miércoles, 25 de octubre de 2017

La enfermedad desde una mirada holística



La forma en que la medicina holística ve la enfermedad es un poco diferente de la manera en que la ve y trata la medicina tradicional, la cual se enfoca en patógenos externos, genética o eventos circunstanciales que disminuyen las defensas del sistema inmune de la persona (lo que no deja de ser cierto, pero incompleto). La medicina holística, por su lado, ve la enfermedad como un amplio sistema de comunicación energético, en la que el Gran Espíritu que habita en cada persona y a la vez en todo el universo, intenta transmitirle un mensaje para que pueda abrirse paso al cambio. Podemos simplificarlo de otra manera si no resuenas con la explicación reciente; El cuerpo enferma para que te escuches y finalmente atiendas los aspectos discordes e inconclusos que no enfrentas en tu vida. Tu subconsciente envía señales en forma de síntomas para que focalices tu atención en determinadas áreas. Es, aunque no lo parezca, una manera simbólica y directa en la que tu mente, tu alma, tu campo electromagnético y cuerpo físico intentan expresarse para que oigas, comprendas, aceptes y soluciones.

Dicho esto, la enfermedad, es entonces una alarma, un aviso y/o un mensaje para prestar atención e ir hacia dentro de ti. Hay que ver la enfermedad desde una mirada más amorosa, como una oportunidad de crecimiento y no de castigo. Deja de lado esa limitante y egocéntrica creencia, la cual dicta que tu enfermedad es una deuda karmática, una cruel broma del destino o azar, o una sanción ante tus errores del pasado, ya que te quedarás en una cárcel mental en donde serás siempre una víctima indefensa, incapaz de hacer algo consigo misma para sanar. 

Queridísimo lector, todos somos creadores de nuestra realidad. Si llegamos al punto en el que estamos, para bien o para mal, somos los principales responsables, aunque otras personas o eventos hayan contribuido. Con esto no digo que tú, necesariamente, hayas pedido y querido de manera consciente esta enfermedad que te aflige, ya que todos en nuestro sano juicio deseamos bienestar, pero participamos muy activamente en atraer y crear nuestra realidad actual, a sabiendas o, inconscientemente, como sucede en la mayoría de las personas. Hay casos aislados cuando se trata de seres que nacen con enfermedades de alguna condición genética o hereditaria, lo cual profundizaremos más adelante, pero a grandes rasgos, es una misión personal conectada con una misión colectiva-familiar para sanar patrones mentales e historias genealógicas insanas. Según algunas disciplinas holísticas lo que se hereda no es la enfermedad, sino los patrones de creencia en ella.

¿Qué es lo que nos enferma?

Lo que nos enferma son las emociones y los pensamientos maldirigidos, en conjunto con nuestros actos y falta de cuidado personal. 

Una mala palabra, un evento confuso, un paralenguaje ofensivo, una experiencia traumática, todo suceso por mínimo que parezca, causa impresiones y huellas emocionales, las cuales gestan ideas y percepciones subconscientes que lastiman poco a poco si no las cuidamos; esto también ocurre a la inversa: Un concepto impuesto o autoimpuesto puede nutrir emociones y sentimientos de rechazo ante ti o tu alrededor si no lo atendemos. Por eso se hace tan necesario ir hacia el origen de cada cosa que enjuicias, de cada tradición que predicas sin cuestionamientos o de cada sensación negativa que algo te provoque, ya que movernos en la vida por inercia, por costumbre o, por el contrario, de forma descontrolada, te aleja de quién eres y de lo que podrías llegar a ser.

¿Qué propone la medicina holística?

La medicina holística propone escuchar en profundidad tu cuerpo y ser interno de modo íntegro, entendiendo que la manifestación de un síntoma es un llamado de atención o la expresión de algún aspecto o parte de ti que necesita ser debidamente cuidada, todo esto por medio de la comprensión, aceptación y liberación para que finalmente se produzca la tan esperada sanación con ayuda de técnicas y elementos de vibración amorosa, como lo son las hierbas, aromas, masajes energéticos y un conjunto de terapias para que encuentres el camino de regreso a la salud.

