrazo.

-Beauséant: JAjajja Tienes razón, suena un poco peligroso, pero con conectar con todas las mujeres del mundo, nos referimos en un sentido de hermandad, para honrar al sagrado femenino en ti. Por cierto, también considero sanadora la fotografía. Me alegra compartir esa visión contigo. Saludos.

-Hada Saltarina: De verdad me causó mucha ternura tu experiencia de niña. Seguramente no somos las únicas que han experimentado lo mismo. También me alegra que tengas esa vista panorámica tan privilegiada!

-Antártida: Todo vale para ser feliz, mejorar y sanar. Espero que tu experiencia haya sido muy gratificante, chica.

-Maite S.R: Espero de todo corazón que haya sido sumamente purificador y sanador recibir esa luz mágica-lunar para ti. Algún día me gustaría conocer tu experiencia con este momento. Un abrazo bien grande!