jueves, 21 de abril de 2016

Geometría Sagrada I - La Esfera


Me apartaré un momento de las temáticas de relaciones humanas para ir hacia ámbitos más universales.

Hace un par de años realicé mi primer cuaderno a modo artesanal, ya que quería algo significativo para mis estudios autodidactas, ya que considero esencial, al menos en mi estilo de vida, el autoaprendizaje y la búsqueda del conocimiento por medio de la experiencia personal, sin quedarse sólo con lo que te dicen los demás. Él contiene mis apuntes sobre una ciencia fascinante conocida como: “Geometría Sagrada o Sustentable”. Quizás algunos de ustedes le conozcan, ya que en la actualidad ha estado teniendo un boom considerable, abriéndose talleres al público en general y hasta se dictan charlas gratuitas en algunas zonas.
Para quienes no están muy familiarizados con esto, les daré una pincelada de un tema vasto y profundo, al menos de la manera en como yo la entiendo.


La Geometría Sagrada se traduce como el lenguaje universal de las formas. Explica los patrones energéticos que crean y a la vez unifican todas las cosas; revela la manera exacta en que la energía  de la creación se organiza a sí misma.
Nos ayuda a comprender “la unidad” de la vida y encontrar el origen en común que tienen entre sí diversos sucesos.
Esta ciencia se enfoca en describir la Creación y/o a la Gran Conciencia; es decir, estudia cómo la conciencia se mueve en la realidad. Nos muestra que todo cuanto existe fue creado exactamente con los mismos principios básicos y siguen las pautas de un mismo patrón geométrico, desde lo más diminuto, como un átomo, hasta algo mayor, como un planeta o toda una constelación galáctica.

De forma práctica es “una meditación para el hemisferio izquierdo”, que si bien recordamos se asocia al aspecto Masculino del cerebro, el cual no cree en la unidad, por ende nos hace ver la dualidad en todo. Gracias a él tenemos la noción de lo bueno y malo, de lo divino y terreno, de lo sagrado y profano, de la vida y la muerte, entre otros conceptos.
Se trata de una actividad dinámica, en la cual no sólo te quedas como observador, por ello recurre directamente a nuestro lado racional en armonía con nuestro lado abstracto, el hemisferio Derecho, el representante del aspecto Femenino, el que busca la integración de las cosas a través de la unidad de la conciencia y el espíritu.

La Esfera:


La Unidad de conciencia es representada por la Esfera. Ésta simboliza a La Divinidad, El Todo, a Dios, La Gran Ley, La Unidad o Integración. También es vista como la eternidad (por no poseer principio ni fin) o como la perfección y la homogeneidad. En algunas culturas arcaicas fue y es vista como “El ojo durmiente de Dios”, el cual despierta o se abre si contiene un punto en su centro. 
En el Psicoanálisis toda forma circular representa el subconciente.
Es también el punto cero en donde todo está contenido antes de toda creación: “Existe todo menos lo que falta”. 
El Círculo por su movimiento circular es perfecto, inmutable, sin comienzo, sin fin ni variaciones, por ende simboliza “El tiempo”, el que se explica como la sucesión continua e invariable de instantes o la degradación de la materia en términos de tercera dimensión.


Tanto el Círculo como su forma en 3d, la Esfera, son la base de la Geometría Sagrada, puesto que pueden contener a Los Sólidos Platónicos (los 5 bloques de construcción sagrados de La Creación) y de ellos nacerán todas las figuras.
Como nota personal y el modo en que lo resumo es que el círculo es el caos contenido sin punto de referencia.
Y aunque se puede decir mucho más sobre esto, ya comentamos lo principal. La Esfera contiene a todas las formas de la existencia. Y en su honor, en la segunda parte tocaremos una leyenda cosmogónica venida de Oriente.

8 comentarios:

Maite S.R dijo...

Qué sabroso tu post... Lo has explicado de maravilla. Y has elegido unas imágenes completamente inspiradoras.
Siempre me ha fascinado este tema; ver figuras geométricas trazando las formas de la vida... Es como si Dios "hablara" con las matemáticas. Es maravilloso.
Podemos intuir fácilmente que la esfera es la figura dominante, la que todo lo contiene, la "favorita" del creador, porque todos los mundos son esféricos, desde los átomos a las estrellas. Es asombrosamente bello y enigmático; el Uno, la unidad, el caos sin referencia pero envuelto en la totalidad, la suprema Inteligencia en acción... sobre la rueda del tiempo... y en cada célula nuestra.

Seguiré tu siguiente post con el mismo entusiasmo. ¡Gracias por tu inspiración!
Un abrazo grande y sonrisas :)

Patricia dijo...

Que precioso post! Me enriqueces el conocimiento, la verdad no habia escuchado de la geometria sagrada pero me parecio muy interesante en cada punto de explicacion, jamas habia considerado la esfera de tal manera pero la verdad es que la naturaleza nos ensenya de varias maneras...Aguardare ansiosa el siguiente post sobre la leyenda :)
Besos, feliz fin de semana!!

Katerin dijo...

¡Asombroso! Contigo siempre aprendo algo.
Conocía el tema pero en los fundamentos del diseño, es decir, nada que ver con lo que planteas.
Gracias por traer esta perspectiva de la Geometría Sagrada, seguiré el tema de cerca.

Saludos.

Hada Saltarina dijo...

Recuerdo, hace años, leer libros sobre los indios americanos, y cómo explicaban muchos de ellos que los centros religiosos de corte europeo les parecían poco sagrados debido a su estructura cuadrada o rectangular, mientras que para ellos lo sagrado debía de ser representado con un círculo. Qué curioso!

Besos

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Es la primera vez que tengo noticias de esto.
Hay algo notable en la geometría. Es fundamental para el dibujo.
Se dice que el cerebro femenino tiene más conexiones entre ambos hemisterios.
Saludos.

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Muy interesante y enriquecedora tu entrada de hoy, es un tema del cual no tenía conocimiento, pero ahora sé algo sobre lo secretos de la esfera.

Un abrazo.

AMALIA dijo...

No lo sabía. Es muy interesante lo que expones.
Agradezco mucho esta gran información.

Un beso.

**kadannek** dijo...

Gracias a todos por pasar, leer, disfrutar y comentar. Me alegra que les haya gustado y nutrido.

Saludos.