Un abrazo de luz a todos.


21 comentarios:

Aurea Fernández dijo...

Un cordial saludo, Kadannek.
Hace algún tiempo, una amiga en común me recomendó leerle y, desde ese entonces, lo hago.

Me atrevo a escribirle porque el tema que toca me es algo confuso y, en absoluto, trato de contradecirle o robarle mérito a sus palabras, pero sí tengo ciertas diferencias con su postura.

Tengo entendido que en la medicina holística se ve al ser humano como una unidad entre cuerpo, espíritu y alma y que en esta temática, no se trata a la enfermedad sino a la persona, al individuo. Sería la diferencia más radical con la medicina tradicional. Ahora bien, mi confusión o, mejor dicho, mi falta de "fe" hacia esta "falsa ciencia", es que no cura. No sé, porque soy muy ignorante en esta materia, si la medicina holística aplica para cualquier enfermedad en cualquier grado; o mejor dicho, trata al cuerpo que padece cualquier enfermedad en cualquier grado.

Entonces, si no se ataca a la enfermedad ¿cómo sanar? ¿Es acaso, un proceso más bien psicológico que ayuda al individuo a sobrellevar la enfermedad y a poder estar en calma para que ésta no avance tan rápido, por ejemplo?

Podría buscar por internet información al respecto, incluso lo hice antes de atreverme a comentar, pero encontré más bien conceptos diversos y ese choque entre la medicina tradicional (científica) y la holística, cayendo en discusiones ofensivas que no vienen al caso.

Gracias por dejar un tema interesante y aún en cuestionamiento.

Saludos desde Alicante, España.
Lau.

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Creo que es como dices. Que detrás de cada enfermedad de cada síntoma, hay una lección, un llamado y un aprendizaje. En nosotros está el oírlo o no

paz&Unidad

Isaac

BEATRIZ dijo...

Pero entonces ¿La medicina olìstica no prescribe ningun farmaceùtico? debe ser todo un arte poder sanar sin medicamento. Me gusta lo de no sentirse vìctima, màs que de sì mismo.
Si creamos nuestra propia realidad, entonces somos los culpables de todo lo que nos pasa. Por ello creo en cuidar el cuerpo y la mente. Trabajar con ellos, no contra ellos. Muchos se matan haciendo ejercicio fìsico, lo cual acaba produciendo algo desfavorable a la larga, pues no saben la medida de su propio cuerpo.

Feliz domingo.

maría del rosario Alessandrini dijo...

En mi creencia veo las cosas muy parecida, el hombre llama, todo lo que le pasa en la vida, eso que parece ser una ambigüedad, no lo es, si estas confiado trasmites tranquilidad, estas seguro de ti mismo, y crees en Dios, nada puede sucederse, eres una persona sana, físicamente espiritualmente, así lo veo y lo creo, gracias amiga por este escrito.
Abrazo

Beauséant dijo...

Me temo que este es uno de esos textos en los que no estaremos muy de acuerdo.Es decir, creo que se pueden extraer conclusiones muy valiosas de lo que dices y sí creo que son muy responsables de lo que somos, achacar todo a la circunstancias o al azar es delegar responsabilidades. Pero frases como: "Lo que nos enferma son las emociones y los pensamientos maldirigidos, en conjunto con nuestros actos y falta de cuidado personal. " me parecen que simplifican demasiado factores muy complejos.

Pero, de acuerdo o no, siempre extraigo enseñanzas interesantes de tus palabras.

Sophie dijo...

Muy interesante. Me gustó sobre todo esta parte: "Hay que ver la enfermedad desde una mirada más amorosa, como una oportunidad de crecimiento y no de castigo...¨" coincido contigo y creo que soy un ejemplo de lo que afirmas, enfermar por no haber un equilibrio, por una alarma que no deseaba escuchar, por emociones y cosas reprimidas... ahora sabemos mucho más que no solo tu cuerpo enferma sino que todo está conectado como dices y tarde o temprano si algo te pasa se ve reflejado en tu cuerpo. Lo importante es escucharlo, así cueste a veces... eso intento
Gracias por compartir, abrazo

lunaroja dijo...

