lunes, 31 de diciembre de 2012

No a la pirotecnia, salvemos vidas!




 Los fuegos artificiales son estéticamente muy atractivos a la vista y enfatizan una celebración, anunciando un término o el inicio de algo, como en el caso de año nuevo. Pero la parte que no vemos es que dañan la capa de Ozono, y por otro lado, contribuyen a la contaminación acústica y sobre todo al miedo de nuestras mascotas, las cuales se ven afectadas por ruidos estrenduosos y dolorosos para sus oídos (cuyos niveles auditivos son muchos niveles más elevados y agudos que los nuestros). Tan sólo imaginen que oyen disparos de la nada, cualquier día al año, con gente gritando eufórica y quién sabe por qué ¿la torturan acaso? sienten pánico y creen sus vidas en riesgo. Ellos ignoran que es un festejo-un tanto absurdo- y por ello se alteran, quieren huir y muchos lo hacen, es por ello que al día siguiente no sólo hay perros perdidos, sino heridos e incluso muertos. 



Muchos sin poder ser encontrados jamás; Por ello no olvides poner placa de identificacion al collar de tu mascota, con su nombre, un teléfono o dirección de contacto para que alguien se apiade y pueda ayudarte a reencontrarte con tu mascota.


Los que sufren de crisis de pánico entenderán lo que siente un animal que tiene miedo a morir. Es prácticamente la misma crisis que ellos sufren: Estrés, angustia, confusión, temblores, taquicardia, ahogo, náuseas, descontrol, miedo a morir, parálisis, desmayos e incluso infartos.



Otros consejos importantes son:

-En lo posible, no llevar a tu mascota a ver los fuegos artificiales, intenta que se mantenga alejada de ellos y así disminuirá su miedo a causa de las luces y los ruidos explosivos.

-Déjala en un sitio cerrado, pero en donde no hayan elementos peligrosos que puedan herirlo como ventanas, envases de vidrio o elementos puntiagudos que le lastimen en caso que comience a correr o querer escapar de los ruidos. En el mejor de los casos, acompáñale, tendrá miedo y sólo tú le podrás dar algo de seguridad y protegerle de algún peligro.


-Si saldrás de casa, lo mejor será que en ese día le des una caminata larguísima, llena de juegos, ejercicios y actividades que pueda disfrutar y gastar energías, lo que quizás funcionaría para mantenerlo un poco más tranquilo y cansado durante la noche.

-Unos consejos muy útiles que encontré en twitter por AnimaNaturalis son los siguientes:
  Puedes acostumbrar paulatinamente al animal de compañía reproduciendo efectos de pirotecnia en tu equipo de sonido o móvil 

  MUY IMPORTANTE Conduce con precaución: puede haber animales aturdidos y asustados en la calle 

-También se aconseja llevarlos siempre con correa para que no se descontrolen ni les pierdas de vista.


Sé responsable, no uses pirotécnica, muchos salen gravemente lastimados, no sólo adultos, sino niños, aves, gatos y perros mayormente. No seas parte de ese grupo de desgraciados infelices sin criterio formado. Hagamos la diferencia; Celebremos en paz y con respeto hacia la vida.



Sé que decir No a la Pirotecnica en año nuevo (o en fiestas patrias) suena a un objetivo utópico, pero al menos disminuyámosla y dejemos que sólo centros o instituciones con instrumentos más "profesionales" se encarguen de ello, en vez de que usuarios comunes y corrientes, y sobre todo irresponsables se encarguen de agredir más los valores de vida.

Fuente: Libertad Natural


1 comentario:

TriniReina dijo...

me temo que esto es una lucha perdida. Lo digo porque hay verdaderos "amantes" de la pirotecnia, enganchados diría yo.
Aquí donde vivo raro es el día que no suenan cohetes y molestan a personas mayores o enfermos o animales. Vamos, que para quemar pólvora no existe la crisis.

Saludos