Hace tiempo que vengo leyendo, investigando e incluso tratàndome con terapias que no son las "científicamente aceptadas" y me han funcionado.
Realmente creo que el gran trabajo que hacemos,tiene que ser desde la búsqueda interna de aquellos factores o emociones que terminan enfermandonos.
Ser muy conscientes de que nuestro cuerpo,en algún momento NOS AVISA,a través de la enfermedad,de que algo va mal...
Me encantó tu artículo, es muy ilustrativo,y sobre todo un llamado de atención hacia nuestro interior, hacia esa conexión que muchas veces queda en el olvido.
Gracias también por tu generosidad,Kadannek, en mi Blog, me hace muy feliz y me siento muy honrada con tus comentarios!
Un besazo!

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Somos seres inmensamente complejos, partes de un universo que se descubre y la enfermedad es parte de ese camino y por eso creo en lo que dices

Paz@Luz

Isaac

**kadannek** dijo...

Primeramente quiero ofrecer disculpas por tardar tanto en publicar sus comentarios. He estado bastante ocupada, y no es sino hasta ahora que se me da el tiempo. Gracias por su atención y aportes.

-Aurea Fernández: Agradezco tu interés en el tema, y lo primero que deseo aclarar es que no se le llama falsa ciencia, sino terapias alternativas complementarias, medicina holística, medicina integral, entre otras. Vale aclarar que la medicina tradicional nace de la medicina holística, te invito a estudiar la historia de la medicina china para obtener datos informativos más específicos. O incluso puedes ver que la fitoterapia se usa en fármacos naturistas como convencionales.
Es cierto lo que mencionas, la medicina holística trata al individuo de manera integral, desde la mente, las emociones, el cuerpo y el alma, y justamente por tratarlo desde su completud es que se trata a la enfermedad también, que es parte del individuo, el asunto es que se va a la raíz de la misma, que muchas veces tiene causales psico-emocionales. Un ejemplo puede ser un niño con asma, además de poseer un déficit pulmonar, quizás por un mal desarrollo congénito, psicológicamente es un ser que no desea vivir y tiene miedo. Saber esta fuente psico-emocional ayuda a saber guiar al niño, nutriendo su autoestima, además de darle sus medicinas, sean halópatas o convencionales.

Saludos.

-Sólo el amor es real: Exactamente, estimado. Hay que saber oír la voz de la enfermedad para mejorar y entender qué aprendizaje quiere darnos.
Quizás es como dices, muchas veces la enfermedad es un camino de descubrimiento.

-Beatriz: Dentro de algunas ramas de la Medicina Holística se dan fármacos, un ejemplo sería la Naturopatía, la Homeopatía y las Flores de Bach, entre otros. La fitorerapia es un gran ejemplo de medicina natural, que se emplea tanto en fármacos tradicionales como holísticos.
Y ciertamente tienes razón en que deemos dejar de vernos constantemente como víctimas, hay que tomar responsabilidad sobre nuestras acciones o falta de ellas.

-María del Rosario Alessandrini: La clave está en el balance de las cosas, en mantenerse en una constante búsqueda de equilibrio. Si estás en paz contigo mismo lo estarás con el mundo que te rodea, y a la vez lograrás transmitir esa misma paz, y en el mejor de los casos, contagiarla. Uno es el que atrae sus propias circunstancias de vida, va en cada quien cómo reaccionar ante esas eventualidades. Muchas veces los sucesos son en realidad neutrales, y uno decide si eso le afectará negativa o positivamente.
Gracias por tu visión.
Un abrazo.

-Beauséant: No pretendo convencer a nadie, sólo compartir una visión, así que a la vez agradezco la sinceridad de tu postura. Cabe aclarar que explique de forma simple algo que es esencial, muchas veces creemos que entre más complicado suene más razonable es. Olvidé mencionar que también hay factores energéticos en la ecuación. Saludos.

-Sophie: Muchas gracias por compartir algo tan importante de tu persona, es muy valioso el aprendizaje que haz hecho por medio de tu enfermedad. Aprendiste que escucharte en serio es la única manera de sanaer de verdad, y que todo síntoma manifestado es una alarma que pide una transformación. Practicar el desapego, dejar de acumular emociones, recuerdos y pensamientos negativos es sumamente relevante para una sanación profundo y real. Reprimirse no sólo obstruye la salud, también el avance natural de tu vida, tus proyectos y metas. Ahora que aprendiste que debes oírte más, poco a poco retomarás el camino y podrás avanzar más libremente.
Un abrazo.

-LunaRoja: Un placer tenerte de regreso, admito que se te extrañana por estos lares. Me alegra que hayas ido hacia esas terapias que resonaron contigo para mejorar. Nuestro cuerpo es muy sabio y se está constantemente comunicando con nosotros y nuestro entorno, sólo hay que estar atentos ante sus síntomas para ver qué nos está perjudicando.

Gracias por venir y dejarme tu tan lindo aporte

**kadannek** dijo...

Agradezco también a las personas que se expresaron sobre este artículo por otras redes sociales.

Twitter:

-Cinthya: Me alegra que esta información haya sido de tu agrado e interés. Espero que ya estés mejor de la garganta, y algún tip que te recomendé sea de ayuda.

-Guiss: Gracias por tu constante apoyo a mis proyectos y al mundo de la consciencia en general.

-María Clara: Gracias por siempre estar atenta a mis entradas. Me alegra tu sincero interés hacia estos asuntos, y sobre todo, tu tan sabia visión de las cosas, son de mucha ayuda.

Facebook:

-Selena: Siento tu apoyo en cada publicación, gracias por estar ahí siempre. Es maravilloso que puedas encontrar la medicina en tu corazón y compartirla.

-Virgi: Me alegra que te ayuda gustado la información. Saludos.

Por último, gracias a todos quienes compartieron. Abrazos!

Ángela dijo...

Me ha alegrado leer este post y comprobar que mi sentir y vivencia concuerdan con él.
"Somos creadores de nuestra realidad", cierto.
Y convencida de que las emociones, los pensamientos...pueden enfermar el alma y el cuerpo, los mimo, los cultivo y los protejo.
Un abrazo Kadannet.

Kasioles dijo...

He leído con detenimiento tu entrada y me parece muy interesante.
Estoy de acuerdo en que nuestro cuerpo es el primer delator de lo que en él sucede, si nos observamos internamente, nos daremos cuenta de que, al primer síntoma, algo marcha mal, es como la voz de alerta para que estemos pendientes y meditemos sobre lo que nos pasa o averigüemos la causa que nos lleva a sentirnos así para remediarlo.
Hay enfermedades que, antes de manifestarse somáticamente, están en nuestra mente.
Agradezco mucho tus letras y estoy encantada de haber regresado con todos vosotros.
Cariños.
kasioles

**kadannek** dijo...

Desde Twitter AnaMaría comenta:

Totalmente de acuerdo. Muy buen escrito.
Nuestro ser interno se comunica a través de nuestro cuerpo físico hablándonos de patrones, lo que hay que soltar...
Me encantó tu visión de la salud.

Mª Jesús Muñoz dijo...

Kadannek, te agradezco que toque estos temas, que nos ayudan a comprendernos a nosotros mismos como seres de cuerpo y alma...Estoy de acuerdo que la enfermedad es un toque de atención, una oportunidad para superarnos y profundizar en la raíz de nuestros males.Hace tiempo que me di cuenta de ello. Ahora, gracias a mi artritis, soy consciente de que lo físico y lo emocional van profundamente unidos. La medicina tradicional nos ayuda, pero al mismo tiempo es necesario una buena actitud mental, ejercicio físico, sana alimentación y renovar patrones de conducta,que nos paralizan y nos impiden avanzar.El espíritu nos ayuda a mirar en perspectiva, a comprender y profundizar en el pasado para entender el presente. Todo ello nos lleva a una aceptación esperanzada, que nos proyecta hacia adelante con confianza en la vida y en nosotros mismos.
Te agradezco tu cercanía entrañable, que aporta siempre conocimiento, ánimo y amistad.
Te dejo mi abrazo y mi cariño, Kadannek.

Demian dijo...

Un placer leerte como siempre compañera de letras.

Rayén dijo...

"...movernos en la vida por inercia, por costumbre o, por el contrario, de forma descontrolada, te aleja de quién eres y de lo que podrías llegar a ser..."

Somos seres que necesitamos de la armonía y tranquilidad, de la conexión con nuestro entorno y cuando no nos damos tiempo para nosotros, para escucharnos y para sentirnos contentos es ahí donde se resiente la salud.

Abrazos y feliz fin de semana.

angeloblu dijo...

Argomento importante, penso tu abbia ragione quando dici che pensieri negativi, atteggiamenti pessimistici, quindi squilibri emotivi possano trasformarsi in sintomi e le malattie poi sono un grido che indica che qualcosa non va bene. Il corpo poi possiede meccanismi per curasi si, in questo credo, però la questione non è così semplice penso che il corpo da solo possa curasi ma penso anche che è legato al tipo di malattia che uno ha. Insomma è un argomento importante e ci sarebbe molto da dire, io non sono molto preparata in questo esprimo solo un mio pensiero. Passavo di qua e mi sono soffermata a leggere, interessante il tuo blog sarà un piacere per me seguirti.

**kadannek** dijo...

-Ángela: Me alegra mucho saber que cuidas mucho el templo que eres, nutriéndolo con todas las atenciones que necesita. Un abrazo y mucha salud para ti.

-Kasioles: Bienvenida de regreso! Recibe un abrazo de luz. Te doy la razón en que muchas veces la enfermedad parte desde una estructura mental dañina o de una carencia afectiva no satisfecha, hay que aprender a oír al cuerpo y a nuestro mundo interno.

-AnaMaría: Muchas gracias por tu visión, das en el clavo con el aprender a soltar, ya sean esquemas o patrones psicológicos, emociones negativas, recuerdos dolorosos, etc. Liberarse es sanar. Un abrazo.

-M. Jesús Muñoz: Me da muchísimo gusto verte por aquí, un abrazo de luz! Concuerdo contigo, no podemos apartar ningún aspecto, porque somos una creación multifuncional, en donde todos los sistemas en nuestro cuerpo y alma están conectados, una parte no vive sin la otra. Gracias por los tips que das sobre una sana alimentación, ejercición, actitud y demás, todo ello contribuye a mantenernos equilibranos e ir mejorando cada vez como individuos. Cuídate mucho.

-Demian: Gracias, igualmente. Bienvenido de regreso.

-Rayén: Tocas un punto importante, el de dedicarnos el tiempo para entrar en sintonía con nosotros mismos y nuestro entorno. Estar en conexión es lo que te mantiene estable. Un abrazo.

**kadannek** dijo...

-Angeloblu: Bienvenido a mi sitio. Muchas gracias por tomarte la molestia de leer y comentar. No sé si sabes castellano o usaste algún traductor, sea como sea, se agradece el esfuerzo. Yo no soy muy entendida en el Italiano y los traductores no son muy fiables, pero en general concuerdo con tu comentario y la importancia que tienen las posturas pesimistas, los pensamientos negativos y las malas actitudes frente a la vida en general.
Es cierto que todas las personas tenemos la capacidad de autocurarnos, pero no niego la ayuda de profesionales, ya sea en la vía holística o tradicional, ayudan mucho. Hay que entender cada enfermedad para saber cómo superarla.

Un abrazo. Saludos.

angeloblu dijo...

Scusami se ti rispondo con un pò di ritardo, non conosco lo spagnolo ma uso il traduttore, questo non riporta fedelmente il pensiero scritto ma riesco a capire. E' un piacere dedicare del tempo a leggere i tuoi Pensieri. Un abbraccio.

**kadannek** dijo...

-Angeloblu: Non preoccuparti del ritardo, apprezzo lo sforzo che fai, soprattutto cercando di capire un'altra lingua. I traduttori non sono molto affidabili, ma aiutano. Un abbraccio.